Las bebidas más perjudiciales para la salud

Analizamos cuáles son las bebidas más perjudiciales para la salud: refrescos, alcohol y café. Explicamos los efectos en el organismo de cada una de ellas en el largo plazo y cómo afectan a la salud tanto física como mental.

Existen una gran cantidad de bebidas con las que tenemos contacto a diario y que son muy perjudiciales para la salud, como por ejemplo los refrescos o el alcohol. A continuación analizamos cuáles son las peores bebidas para nuestro organismo y cuáles son los efectos que causan. Generalmente, estos aparecen a medio y largo plazo.

Las bebidas alcohólicas más perjudiciales para la salud

A continuación te contamos cuáles son las tres bebidas alcohólicas que peor sientan a nuestra salud.

  • Vodka: una bebida originaria del Este de Europa, y que tiene un contenido calórico muy alto. Su graduación alcohólica ronda los 42º, y aporta nada más y nada menos que 300 kilocalorías al organismo. Además, actualmente está muy de moda la mezcla de vodka con determinadas bebidas energizantes, aumentando así su aporte calórico y su cantidad de azúcares.
  • Ron: otra de las bebidas alcohólicas más perjudiciales para el organismo. Proviene del destilado de la caña de azúcar, por lo que su contenido de azúcar es muy alto. Además, tiene un aporte calórico de 244 kilocalorías. Los riesgos de consumir ron en exceso son el aumento de probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular y el incremento de la tensión arterial. Merece la pena destacar que el ron entra en el torrente sanguíneo en apenas media hora desde su consumo.
  • Aguardiente: una de las bebidas más dañinas para la salud tanto física como mental. Con una graduación alcohólica de unos 50º y un contenido en azúcar muy alto, el aguardiente resulta muy perjudicial.

Los efectos del alcohol en el organismo

Vamos a ver ahora cuáles son los daños que provoca el alcohol en el organismo. Lo primero a tener en cuenta es que el alcohol causa un doble efecto; en un inicio genera una gran sensación de bienestar, pero más adelante comienzan a aparecer efectos negativos como visión borrosa o problemas de coordinación.

  • Funciones cerebrales: el consumo frecuente de alcohol afecta de forma grave a las funciones cerebrales, generando cambios de humor, pérdida del equilibrio, mala pronunciación…
  • Sistema cardiovascular: el consumo en dosis muy elevadas puede aumentar de forma notable la presión arterial.
  • Estómago: el alcohol también afecta a la producción de ácido gástrico, dando así lugar a una irritación de las paredes del estómago.
  • Riñón: la función renal también se ve alterada porque la hormona antidiurética reduce sus niveles habituales, generando así deshidratación.

Bebidas gaseosas y organismo

¿Las bebidas gaseosas son dañinas para la salud?

Actualmente, el consumo de bebidas gaseosas a nivel mundial está alcanzando límites nunca conocidos hasta la fecha. Este tipo de bebidas contienen grandes cantidades de sustancias que resultan perjudiciales tanto para la salud física como mental.

Publicidad

Una de las sustancias más abundantes en las bebidas gaseosas es el azúcar refinado; generalnente es fructosa extraída del maíz transgénico. Si bien es cierto que este tipo de azúcar por sí mismo no es dañino para el organismo, en las cantidades que incluyen los refrescos sí lo es. Sus efectos a largo plazo son devastadores: obesidad, aumento de probabilidades de desarrollar tumores y daño al sistema cardiovascular.

Los refrescos también contienen edulcorantes químicos como la sacarina, el ciclamate y el aspartame.

Enfermedades que causan las bebidas gaseosas

El consumo diario de este tipo de bebidas puede ser sumamente perjudicial para el organismo. Estas son algunas de las enfermedades que se pueden desarrollar a largo plazo.

  • Sobrepeso: este es uno de los efectos más conocidos de los refrescos. Su alto contenido en azúcares y la conversión de éstos en grasa de forma rápida hace que las personas aumenten de peso de manera progresiva. Actualmente, el número de personas con sobrepeso en todo el mundo está aumentando a pasos agigantados.
  • Diabetes: el consumo excesivo de bebidas azucaradas puede dar lugar a una diabetes de tipo II debido a su gran aporte calórico y a la absorción prácticamente instantánea por parte del organismo de los azúcares que contienen.
  • Insuficiencia renal: debido al contenido en ácido fosfórico de algunas bebidas gaseosas, los riñones pueden verse perjudicados en el medio y largo plazo.
  • Dopamina: algunos refrescos también contienen cafeína activa. Cominada con el resto de ingredientes, activa los centros de placer del cerebro, causando así una gran dependencia a los mismos.

No se trata de eliminar de raíz el consumo de bebidas gaseosas, pero sí de limitar su consumo si tu objetivo es llevar una vida saludable. Debes tener en cuenta que un consumo excesivo de refrescos puede causar daños importantes a la salud tanto física como mental.

¿El café es bueno o malo?

Desde hace muchísimo tiempo se viene dando un gran debate en la sociedad sobre si el café es bueno o malo. Pues bien, lo cierto es que esta bebida tiene un amplio abanico de beneficios para el organismo. No obstante, si se toma en exceso puede acabar resultando perjudicial. Así, la cantidad diaria óptima es de dos o como máximo tres tazas.

A continuación te contamos cuáles son los beneficios del café.

  • El café es una bebida rica en cafeína, de forma que es un gran estimulante del sistema nervioso central. Nada mejor que una buena taza de café para comenzar el día con energía.
  • Gracias a su contenido en tiamina, el café tiene propiedades analgésicas.
  • Uno de los beneficios más conocidos del café es que elimina los radicales libres. Así, es un gran aliado a la hora de evitar el envekecimiento prematuro tanto de la piel como de las células.
  • Esta bebida mantiene la glucemia a raya, de forma que ayuda a prevenirla aparición de determinadas enfermedades como la diabetes.
  • El café protege de forma efectiva el hígado; ayuda a eliminar un biomarcador que favorece la aparición de cirrosis.

Daños del alcohol en la sangre

Claro que el café también tiene algunos efectos negativos que merece la pena tener en cuenta. Tal y como hemos señalado, estos se dan si se consume la bebida en exceso.

  • La cafeína del café puede llegar a provocar un aumento de la tensión arterial. Es por ello que personas hipertensas deben tomar café con moderación.
  • Tomar más de cuatro tazas diarias de café aumenta de forma notable el riesgo cardiovascular porque favorece la concentración de colesterol.
  • El café puede producir adicción.

Conclusión

Como puedes comprobar, muchísimas de las bebidas que tomamos a diario tienen efectos muy perjudiciales para la salud.

En lo relacionado con las bebidas gaseosas, es importante reducir al mínimo su consumo; lo más indicado es tomarlas en momentos determinados, y no hacerlo como algo rutinario. Por supuesto, el consumo de alcohol conviene reducirse al mínimo. Y, en cuanto al café, tal y como hemos señalado, la cantidad diaria recomendada es de no más de tres tazas.

 

Las bebidas más perjudiciales para la salud
Valore este artículo


Te podría interesar