Cómo bajar la fiebre en bebés, niños y adultos: medicamentos y trucos caseros

Cómo bajar la fiebre

No son pocas las enfermedades que suelen cursar con fiebre, independientemente de la causa que las produzca. Es por ello que casi todos nosotros, al menos una vez en la vida, nos hemos visto afectados por este sistema de defensa de nuestro organismo. Sin embargo, en muchos casos, puede alcanzar niveles genuinamente incapacitantes.

Y es que, para los profesionales de la salud, una fiebre no atendida oportunamente, puede ser el origen de una deshidratación severa. El cuadro puede desembocar posteriormente en convulsiones y, en situaciones extremas, hasta la muerte. Es por todo esto que hoy nos disponemos a darte algunos tips que podrás aplicar desde tu hogar para hacerle frente a estas situaciones de forma eficaz.

Índice
  1. ¿Cómo bajar la fiebre en bebés?
    1. Medios físicos
    2. Medicamentos
  2. ¿Cómo bajar la fiebre en niños?
    1. Medios físicos
    2. Uso de fármacos
  3. ¿Cómo bajar la fiebre en adultos?
    1. Baños con agua templada
    2. Alternativas a los medicamentos

¿Cómo bajar la fiebre en bebés?

Cuando hablamos de fiebre, sin duda alguna, el grupo de edad más susceptible son los bebés. Más concretamente los recién nacidos y los lactantes en general.

La sola presencia de este signo/síntoma en estos bebés, es un signo de alarma no solo para los padres, sino también para los pediatras. Una fiebre a estas edades no abordada adecuadamente, puede dar paso a crisis convulsivas y a la deshidratación.

Fiebre en bebés

Sin embargo, debes tener en cuenta que no siempre necesitas tener un médico a tu lado para controlar estos eventos febriles. Desde casa, si tienes los recursos necesarios, podrás disminuir la fiebre a tu bebé antes de lo que imaginas.

Medios físicos

El primer recurso al que debes recurrir cuando tu bebé presenta fiebre, es sin lugar a dudas los medios físicos. 

Y te preguntarás: ¿Qué son exactamente los medios físicos? En el ámbito médico se hace referencia específicamente a todos aquellos mecanismos que ayuden a disipar el calor.

Estos mecanismos pueden ser: baños con agua templada y frotamientos con las manos sobre el cuerpo de tu bebé. En casos leves, con un buen baño y unos 5 minutos de frotamiento a tu bebé por sus brazos y su torso, debería bastar para disminuir su temperatura corporal considerablemente.

Si luego de realizar esto y medirle la temperatura nuevamente a tu niño persiste la fiebre, no dudes en repetir estas acciones un par de veces más. En caso de no obtener un resultado positivo, se debe acudir al próximo paso.

Medicamentos

Cuando se trata del consumo de medicamentos en bebés, independientemente de su naturaleza, estos deben ser dosificados estrictamente por un médico pediatra.

¿La razón? Sucede que, a estas edades, la gran mayoría de los medicamentos se dosifican por kilogramo de peso y en la presentación de jarabes. Algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados los adultos.

Si ya has intentado bajar la fiebre de tu bebé con medios físicos y esta no cede de ninguna manera, lo más probable es que, cuando te dirijas al médico, le receten a tu niño alguna de las siguientes opciones:

Así como estas, existen otras alternativas que tu bebé puede llegar a tolerar. Sin embargo, las mencionadas anteriormente, son de las más utilizadas. Estos fármacos son los que menos complicaciones originan.

En cualquier caso, aunque las dosis de estos medicamentos se pueden conseguir muy fácilmente en internet, te recomendamos que le dejes esta tarea a tu pediatra de confianza. Recurrir a la medicación casera puede ocasionar riesgos de salud más allá de lo que puede provocar la propia fiebre.

¿Cómo bajar la fiebre en niños?

En niños, la situación no es tan distinta como lo es en los bebés. Este grupo de edad también es susceptible a la deshidratación y a las convulsiones febriles. Se consideran de riesgo al menos hasta los 5 años de edad aproximadamente.

Fiebre en niños

De los 5 años en adelante, la progresión de la fiebre suele ser un poco menos tortuosa. Mientras que, a partir de los 9 años de edad, algunos pediatras consideran pertinente acudir a casi las mismas alternativas terapéuticas que se utilizarían en un adulto.

En tal sentido, en niños, podemos optar a las siguientes alternativas para disminuir la temperatura corporal:

Medios físicos

Los mismos tips que te hemos explicado anteriormente en cuanto a medios físicos se refiere, los puedes aplicar en cualquier edad.

Solo tienes que recordar que, para que este pequeño truco casero tenga efecto, debes procurar que los baños sean con agua que esté templada, no fría ni caliente. Y, por supuesto, no olvides frotar con tus manos muy bien el cuerpo de tu niño. Se debe hacer énfasis en sus brazos y en su torso

Una vez hecho esto, vuelve a tomar la temperatura de tu niño. Si el termómetro sigue marcando más de 37,8 ºC luego de varios intentos, no dudes en acudir a tu médico de confianza.

Uso de fármacos

Igualmente, la dosificación de los medicamentos en niños también se realiza de manera muy similar que en los bebés. Así mismo, sigue siendo únicamente recomendable usar acetaminofén, ibuprofeno y diclofenac, en presentación. Y la utilización de estos medicamentos en niños debe ser indicada por un médico pediatra.

Sin embargo, en niños de 9 años en adelante o de más de 20 kg, puedes optar por suministrarles tabletas.

En el caso del acetaminofén, una tableta de 650mg cada 8 horas. En el caso del ibuprofeno, por su parte, una tableta de 200 mg o de 400 mg cada 8 horas. Estas dosis son más que suficiente para disminuir esa fiebre.

En cualquier circunstancia, jamás debes bajar la guardia en ningún momento. Si aun acudiendo a todas estas alternativas mencionadas, la fiebre no desaparece, lo más probable es que la causa de esa fiebre se deba a una enfermedad mucho más grave. Siendo este el caso, no dudes en acudir a urgencias lo antes posible.

¿Cómo bajar la fiebre en adultos?

Cuando se trata de fiebre en adultos, por lo general, suele ser mucho más llevadera que en bebés y en niños.

Fiebre en adultos

Dependiendo del origen de dicha fiebre, muchos a pesar de presentar este signo, pueden hacer su vida normal.

La manera más adecuada de disminuir la fiebre en adultos, es de la siguiente forma:

Baños con agua templada

Muy pocos adultos suelen contemplar esta opción y se van directamente a la toma de medicamentos. Sin embargo, lo cierto es que los baños con agua templada y los frotamientos corporales, son uno de los métodos caseros más eficaces para combatir la fiebre.

Si eres de los que rehúyen de las pastillas y de la medicina convencional, no dudes en acudir a este tip.

Alternativas a los medicamentos

Si el tip anterior no ha sido efectivo, la toma de algunos medicamentos pueden ser la solución más inmediata para solventar la situación.

De todos los antipiréticos conocidos en el mercado, los mencionados anteriormente son los más utilizados. Se ha considerado que el acetaminofén, el ibuprofeno y el diclofenac son los que menos complicaciones generan.

La dosificación de ellos, es la siguiente:

  • Acetaminofén: 1 tableta de 650mg cada 8 horas.
  • Ibuprofeno: 1 tableta de 200mg o 400mg cada 8 horas.
  • Diclofenac: 1 tableta de 50mg o 100mg cada 8 horas.

Si aun siguiendo este esquema terapéutico la situación no cede, acude lo antes posible a urgencias. Los profesionales en salud serán quienes plantearán un diagnóstico certero y un tratamiento efectivo ante la situación.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más