Ibuprofeno

Ibuprofeno

El Ibuprofeno es una medicina que se encuentra con frecuencia en cualquier botiquín, nada fuera de lo normal dado que sirve para aliviar dolores, disminuir la fiebre y además tiene un efecto antiinflamatorio.

Pero, como todas las medicinas, tiene efectos secundarios y debemos tener en cuenta aspectos de gran relevancia que aparecen en el prospecto como por ejemplo, determinados riesgos, observaciones y prevenciones.

Ibuprofeno: qué es

Se trata de un fármaco que tiene propiedades antiinflamatorias, además de antipiréticas y analgésicas. Es perteneciente a los llamados ‘AINE’, que son los medicamentos antiinflamatorios no esteroides. Este analgésico es el más empleado.

Fue patentado en el año 1961 y descubierto por Stewart Adams entre otros. Además, se lanzó en el Reino Unido en el año 1969 para tratar la artritis reumatoide.

El Ibuprofeno coarta la actividad de la enzima llamada ciclooxigenasa 2 de los tejidos superficiales que se encuentran en los cuerpos blandos del organismo, dando lugar al descenso de la elaboración de prostaglandinas. Estas son un conjunto de sustancias que derivan de los ácidos grasos y hacen que se produzca un efecto analgésico y una minoración de la inflamación. El efecto que tiene es antifebril y se debe a la actividad central que tiene sobre el hipotálamo.

¿Para qué sirve el Ibuprofeno?

Podemos encontrarlo en comprimidos, sobres o en forma de jarabe para que los niños lo puedan tomar de una manera más fácil, como por ejemplo, Dalsy. Este medicamento sirve para:

  1. Disminuir la fiebre.Es decir, tiene un efecto antipirético.
  2. Aliviar el dolor. Calma los dolores, dado a su efecto analgésico, ya sean de cabeza, migrañas, dolores lumbares y de espalda, de muelas.
  3. Aminorar la inflamación. Que puede ser ocasionada por lesiones, artritis, artrosis.

Cabe destacar que este medicamento no se trata de un antibiótico ni es fundamental para tratar un resfriado o una gripe, dado que sirve para exterminar los virus o aliviar síntomas, como por ejemplo la congestión nasal o la tos. Se puede tomar para calmar signos como la fiebre o los dolores de cabeza que cursan con el resfriado.

Sin embargo, es el medicamento indicado para cuando se padece dolor de garganta, dado que generalmente le acompaña la inflamación.

Además de su uso para estas dolencias, se puede utilizar también para:

  • Dolores leves, como por ejemplo: dolores dentales, musculares, dolor tras haberse sometido a una cirugía e incluso dolores a causa de la menstruación.
  • Tratamiento del acné adecuado por sus propiedades antiinflamatorias.

Posología de Ibuprofeno

Se puede tomar vía oral (en sobres o en comprimidos) o rectal (supositorios). Es el médico quien debe señalar la posología y el modelo de tratamiento para cada caso, aunque es la administración oral la más utilizada. Las dosis aconsejadas para este tipo de administración son:

En personas adultas como efecto antiinflamatorio: La dosis recomendada de Ibuprofeno sería de unos 1200 mg a cerca de 2000 mg al día repartidos en diferentes dosis. Determinadas personas pueden mantenerse con 800 o 1200 mg. Hay que tener en cuenta que la dosis al día no debe superar los 2400 mg.

En personas adultas como efecto antipirético y analgésico: en este caso, la dosis que se recomienda es de 400 a 600 mg cada 6 horas dependiendo del grado del cuadro y de cómo reacciona ante el tratamiento.

No es adecuado en niños menores de 12 años ni en mujeres embarazadas, especialmente en el último trimestre del embarazo.

Efectos secundarios

  1. Náuseas
  2. Aumento de peso
  3. Falta de apetito
  4. Erupciones en la piel
  5. Urticaria
  6. Latidos del corazón rápidos
  7. Dolor de cabeza
  8. Puede provocar rigidez en el cuello
  9. Confusión

¿Pueden tomarlo todas las personas?

La respuesta es no. Sus contraindicaciones son las siguientes:

  1. Las personas que son alérgicas a este u otro tipo de antiinflamatorio, como por ejemplo: la aspirina.
  2. Personas que padecen enfermedades de gran gravedad relacionadas con el hígado, los riñones o insuficiencia cardíaca.
  3. Aquellas personas que han sufrido o sufren úlceras, perforaciones o hemorragias en el estómago o en el aparato digestivo.
  4. Personas que tengan una alteración en la coagulación de la sangre o que estén consumiendo anticoagulantes.

También es necesario destacar que se debe tener especial cuidado con dicho antiinflamatorio y no ingerirlo nunca sin consultar al médico antes si:

  • La persona sufre edemas o retiene líquidos.
  • Sufre hipertensión o alguna alteración en el corazón.
  • Sufre asma.
  • Tiene vómitos o diarreas.
  • Si se tiene la varicela, es aconsejable no tomar este medicamento.

Interacciones del Ibuprofeno y Paracetamol

Los dos fármacos son los analgésicos más utilizados, pero hay que señalar que cada uno presenta sus propios riesgos e indicaciones.

Ambos se usan para bajar la fiebre y el dolor. Son medicinas seguras si se toman las dosis bajas y correctas. Pueden surgir problemas si se ingieren dosis altas y en personas que tienen problemas crónicos es necesario consultarlo con el médico.

Pero ¿cuál de los dos se debe tomar? Depende de la persona, su historial médico y el problema que haya que tratar. A continuación, mostramos algunas recomendaciones:

El Ibuprofeno es un antiinflamatorio que no contiene esteroides. Calma el dolor, inflamación y la fiebre, y en comparación con el Paracetamol este funciona mejor como antitérmico. Este último es más recomendable para disminuir la fiebre y reducir el dolor de cabeza. No es aconsejable el uso de dosis altas o un consumo desmesurado en aquellas personas que tengan problemas hepáticos.

El Ibuprofeno suele actuar antes y tener una función más rápida, a la media hora, mientras que el Paracetamol no actúa hasta los tres cuartos de hora u hora.

Para terminar, podemos hacer un resumen indicando que si se toma el Ibuprofeno a menudo debe hacerse ingiriendo la dosis más baja (400 mg). No debe tomarse más de tres comprimidos al día y si la persona sufre o ha sufrido problemas de corazón, trombosis, tensión alta, diabetes, colesterol no puede tomar este medicamento, sino que tiene que recetárselo el médico.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here