Baby Led Weaning

baby led weaning

El Baby Led Weaning, más conocido popularmente como el método BLW, es un sistema de introducción de la alimentación complementaria para bebés a partir de los seis meses de edad. Se considera que a partir de ese momento los más pequeños son capaces de llevarse a la boca alimentos enteros adaptados a ellos, utilizando únicamente sus manos. Este método se basa en el hecho de que de este modo los bebés estimulan en mayor medida su desarrollo que recibiendo los alimentos triturados y con cuchara. Son ellos los que deciden qué es lo que quieren comer y a qué ritmo desean hacerlo.

Por lo tanto, siguiendo el Baby Led Weaning los padres se olvidan por completo de las tradicionales papillas y purés para bebés. Son los más pequeños los que poco a poco se van familiarizando con los alimentos que se consumen habitualmente en el hogar y accediendo a ellos.

Uno de los principales objetivos de este método es que los bebés descubran por sí mismos las texturas, colores, sabores y olores de lo que será su alimentación a lo largo de la vida. Entre los seis y los doce meses de vida, a los alimentos que consumen los más pequeños con el BLW se les conoce como alimentación complementaria. Y es que la leche materna o de fórmula continúa siendo su fuente principal de alimento.

Índice
  1. Baby Led Weaning: cómo empezar a hacerlo
  2. Objetivos del BLW
  3. Beneficios del BLW
  4. Recetas para empezar a hacer Baby Led Weaning
    1. Fideuá de verdura
    2. Albóndigas de pollo y pera
    3. Hamburguesas de arroz
    4. Consejos finales para hacer Baby Led Weaning
    5. Conclusión

Baby Led Weaning: cómo empezar a hacerlo

Baby Led Weaning: cómo empezar a hacerlo

Una de las preguntas más habituales de los padres que están interesados en seguir este método con sus hijos tiene que ver con la forma en la que empezar a seguirlo. Pues bien, hay varios aspectos a valorar para saber que un bebé está preparado para el Baby Led Weaning.

En primer lugar, es esencial que haya perdido el reflejo que le hace expulsar de manera automática cualquier alimento sólido que se introduce en la boca. En segundo lugar, el bebé debe mantenerse sentado, sin caerse hacia delante o haca los lados. Y, por último, es importante que ya tenga desarrollada la coordinación ojo-mano-boca para poder llevarse los alimentos a la boca.

Los alimentos que toman los más pequeños una vez cumplidos los seis meses de edad deben ser sencillos de agarrar, teniendo en cuenta su desarrollo y el tamaño de sus manos. Lo bastoncitos de verduras son por ejemplo una opción fantástica. En el caso de pescados, deben estar limpios y sin espinas.

Objetivos del BLW

Uno de los principales objetivos que sigue este método de alimentación es favorecer el correcto crecimiento y desarrollo de los bebés, especialmente en lo relativo a su formación tanto cognitiva como neurológica. Además, como alimentación complementaria se busca proporcionar a los más pequeños aquellos nutrientes que no se encuentran en cantidades suficientes en la leche materna: hierro, vitamina D, selenio, etc.

Por supuesto, gracias al Baby Led Weaning se promueven hábitos de alimentación saludable desde edades muy tempranas. Y, por último, merece la pena destacar que con el Baby Led Weaning se favorece en gran medida la integración de los bebés en la dieta familiar.

Beneficios del BLW

Beneficios del BLW

En cuanto a los beneficios de este método, hay varios que merece la pena conocer.

  • Hambre y saciedad: son los propios bebés los que controlan lo que comen y a qué ritmo lo hacen. Por lo tanto, cuando los más pequeños no quieren más porque se han saciado, simplemente dejan de comer. No obstante, con las papillas y purés tradicionales es más sencillo forzarles a tomar una cucharada de más, ignorando sus señales de saciedad innatas.
  • Textura y sabor: cuando se les da a los bebés purés y papillas, todos los alimentos tienen la misma textura y, además, les resulta muy complicado idenitificar cuál es el sabor de cada uno de los ingredientes. No obstante, con el método BLW los más pequeños pueden experimentar tanto la textura como el sabor de los diferentes alimentos por separado.
  • Alimentación variada: estudios recientes han comprobado que aquellos niños que no incorporan a su dieta alimentos sólidos antes de los nueve meses de edad presentan mayores probabilidades de rechazarlos. Así, gracias al Baby Led Weaning poco a poco van consumiendo todo tipo de alimentos de forma natural e innata.

Recetas para empezar a hacer Baby Led Weaning

Fideuá de verdura

Ingredientes

  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 300 gramos de fideos
  • Perejil
  • Agua
  • Aceite de oliva

Elaboración

  1. En primer lugar se lava y se cortan el puerro y la zanahoria.
  2. A continuación se prepara el caldo de verduras. Para ello se ponen las verduras en una olla con agua y unas ramas de perejil fresco. Se cocinan a fuego medio durante 20 minutos.
  3. Mientras, se saltean los fideos en una sartén con un poco de aceite de oliva durante 5 minutos.
  4. Una vez transcurrido el tiempo se agrega el caldo y se cocina durante 15 minutos. Se sirve el plato caliente.

Albóndigas de pollo y pera

Recetas de baby led weaning: albóndigas de pollo y pera

Ingredientes

  • 200 gramos de carne picada de pollo
  • 1 huevo
  • 1 pera
  • 120 gramos de pan rallado
  • Perejil

Elaboración

  1. Para comenzar con la elaboración de la receta se pone a precalentar el horno a 180º.
  2. A continuación se pela y pica la pera. Se reserva.
  3. En un bol de tamaño grande se pone la carne picada de pollo, el huevo previamente batido, la pera y el perejil. Se mezclan todos los ingredientes.
  4. Luego se añade el pan rallado y se sigue mezclando hasta conseguir una masa compacta.
  5. Se forman varias bolitas de pequeño tamaño y se colocan sobre la bandeja del horno.
  6. Se hornean durante 20 minuto dándoles la vuelta una vez haya transcurrido la mitad del tiempo.

Hamburguesas de arroz

Ingredientes

  • 200 gramos de arroz cocido
  • 2 huevos
  • 6 cucharadas de harina de trigo
  • Perejil

Elaboración

  1. Una vez cocido el arroz, se mezcla en un bol de cristal con los dos huevos previamente batidos.
  2. Se añade la harina y el perejil y se mezclan todos los ingredientes hasta conseguir una masa compacta y manejable.
  3. Se preparan las hamburguesas y se ponen una sartén con poco aceite. Se doran por ambos lados y se sirven calientes.

Consejos finales para hacer Baby Led Weaning

Consejos finales para hacer Baby Led Weaning

Para seguir el método BLW es muy importante controlar cuáles son los alimentos que consumen los bebés para evitar el déficit de cualquier tipo de nutriente en su organismo. A la hora de cocinar los alimentos, mejor utilizar métodos sencillos, como al vapor o al horno.

Hay una serie de alimentos que merece la pena evitar con el método BLW porque aumentan en gran medida el riesgo de atragantamiento.

  • Salchichas: una de las carnes procesadas más consumidas a nivel global, pero que implica un cierto riesgo para los más pequeños. No es un alimento adecuado para bebés.
  • Frutos secos: a la hora de tomar frutos secos, lo mejor es dárselos desmigados o triturados. En ningún caso los bebés deben tomar frutos secos enteros.
  • Caramelos: los caramelos son un tipo de alimento duro que tarda en deshacerse en la boca. Mejor evitarlos para no llevarse sustos innecesarios.

Hay que tener en cuenta que el método BLW no es en absoluto limpio. Especialmente al principio, llegará muy poca comida a la boca del niño, de modo que más del 90% acabará en el suelo o en los muebles. Por lo tanto, es importante conservar la calma. El comer es un proceso que se va aprendiendo de forma progresiva, de modo que lo más importante es que los padres acompañen y vigilen a sus hijos en todo momento.

Una de las principales preocupaciones de los padres con respecto al Baby Led Weaning tiene que ver con el hecho de si sus bebés comerán lo suficiente. Pues bien, se trata de un método de alimentación complementaria, no principal. Por lo tanto, los bebés continúan tomando leche materna o de fórmula, y al mismo tiempo van incorporando alimentos sólidos a su dieta hasta que estos pasen a ser su alimento principal.

No obstante, hasta que llegue ese momento hay que ir despacio y sin prisas. Como resulta lógico, al principio los bebés comen muy poca cantidad y se dedican básicamente a jugar con la comida, experimentando su sabor y su textura.

Conclusión

En los últimos años el Baby Led Weaning ha tomado una gran relevancia a nivel global ya que ofrece un amplio abanico de beneficios para el desarrollo de los más pequeños. Los expertos insisten en que lo mejor es que los más pequeños tomen los mismos alimentos que el resto de la familia, siempre y cuando sean saludables: trocitos de pescado, pollo, plátano, pera... Lo mejor es que tomen los alimentos con sus manos, de modo que los más pequeños tomen un papel más activo en su alimentación.

El método BLW fomenta la mayor aceptación de alimentos, con una gran variedad tanto de texturas como de sabores. Así se consigue un mayor consumo de alimentos saludables, teniendo en cuenta que es esencial para promover hábitos de alimentación saludables en edades tempranas.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más