Altramuces

Altramuces

Dentro de la naturaleza podemos encontrar una amplia variedad de plantas, que debido a sus propiedades y características pueden ser utilizadas para multitud de fines.

En esta ocasión, te hablaremos sobre los altramuces, que debido a su gran versatilidad ofrecen una gran cantidad de usos. Siendo éstos tanto culinarios, así como decorativos y medicinales.

Índice
  1. ¿Qué son los altramuces?
  2. Altramuz: propiedades y beneficios
    1. Propiedades que contiene el Altramuz
    2. Beneficios para la salud
  3. Altramuces secos
    1. ¿Cómo deben consumirse los altramuces secos?
    2. Algunas recomendaciones a tener en cuenta para conservar los altramuces secos
    3. La planta de altramuces
  4. Tipos de altramuces
    1. Altramuz blanco
    2. Altramuz amarillo
    3. El altramuz azul
    4. ¿Cómo se cultiva el altramuz?
    5. Recomendaciones para el buen cuidado del altramuz

¿Qué son los altramuces?

Lo primero que debes saber, es que los altramuces se caracterizan por encontrarse relacionados con algunas legumbres. Esto se debe a que esta planta pertenece al género Lupín y al grupo ‘Fabaceae’. Siendo así, un tipo de planta leguminosa. En cuanto a su origen se refiere, se cree que la misma se produce tanto en algunos países de América así como de Asia.

Es así, que entre algunas de las legumbres con las que puede tener familiaridad esta planta, se encuentran las siguientes:

  • Garbanzos.
  • Lentejas.
  • Habas.

Legumbres variadas: entre ellas, altramuces

Altramuz: propiedades y beneficios

Tal como se mencionó anteriormente, esta planta se caracteriza por el hecho de poseer una gran cantidad de beneficios para la salud. Esto se debe, a que la misma cuenta una gran cantidad de nutrientes y minerales en sus propiedades. Es por ello, que su uso es bastante popular en algunos países, implementándose comúnmente dentro de las dietas saludables.

Propiedades que contiene el Altramuz

Cabe destacar, que el altramuz se caracteriza por ser un alimento bastante rico tanto en vitaminas, así como también en minerales y proteínas. Teniendo de esa manera, una composición bastante nutritiva, al contar con las siguientes particularidades:

Es rico en proteínas

Es importante llevar una dieta balanceada en donde se consuma una buena cantidad de proteínas. Ya que, éstas pueden contribuir con el cumplimiento de distintas funciones importantes para el cuerpo, tal como la regeneración de las células y de los tejidos, el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, entre otros aspectos más.

En el caso del Altramuz, se estima que una tasa con el mismo puede llegar a aportar alrededor de 30 gramos de proteína para el organismo. Siendo así, este un alimento bastante adecuado para llevar a cabo una dieta rica en proteínas.

Se encuentra libre de gluten

Como es bien sabido, las personas que padecen de afecciones celíacas no pueden consumir gluten, ya que el mismo podría afectar de manera negativa los procesos intestinales. Es así, que al no poseer gluten, los altramuces resultan ser una alternativa ideal para quienes necesiten o deseen llevar a cabo una dieta que se encuentre libre de esta proteína.

Cuenta con fibra

Se conoce que una ración de altramuces puede traer consigo entre 4 a 6 gramos de fibra. Y precisamente, continuando con el tema referido a los beneficios intestinales que puede traer consigo el consumo de altramuces, una buena cantidad de fibra viene como anillo al dedo para ayudar a mejorar los procesos intestinales, tal como el tránsito del mismo.

Posee una amplia cantidad de minerales

Como se mencionó antes, nos encontramos ante un alimento con unas propiedades bastante benéficas para el organismo. Siendo éste bastante rico en minerales y otros nutrientes. Por lo que, al implementar el consumo regular de este alimento, podrán encontrarse algunos de los siguientes minerales:

  • Zinc.
  • Magnesio.
  • Hierro.
  • Calcio.
  • Fósforo.

Es también una excelente fuente de vitaminas

Debes saber, que el ingerir altramuces tu cuerpo podrá absorber las distintas vitaminas que posee este alimento, encontrándose entre ellas, algunas de las que mencionaremos a continuación:

  • Vitamina C
  • Vitamina B1, B2 y B3
  • Vitamina B6 y B9

Tal como se puede observar, muchos de los nutrientes recién mencionados resultan determinantes para contribuir con el buen funcionamiento del organismo. Teniendo una repercusión positiva principalmente éstos tanto en el sistema inmune, así como en el sistema nervioso.

Beneficios para la salud

Anteriormente te mencionamos algunos de los nutrientes del altramuz que puede absorber el organismo para su funcionamiento óptimo. Por lo que, a continuación, te hablaremos sobre cómo actúan estos dentro del cuerpo, así como qué áreas especialmente son las que benefician:

Contribuye con la nivelación de la glucosa en la sangre

Esto se debe a que los altramuces a diferencia de muchas otras legumbres, poseen un índice bastante bajo en glucosa. Siendo de esa manera, bastante adecuado para aquellas personas diabéticas. Ya que, los alimentos con baja glucosa tienden a sintetizar el azúcar en la sangre de una manera más lenta a la convencional.

Posee algunos efectos prebióticos

Como se mencionó anteriormente, los altramuces poseen algunas propiedades o características que pueden contribuir de manera beneficiosa al correcto funcionamiento del organismo, en especial con las funciones intestinales.

Una muestra bastante clara de esto, puede verse presente en los efectos prebióticos que poseen los altramuces. Ya que, al ser consumidos los mismos, pueden llegar a producir distintos tipos de microorganismos, los cuales son capaces de contribuir de manera positiva tanto con la limpieza, así como con otros factores relacionados a la salud intestinal.

Es un alimento bajo en grasas

Como característica adicional de todos los beneficios mencionados anteriormente, existe una particularidad bastante llamativa que trae consigo el consumo de altramuces. Se trata del hecho de que este alimento no engorda. Esto ocurre principalmente porque se trata de un alimento que posee muy bajas cantidades de grasas.

Además, se conoce que aquellas grasas que pueden poseer los altramuces, suelen ser tan solo grasas insaturadas. Siendo así, este tipo de grasas bastante benéficas para el sistema cardiovascular y lo relacionado al mismo. Y por si fuera poco, otro punto a favor del consumo de este alimento, es que el mismo puede contribuir a regular una correcta alimentación.

Altramuces secos

Altramuces secos

Por su parte, los altramuces secos se caracterizan por ser semillas de pequeño tamaño redondeado, bastante distinguibles por su color amarillo. Recordemos que nos encontramos ante un alimento con grasas insaturadas. Siendo de esa manera, los altramuces secos bastante adecuados para aquellas personas que necesiten llevar una dieta alimenticia baja en grasas.

¿Cómo deben consumirse los altramuces secos?

Existen distintas maneras de ingerir este alimento que resulta tan saludable para el organismo. Sin embargo, es bastante común ver que el mismo se consuma como aperitivo, o se suela incluir en las meriendas dentro de una dieta.

Incluso, debido a sus distintas propiedades tan benéficas para el organismo, es que se recomienda para quienes deseen reducir los niveles de colesterol. Para esto, lo más adecuada es ingerir en ayunas junto con un vaso de agua 3 altramuces secos de manera cotidiana.

Cabe destacar, que los altramuces secos tienen la particularidad de tener un sabor que resulta considerablemente amargo. Esto se debe, a la gran cantidad de alcaloides que el mismo suele contener. Por lo cual, en algunos casos se recomienda remojar los altramuces secos en agua salada, por un periodo de al menos 24 horas antes de su consumo.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta para conservar los altramuces secos

Como suele suceder con todo tipo de alimentos, existen algunos consejos bastante prácticos para conservar los altramuces secos de manera adecuada. Encontrándose así, entre algunos de ellos los siguientes:

  • Evitar exponer los altramuces durante tiempo prolongado a la luz.
  • Conservarlos en un lugar en donde la temperatura sea fresca.
  • En caso de que se encuentren envasados, lo recomendable es consumirlos en un periodo menor a un año y medio.

La planta de altramuces

La planta de altramuces

Además de todos los beneficios que trae consigo el consumo de los altramuces (de los cuales ya se ha hablado anteriormente), puede decirse también que además de servir como planta medicinal, también puede destacar como una planta decorativa. Siendo así, ésta una excelente alternativa para darle un fantástico aspecto a tu jardín.

Y es que, la belleza de sus hojas palmeadas puede contemplarse con mayor esplendor durante algunas estaciones del año (dependiendo del tipo de altramuz), siendo el florecimiento del mismo todo un deleite para la vista.

Tipos de altramuces

Entre los distintos tipos de altramuces que existen, se destacan 3 principalmente, de los cuales te hablaremos un poco a continuación:

Altramuz blanco

El altramuz blanco lleva este nombre por el color de sus hojas, siendo además, la especie más conocida de los altramuces. En cuanto al cultivo de éste se refiere, el mismo suele realizarse especialmente en algunos países europeos, tal como lo son España y Francia.

Además, si se cultiva en una temperatura que sea adecuada, este altramuz puede demorarse alrededor de 15 días en germinar. Para esto, dicha temperatura debería mantenerse estable, estando por alrededor de los 15ºc.

Altramuz amarillo

A diferencia de otros tipos de altramuces, el altramuz amarillo cuenta con la particularidad de poder soportar las sequías. Cabe destacar, que en cuanto a la siembra de este tipo de altramuz se refiere, lo recomendable es llevarla a cabo en suelos con profundidades considerables. Al igual que el altramuz blanco, éste también puede cultivarse tanto en España como en Francia.

Esto se debe, a que en ese tipo de suelos pueden encontrarse algunas condiciones que requiere el altramuz amarillo para su buen crecimiento, tales como pueden ser:

  • Fósforo.
  • Azufre.
  • Niveles bajos del ph en el suelo.

Además, debe tenerse en cuenta que no es para nada recomendable proceder con la siembra de altramuces amarillos durante la estación de otoño. Siendo así, lo más recomendable debido a las características de este altramuz, que su siembra se lleve a cabo durante el principio de la primavera.

El altramuz azul

Por último, nos encontramos con el altramuz azul, que se caracteriza por ser del tipo de altramuz que con menos frecuencia se siembran. Sus flores se caracterizan por ser de color azul, es por esto que suele llevar este nombre. Además, el florecimiento de la misma suele verse en etapas tanto de primavera, así como de verano.

Cabe destacar, que su cultivo principalmente puede darse en terrenos que suelan estar desolados, así como en lugares silvestres. Por lo que, puede ser común verlo tanto en algunos tipos de matorrales, así como en sitios abandonados o baldíos. Además, es habitual ver su crecimiento en países como Australia, Estados Unidos, y algunas regiones de Sudáfrica.

¿Cómo se cultiva el altramuz?

Cultivar altramuces

Lo primero que debes saber, es que esta planta posee la particularidad de ser apta para cultivarse en una amplia variedad de suelos. Sin embargo, el cultivo de la misma debe llevarse a cabo después de haber pasado el invierno. Siendo así, adecuado esperar un tiempo considerable, en donde los suelos ya hayan recuperado su temperatura tras dicha estación.

Teniendo en cuenta la consideración anterior, los consejos a seguir para realizar la siembra adecuada de esta planta, son los siguientes:

  • Los agujeros en donde se realizará la siembra, deberán tener una profundidad de 3 cm.
  • Se recomienda sembrar en grupo de 3 semillas en cada espacio elegido para la siembra.
  • Es recomendable que entre cada agujero de siembra, exista una separación de 17 a 20 cm.

Recomendaciones para el buen cuidado del altramuz

A pesar de que esta planta tiene la particularidad de ser bastante resistente, y por lo general no necesita la aplicación de insecticidas, resulta imprescindible tener algunas indicaciones en cuenta a fin de protegerla de otro tipo de afecciones. Es por ello, que para llevar a cabo el buen cuidado del altramuz, se recomienda lo siguiente:

  • Lo principal que debes tener en cuenta, es que esta planta necesita ser regada regularmente, sobre todo en etapas de verano. Por lo que, se recomienda regalar al menos 3 veces por semana.
  • En etapas como primavera o verano es recomendable implementar abono para el altramuz. Siendo así, lo más recomendable el hecho de adquirir algún tipo de abono para flores.
  • A pesar de que en muchos casos no es necesario, ni muy común, en aquellas ocasiones en donde esta planta se vea afectada por plagas difíciles de combatir, lo recomendable es aplicar algunos tipos tanto de fungicidas así como de insecticidas.

Tal como se ha podido observar, el altramuz es una planta con unas características bastante interesantes, que le brindan una gran versatilidad a su uso. Sin embargo, es importante tener en cuenta que refiriéndonos al aspecto culinario, los altramuces que normalmente suelen incluirse en la alimentación, son aquellos provenientes del altramuz blanco.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más