Neutrófilos bajos

Neutrófilos bajo causas

Los glóbulos blancos o leucocitos son las células encargadas de la defensa del cuerpo ante infecciones por bacterias, virus, hongos o sustancias extrañas que lo puedan afectar. Este tipo de células se produce en la medula ósea, a partir de células precursoras también denominadas células madre. Existen diferentes tipos de leucocitos, figurando entre estos los neutrófilos.

Siendo una de las células sanguíneas de mayor presencia, su disminución puede producir un sin número de patologías. Por lo que la neutropenia debe ser tratada con rapidez para evitar mayores daños a la salud. Si deseas conocer más acerca de los neutrófilos bajos, aquí te explicamos más acerca de por qué se ocasiona.

Índice
  1. ¿Qué son los neutrófilos?
  2. Causas de neutropenia
  3. Síntomas de los neutrófilos bajos
  4. ¿Cómo se diagnostica la neutropenia?
  5. ¿Cómo subir los neutrófilos?

¿Qué son los neutrófilos?

Los neutrófilos son el tipo de leucocito más abundante en el torrente sanguíneo, representando un 60-70% de los glóbulos blancos en sangre, aunque tienen una vida corta. Poseen una morfología gelatinosa que le facilita el paso por el tejido vascular y así llegar a tejidos u órganos que presenten una respuesta inflamatoria o algún tipo de proceso infecciosos. Tienen como función principal la fagocitosis de bacterias y hongos. 

Existen casos en los que se puede observar una disminución considerable de neutrófilos sanguíneos denominado neutropenia. Por lo general, es un trastorno que se diagnostica cuando se realiza un análisis de sangre, cursando con una sintomatología que apunte a su presencia.

Este tipo de trastorno hace más propenso al cuerpo para contraer cualquier tipo de infección. Y cuando son casos muy graves de neutropenia, la misma flora intestinal del cuerpo lo afecta causando un compromiso para su salud.

Que son Neutrófilos ajos

Causas de neutropenia

Existen varios factores que pueden llegar a producir neutropenia. Aquí figura un almacenamiento anormal, alteración en la medula ósea observándose una disminución en la producción diaria de neutrófilos, o destrucción repentina de neutrófilos que puede venir dada por tratamientos oncológicos. Entre otras causas más importantes tenemos:

Enfermedades autoinmunitarias:

  • Lupus.
  • Artritis reumatoide.
  • Granulomatosis con poliangitis

Trastornos de la medula ósea:

Tratamientos oncológicos: como ya sabemos, los tratamientos utilizados para pacientes con cáncer son la quimioterapia y la radioterapia. Serán usadas dependiendo del tipo que cáncer y la extensión del mismo. En estos casos, al pasar el tratamiento, este afectará a la célula cancerosa, pero a su vez también producirá daño o muerte en el neutrófilo dando lugar a la neutropenia.

Medicamentos:

  • Antibióticos: vancomicina, penicilina G.
  • Antivirales: ganciclovir.
  • Medicamentos para trastornos del ritmo cardiaco: procainamida.
  • Antiinflamatorios: sulfasalazina.
  • Fármacos para tratar hipertiroidismo, promoviendo el uso y destrucción rápida de neutrófilos.

Infecciones;

  • Varicela-zoster.
  • Hepatitisa,b,c.
  • VIH.
  • Infecciones por Salmonella typhi.
  • Septicemia.

Síntomas de los neutrófilos bajos

Neutrófilos bajos sintomas

No en todos los casos de neutropenia se observa una sintomatología específica y visible, así que no es una patología que nos pueda indicar qué es lo que debemos consultar con el médico. Siempre se consulta por otra razón y en los estudios a realizar se observa el conteo de neutrófilos bajos en plasma, dando así con el diagnóstico.

Se han documentado casos en los que se tienen que repetir los estudios debido a que arrojan valores erróneos que no se asocian con la clínica. De igual manera, los síntomas que pueden observarse en este trastorno son:

  • Aumento de temperatura mayor a 38°C.
  • Escalofríos.
  • Diaforesis.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar cuando esta en reposo y haciendo tareas simples.
  • Aftas, dolor de garganta, junto a dificultad para deglutir.
  • Diarrea que puede venir acompañada con moco y sangre
  • Vomito.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor rectal.
  • Erupción cutánea.
  • Dolor fuerte de cabeza.
  • Ardor al orinar.

Al saber que tienes este tipo de trastorno, el personal de salud se encuentra en la obligación de recomendar medidas para disminuir el riesgo de infección, con tareas como evitar grupos grandes de personas, debido a que cualquier resfriado común puede evolucionar a una patología más grave como puede ser la neumonía.

Será necesario el uso de mascarilla para evitar la inhalación de alguna partícula o patógeno, y un adecuado lavado de manos para evitar contacto con superficies contaminadas. Esto en medidas generales, realizando a su vez exámenes clínicos pertinentes para poder detectar la causa de esta patología.

Se debe recordar que en un adulto un conteo de neutrófilos por debajo de 1000 por microlitro en sangre es criterio diagnóstico de neutropenia moderada, siendo la neutropenia grave clasificada con un valor menor de 500 neutrófilos por microlitro.

¿Cómo se diagnostica la neutropenia?

Cómo diagnosticar la neutropenia

Se puede sospechar de neutropenia en aquellos pacientes que presenten infecciones muy frecuentes, leves, graves o de patógenos que normalmente no afectan a un sistema inmune sano. De igual manera, se sospechará de aquellos pacientes que estén recibiendo tratamientos farmacológicos. Los métodos diagnósticos para neutrófilos bajos son:

  • Hemograma completo con fórmula leucocitaria confirmada:
    • Neutropenia leve: 1000-1500 neutrófilos por microlitro de plasma.
    • Neutropenia moderada: 500-1000 neutrófilos por microlitro de plasma.
    • Neutropenia grave: menor de 500 neutrófilos por microlitro de plasma.
  • Estudio de la infección que presenta el paciente mediante cultivos: los cultivos corresponden a uno de los estudios mas importante para determinar un agente etiológico. Se pueden realizar cultivos de sangre, y se pueden obtener de igual forma en cualquier tipo de secreción que persista o no ceda con tratamiento antibiótico en busca del agente causal.
  • Estudios imagenológicos: se usan rayos X de tórax para descargar algún proceso o patología respiratoria como lo puede ser una neumonía. Tomografías computarizadas, para poder observar el abdomen en caso de que la clínica que se presente este acompañada de alteraciones gastrointestinales, dolor abdominal o si el paciente tiene antecedentes de alguna cirugía abdominal reciente.

Existirán casos en los que tendremos el diagnóstico, pero no se obtiene una causa aparente. De presentarse esta situación, existe un examen especial para identificar si está fallando la producción de glóbulos blancos o si existe algo que acelere su muerte o destrucción celular. 

El examen de medula ósea se realiza con punción por aguja gruesa extrayendo el material medular. Este tipo de muestra nos aporta información importante sobre la producción, almacenamiento, tamaño, volumen y otras características morfológicas de cada uno de glóbulos blancos que ahí se encuentran.

¿Cómo subir los neutrófilos?

El tratamiento que se le administrara al paciente con neutrófilos bajos dependerá de la causa y de la gravedad de la misma. En caso de estar tomando algún medicamento que puede producir neutropenia se debe interrumpir. Mientras que, si el paciente presenta una neutropenia grave, puede comprometerse su vida por una infección debido a que se encuentra inmunocomprometido, por lo que deberá hospitalizarse.

El tratamiento que se puede facilitar a estos pacientes incluye:

  • Antibióticos: se usa en caso de presentar infecciones. Se realizan los respectivos estudios y cultivos para determinar agente etiológico y atacarlo con un tratamiento específico.
  • Factores mieloides de crecimiento: también conocidos como Factor de Crecimiento o Factor Estimulante de Colonias. Este tipo de proteína es de gran ayuda debido a que estimula a la medula ósea para que dé inicio más rápido a la producción de glóbulos blancos y así poder ayudar a combatir las infecciones presentes.
  • Corticoesteroides: se pueden incluir cuando la neutropenia es causada por un trastorno autoinmunitario.
  • En caso de pacientes con tratamiento por cáncer: se puede retrasar un poco el tratamiento para así permitirle al cuerpo producir mas glóbulos blancos, recordando que la quimioterapia, además de atacar las células cancerosas, también produce daño a los glóbulos blancos y otras células sanas.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más