Naproxeno

Naproxeno

El Naproxeno es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo. Se usa para tratar distintos dolores y su ingesta debe estar controlada por un médico, ya que podría causar un alto riesgo en ciertos pacientes.

Indicaciones del Naproxeno

El Naproxeno se usa para el alivio del dolor, la inflamación, la sensibilidad y la rigidez en la osteoartritis, la artritis reumatoide (también en su versión juvenil), y la espondilitis anquilosante (artritis que afecta la columna vertebral). Además, está indicado para el tratamiento de tendinitis, bursitis, esguinces, dolor menstrual, dolor de muelas, gota, fiebre y para el manejo del dolor posquirúrgico.

También suele emplearse para tratar la enfermedad de Paget, que afecta a los huesos (estos se vuelven anormalmente espesos, débiles y deformados), y el síndrome de Bartter (la cual provoca que el cuerpo no absorba el potasio que necesita, siendo esto la consecuencia de calambres y debilidad muscular, así como otros síntomas).

Recomendaciones del Naproxeno

Uso del medicamento

El Naproxeno de prescripción médica tiene varias presentaciones:

  • Tabletas de liberación retardada (para que el medicamento se libere en el intestino, evitando que los ácidos estomacales lo desintegren).
  • Tabletas de liberación prolongada (de acción prolongada).
  • Suspensión (líquido); toma por vía oral.

El Naproxeno sin prescripción viene presentado en tabletas con recubrimiento gelatinoso, para su toma vía oral. Debe ir acompañada por un vaso completo de agua en cada una de sus tomas, de 8 a 12 horas.

Las dosis infantiles recomendadas son las siguientes:

  • Inicio, de 10 mg/kg seguida por 2.5 a 5 mg/kg cada 8 horas. No se deberán sobrepasar los 15 mg/kg al día tras el primer día de tratamiento.
  • En la artritis reumatoide en los pequeños, 10 mg/kg al día, que se puede separar en dos tomas, cada 12 horas; es importante acompañarlas de alimentos.
  • En artritis reumatoidea, osteoartritis y espondilitis anquilosante, se inicia con 1000 mg diarios, divididos en dos tomas o en una dosis única.
  • En dosis prolongadas podría ser suficiente una dosis menor al día. La dosis se puede aumentar o disminuir en función de la respuesta del paciente.

Precauciones del Naproxeno

  • Evitar Naproxeno durante el embarazo y la lactancia. Llamar de inmediato al médico si hubiera sospecha de embarazo mientras que se está tomando este medicamento.
  • Evitar su uso con otros medicamentos que contengan Naproxeno.
  • No excederse del intervalo de la dosis recomendada por el médico.
  • Antes de tomar Naproxeno se debe informar al médico o al farmacéutico si se es alérgico a este medicamento, a los NSAIDs (como ibuprofeno y ketoprofeno), la aspirina, fármacos para la fiebre o el dolor, o cualquier ingrediente de productos Naproxeno.
  • Debe informar a su doctor de los medicamentos que está tomando, antes de iniciar con cualquier dosis de Naproxeno. Podría haber un riesgo de interacción medicamentosa que podría afectar la salud del enfermo, así como aumentar o disminuir los componentes activos del resto de medicamentos.
  • Consultar con el médico si se está llevando una dieta baja en sodio, o si muestra síntomas descritos en las contraindicaciones de este medicamento.
  • Tratar con el especialista los beneficios y perjuicios de tomar Naproxeno a partir de los 65 años.
  • Informar al médico en caso de que esté tomando este medicamento y vaya a someterse a cualquier cirugía, incluso una menor como la dental; si es así, informar al dentista.
  • Evitar conducir automóviles o manejar maquinaria pesada, ya que Naproxeno puede producir somnolencia.
  • No ingerir bebidas alcohólicas, ya que alteran los efectos del medicamento, pudiendo aumentar la somnolencia provocada por el mismo.

Contraindicaciones del Naproxeno

Naproxeno está contraindicado en personas que han presentado reacción alérgica al mismo, además con la toma de ácido acetilsalicílico u otros agentes analgésicos antiinflamatorios no esteroidales.

El tratamiento debe ser suspendido de inmediato si se presentan síntomas tales como asma, pólipos nasales, urticaria e hipotensión.

Advertencias

Tomar medicamentos antiinflamatorios sin esteroides (NSAIDs), como el Naproxeno, puede ocasionar mayor riesgo de tener un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, con respecto a quienes no lo toman. El riesgo se hace mayor mientras más aumenta el intervalo de su toma. Se han descrito casos de muerte súbita. No se debe tomar un NSAID si se ha sufrido recientemente un ataque al corazón, a menos que sea prescrito por el médico.

Efectos secundarios del Naproxeno

Contactar al doctor si los siguientes efectos se acentúan o no desaparecen:

  • Estreñimiento o diarrea.
  • Cefaleas, mareos.
  • Vahídos, somnolencia o dificultad para dormir.
  • Hormigueo o ardor en brazos o piernas.
  • Síntomas de resfriado, pitido o problemas en los oídos.

Otros efectos podrían ser graves:

  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Hinchazón en distintas partes del cuerpo.
  • Ampollas, urticaria, sarpullido o enrojecimiento de la piel.
  • Ronquera, cansancio excesivo.
  • Coloración amarillenta en piel u ojos.
  • Orina oscura y dificultad para orinar.
  • Confusión.

No hay que olvidar preguntarle al farmacéutico o al médico ante cualquier duda que pueda surgir. No se debe usar más dosis que la indicada por el médico. Cualquier medicamento, como el Naproxeno, debe tomarse con precaución y teniendo en cuenta su prospecto.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here