Métodos anticonceptivos para hombres

Los anticonceptivos masculinos están siendo objeto de investigaciones científicas para poder ser mejorados y facilitar su utilización entre más hombres.

Cuando hablamos de control de la natalidad, los hombres solo tienen dos opciones reales al alcance de su mano: preservativos o vasectomía. Mientras tanto, las mujeres tienen variadas formas de poner límite a los embarazos (lee: métodos anticonceptivos). Esta situación las obliga a asumir la mayor parte de los costos financieros, relacionados con la salud y otras cargas de la anticoncepción y relega a los varones a un segundo plano.

Por su parte, las compañías farmacéuticas ven este asunto como un problema del que ya se ocupan las mujeres, a las que están enfocadas la mayoría de los productos. Los métodos actuales pueden ser costosos, tener efectos secundarios incómodos (o, para algunos, inseguros) o no ser muy efectivos. Y también muchos sectores de la sociedad han venido considerando la anticoncepción como un problema de la mujer, tanto cultural como médicamente.

A nivel mundial, los hombres tienden a quedar relegados en materia de anticoncepción. Casi el 60 por ciento de las mujeres en relaciones conyugales usaron la píldora anticonceptiva o alguna otra forma de anticoncepción moderna en todo el mundo en 2015, según un informe de las Naciones Unidas. Por el contrario, solo en el 8 por ciento de las relaciones fue el hombre quien utilizó un método para evitar el embarazo.

Posibles métodos anticonceptivos para hombres

En este contexto, desde distintos sectores se ha venido demandando un anticonceptivo masculino efectivo, fácil de administrar, reversible, de bajo costo y con poco o ningún efecto secundario para la salud. El listón, por tanto, está muy alto, pero aquí detallamos algunas de las posibilidades actuales.

Vasectomía no quirúrgica y reversible

Existe un procedimiento parecido a una vasectomía, excepto que es reversible y no implica cirugía. En lugar de cortar los conductos deferentes (la opción quirúrgica tradicional), se inyecta un gel de polímero que bloquea los espermatozoides. Si un hombre quiere eliminar el gel, otra inyección lo disuelve.

Se necesitan de 3 a 5 días para ser eficaz en la prevención del embarazo después de las inyecciones iniciales, pero el proceso de reversión se demora un poco más, hasta cuatro meses.

Actualmente, un anticonceptivo similar se encuentra en ensayos clínicos avanzados en India, y algunos hombres lo han usado durante 15 años, pero la vasectomía no quirúrgica y reversible solo se ha probado con éxito hasta ahora en conejos.

Píldora de orgasmo en seco

La píldora de orgasmo seco (a veces conocida como la píldora de sábanas limpias) se basa en un medicamento para la presión arterial que ya ha dejado de usarse. Es una pastilla de acción rápida y libre de hormonas, que interrumpe temporalmente los músculos que impulsan el semen, pero no inhibe ninguna otra parte del acto sexual, incluido el orgasmo.

Las compañías farmacéuticas desconfían de un producto que evita la eyaculación. Creen que a los hombres no les gustaría, pero, por otro lado, podría ser una herramienta eficaz en la lucha contra determinadas enfermedades de transmisión sexual, que se contagian a través del semen. Los estudios piloto en animales muestran la efectividad del fármaco, pero se necesitan más estudios.

Gel hormonal

Gel hormonal masculino

Se ha encontrado que una combinación de geles de testosterona que se frotan en la piel inhibe la producción de esperma (pero sin afectar el deseo sexual, la eyaculación o la masa muscular).

Los recuentos de esperma vuelven a la normalidad después de detener su uso. Este y otros geles hormonales están en fase de ensayos. Sin embargo, los tratamientos tópicos pueden no ser ideales. De hecho, los geles hormonales pueden ser problemáticos, en el sentido de que debemos mantenerlos alejados de nuestra pareja o hijos, por el riesgo que puede suponer exponerlos a ellos.

Plantas indonesas

Hay un método anticonceptivo que se deriva de una planta (Justicia gendarussa) originaria de Indonesia. Los nativos allí originalmente lo usaron como un remedio herbal para el estrés, pero notaron que parecía tener efectos anticonceptivos en los hombres. Se ha estudiado desde 1985 y actualmente se encuentra en ensayos clínicos.

El compuesto, que se ingiere como una píldora diaria, se cree que desactiva la capacidad de los espermatozoides de penetrar el óvulo, pero no se han detectado otros efectos secundarios. En ensayos previos en humanos, solo se ha probado un embarazo entre 300 posibles.

Un implante

Hay una opción consistente en un implante de un año, que se basa en un compuesto sintético similar a la testosterona, para inhibir el desarrollo de células espermáticas sin afectar la libido. Se ha comprobado que los hombres a los que se les ha implantado el compuesto, no han expulsado espermatozoides, un efecto que ha durado, en muchos sujetos, durante meses, hasta que se han eliminado los implantes.

Esto puede ser un modelo válido para muchos hombres, porque no requiere atención regular. Especialmente los varones, no están acostumbrados a visitar regularmente a sus médicos para su cuidado de salud reproductiva, como se exige a las mujeres.

Efectos secundarios

Dependiendo del método que utilicemos, los efectos secundarios pueden ser variados. Muchos de ellos, afectan a los estados de ánimo de los hombres, al igual que ocurre cuando se realizan tratamientos de este tipo en mujeres.

Esta es una de las razones por las que muchos de las posibilidades que se han probado, no han terminado de establecerse como una solución válida y duradera.

Nueva posibilidad

Nuevos métodos anticonceptivos para hombres

Los médicos están a punto de lanzar el primer nuevo anticonceptivo masculino en más de un siglo. Los resultados hasta ahora muestran que es seguro, efectivo y fácil de usar, pero no ha sido muy bien recibido por las compañías farmacéuticas. Eso resulta frustrante para su inventor, quien asegura que su técnica podría jugar un papel crucial en las poblaciones con pocas posibilidades de acceso al preservativo.

Es tal su potencial, que se calcula que podría quedarse con la mitad del mercado de unos 10 mil millones de euros que generan los anticonceptivos femeninos en todo el mundo y reducir los 3.2 mil millones de euros de ventas anuales de preservativos, negocios dominados por los gigantes farmacéuticos.

Este nuevo procedimiento ha sido creado en la India y podría costar solo unos 10 euros en los países en vías de desarrollo. Gracias a él, se podría proporcionar a los hombres control de fertilidad durante años y evitar el coste asociado con los preservativos y la píldora anticonceptiva femenina, que generalmente se toma a diario.

También te puede interesar:  Métodos anticonceptivos

Pese a todo, todavía no existen organizaciones dispuestas a invertir el dinero necesario para desarrollar la tecnología requerida. De hecho, en la actualidad se busca una importante apuesta económica para poner en marcha este método de forma generalizada.

Inventor

El inventor de este sistema es un ingeniero biomédico de 76 años. Según afirma, el desafío es encontrar una empresa que quiera venderlo, a pesar de que la contracepción masculina es un área en la que, hasta ahora, las farmacéuticas han mostrado poco interés.

La técnica usada se basa en un gel de polímero que se inyecta en los tubos que llevan esperma en el escroto. El gel, que tiene la consistencia del chocolate derretido, tiene una carga positiva que actúa como un amortiguador en los espermatozoides con carga negativa, algo que daña sus cabezas y colas, volviéndolos infértiles.

Esta terapia es reversible mediante una segunda inyección que desarma el gel, lo que hace posible que el esperma vuelva a recorrer el pene de manera normal. El lanzamiento esperado durante los próximos dos años contribuirá al crecimiento del 17 por ciento del mercado de anticonceptivos de la India hasta 2021.

El procedimiento es un 98% efectivo para prevenir el embarazo, al igual que los preservativos si se usan todas las veces, y no tiene efectos secundarios importantes. Cerca de 540 hombres lo han recibido en India.

Dificultad de desarrollo

Para que un medicamento llegue al mercado, los beneficios deben superar los riesgos. Las mujeres ya enfrentan riesgos del embarazo, por lo que el control de la natalidad solo tiene que ser más seguro que tener un bebé. Los hombres no tienen la misma compensación, por lo que incluso pequeños riesgos pueden descalificar a un tratamiento.

Además, ya tenemos otras formas de control de la natalidad, por lo que los hombres que no quieren tener bebés todavía tienen muchas opciones. Los hombres pueden pedirles a sus parejas que tomen una píldora y el 52 por ciento de ellos ni siquiera se da cuenta de que también se benefician.

Finalmente, no es fácil poner en funcionamiento un control de la natalidad reversible. Idealmente, un método anticonceptivo es algo que una persona puede usar cuando no quiere tener hijos y dejar de usarlo cuando esté listo para formar una familia. Si una píldora tiene un 20 por ciento de probabilidad de hacernos permanentemente infértiles, lo más probable es que nunca la tomemos.

Por todas estas razones, el control de natalidad masculino no parece demasiado rentable, lo que significa que las compañías farmacéuticas no están interesadas en invertir en él.

Además, las organizaciones sin ánimo de lucro que apuntan a llevar el control de la natalidad al mundo en desarrollo están más enfocadas en darles a las mujeres las herramientas para controlar su propia fertilidad. Por todo eso, el control del embarazo enfocado como una responsabilidad masculina es una segunda opción que no se toma como urgente.

Otros inconvenientes

La anatomía de los hombres es complicada. Las mujeres ovulan una vez al mes, pero la producción de esperma de los hombres es constante, con 1.000 o más espermatozoides por segundo. Evitar que los espermatozoides se encuentren con un óvulo no es fácil. Pero no se necesita reducir la producción a cero para ser efectivo. Basta con reducir su potencia y movimiento lo suficiente como para evitar el embarazo.

Los efectos secundarios son otra preocupación. Los investigadores en 2011 detuvieron una prueba de inyecciones anticonceptivas hormonales para hombres cuando los efectos secundarios, incluida la depresión y otros cambios de humor y aumento de la libido, fueron más altos de lo esperado. Unido a todo esto, la financiación para la investigación y desarrollo es otro obstáculo.

Métodos anticonceptivos tradicionales

Estos son los principales métodos que usan los hombres cuando se responsabilizan de evitar que se produzca un embarazo:

Método de la marcha atrás

También conocido como coitus interruptus o extracción, es una de las técnicas de planificación familiar más antiguas del mundo. Previene la concepción al evitar que los espermatozoides entren en la vagina.

Para que funcione de manera efectiva, el hombre debe retirar completamente su pene de la vagina de su pareja antes de eyacular. Sin embargo, este método no es completamente eficaz. Los espermatozoides pueden alcanzar el aparato reproductor femenino si la separación no se realiza correctamente. En algunos casos, los espermatozoides también pueden encontrarse en el líquido preseminal, lo que lleva a un embarazo no planificado.

Preservativos

Preservativo

Son fundas delgadas, generalmente hechas de látex, que se colocan sobre el pene para bloquear la eyaculación durante las relaciones sexuales y prevenir el embarazo. Usados ​​correctamente, fallan aproximadamente el 2% del tiempo. Si se usan de forma incorrecta, pueden tener una tasa de fallos del 18%.

Entre sus riesgos y efectos están la irritación o reacciones alérgicas, aunque se dan en muy pocos casos. También pueden romperse o filtrarse durante las relaciones sexuales, lo que aumenta el riesgo de embarazo no deseado.

Vasectomía

La vasectomía es un procedimiento quirúrgico simple que bloquea los tubos que transportan el esperma fuera de los testículos para esterilizar a un hombre de manera permanente. Esta técnica tiene menos del uno por ciento de posibilidades de fracaso. Como con cualquier procedimiento quirúrgico, los riesgos incluyen sangrado o infección.

Cosa de dos

En las últimas dos décadas, la comunidad médica y científica ha venido incrementando sus esfuerzos para desarrollar anticonceptivos masculinos. No obstante, los ensayos clínicos más recientes, aunque eficaces y prometedores en un principio, aún no se han materializado como una solución real de anticonceptivos para hombre, no solo por los efectos secundarios negativos, sino por otros muchos condicionantes. Sea como sea, la concepción de un bebé es cosas de dos, ambas partes debemos tomar un papel activo y participativo en la planificación del embarazo y decidir cuándo y en qué circunstancias queremos traer un nuevo ser al mundo.

Métodos anticonceptivos para hombres
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad