Generalidades de la sexualidad infantil

Antes se pensaba (inclusive la ciencia) que no había sexualidad en la vida del niño y que ésta comenzaba justamente en la pubertad, en gran parte debido a la amnesia que experimentamos en este campo.

La amnesia infantil se da entre los 6 y los 8 años cuando la represión se va armando por completo y las emociones de deseo se van sofocando. Pero los sentimientos vividos en esa etapa dejan huellas en la memoria.

Luego de esta etapa viene el período de latencia donde la meta sexual se desvía hacia algo socialmente valorado, como una producción artística y/o científica, lo que es conocido como sublimación. Y en este período justamente es donde se comienzan a originar las formaciones reactivas y sustitutivas. Esto le pone fin al período la pubertad en el que se empieza a expresar la sexualidad genital.

 Caracteres de las sexualidad infantil

  • Está directamente relacionada con la nutrición.
  • Es autoerótica.
  • Tiene la presencia de una zona erógena.

En cuanto a la nutrición de la sexualidad infantil, ésta es expresada en el chupeteo, con un acompañamiento rítmico y el período que deviene después de mamar, que es comparado con un período post-orgásmico.

El autoerotismo (sexualidad orientada en el cuerpo propio) se ve por ejemplo desde bebés, cuando se chupan las manos o los dedos, esto les produce una sensación placentera.

En relación a las zonas erógenas, a lo largo de los primeros años de vida y en el desarrollo afectivo-sexual hay tres que prevalecen: la boca, el ano  y los genitales externos.

¿Qué necesitan saber los niños sobre la sexualidad?

A la edad de 5 años aproximadamente, los niños comienzan a sentir un interés más profundos acerca de la sexualidad. Pueden comenzar a surgir las preguntas de cómo nacen y cómo se hacen los bebés, porqué las nenas y los varones son diferentes y otras inquietudes que llamen la atención del niño.

Los niños deben estar familiarizados con la sexualidad y ésta no debe ser tomada como un tabú, ni como algo de lo que no hay que hablar, todo lo contrario, pues hasta la adolescencia -que es cuando la sexualidad alcanza su punto máximo-, los niños deben estar familiarizados con la sexualidad y saber que no es nada malo querer informarse acerca de las condiciones físicas y psicológicas que caracterizan a cada género.

A partir de los 5 años los niños deben comenzar a saber: 

  • que los cuerpos de las personas vienen en diferentes formas, tamaños y colores
  • que los cuerpos de las niñas y las mujeres son diferentes de los cuerpos de los niños y los hombres
  • los nombres correctos de las partes del cuerpo, incluidas las partes corporales sexuales y reproductivas
  • cómo se “hacen” los bebés
  • cómo un bebé “entra” y “sale” del cuerpo de una mujer
  • que hablar sobre sus partes sexuales no es nada malo
  • que es normal tocarse los genitales por placer, pero que esto debe hacerse en privado
  • que los cuerpos de las personas pertenecen a ellos mismos
  • que todos los seres vivos se reproducen
  • cómo reconocerse y protegerse de posibles abusos sexuales; por ejemplo, enseñarles que los abusadores sexuales pueden parecer amables, generosos y afectuosos
  • que existen diferentes tipos de sexualidades, por ejemplo, heterosexuales y homosexuales.
  • cómo decir “no” al toque no deseado
  • que deben pueden hablar con adultos de confianza sobre cuestiones sexuales, preguntas y preocupaciones
También te puede interesar:  Trastornos del sueño

Qué necesitan saber los niños sobre la sexualidad

Según la teoría freudiana…

Freud consideraba a los niños como perversos polimorfos pues disfrutan de muchas cosas que les provocan placer, como comer, mirar, exhibirse.  Si una persona adulta llegara al orgasmo sólo de una manera como éstas sería considerado un perverso, como por ejemplo un fetichista o un masoquista. También en los cuidados parentales se da algo de la estimulación sexual.

A medida que el niño crece involucra a otras personas para el placer, más que nada en la función de ver y exhibir. Y entre los tres y cinco años, el niño comienza a darse cuenta de su sexualidad y de la diferenciación de la misma.

Dentro de la etapa psicosexual fálica ocurre el complejo de Edipo – donde el niño siente un excesivo sentimiento de amor por el padre de sexo contrario- y a su vez el complejo de ”castración” en el niño y complejo de ”envidia del pene” en la niña.

Desde los tres a los cinco años ( cuando se comienza a originar el super-yo) se pone en juego la pulsión del saber, preguntándose y preguntando por ejemplo de dónde vienen los niños; es común que a esta edad los niños piensen que los bebes salen de la panza o del ombligo. No se creen el cuento de la cigüeña pero tampoco concilian la fecundación por lo que abandonan la búsqueda de una respuesta. Pero si un niño a esta edad ve a sus padres en el acto sexual lo va a imaginar como algo nefasto, como un acto sádico.

Problemas de conducta sexual en niños

Los estudios de niños en edad escolar o preescolar con problemas de conducta sexual sugieren que entre el 49% y el 80% han sido victimas de acoso sexual. Los problemas de conducta sexual en niños en edad preescolar generalmente se encuentran junto a otros problemas de conducta.

Algunos estudios sugieren que cuanto más joven es el niño, más probable es que los comportamientos sexuales estén relacionados con un historial de abuso sexual, pero otra evidencia muestra que existe una tasa de confirmación relativamente baja (de menos del 40%)  para niños en edad escolar o preescolar con problemas de conducta sexual severa. En algunos casos los problemas de conducta sexuales pueden ser influenciados por otros compañeros de su edad o personas influenciables del entorno del niño. Estos comportamientos sexuales podrían no ser considerados un problema real, simplemente pueden ser comportamientos adquiridos pasajeros.

Se han encontrado diferencias significativas entre los niños pequeños con problemas de conducta sexual (de 6 a 9 años) y los niños mayores (de 10 a 12 años).
Se ha demostrado que los niños en edad preescolar con problemas de conducta sexual pueden mostrar comportamientos sexuales más frecuentes que los niños en edad escolar. También se ha observado que los problemas de conducta sexual infantil están vinculados al maltrato infantil, la exposición a la violencia familiar y otros trastornos generales de conducta.

Generalidades de la sexualidad infantil
Valore este artículo


Te podría interesar