Enfermedad de Addison: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison ocurre cuando la actividad de las glándulas suprarrenales (o glándulas adrenales) se encuentran suprimidas. Existe una disminución de la producción de hormonas, hablando mayormente del cortisol

Sin embargo, este trastorno, a pesar de estar bien definido, no suele ser fácil de diagnosticar en sus inicios. Por lo que existe el riesgo que se confunda con otras patologías. Aquí te brindamos más información acerca de esta enfermedad, y cómo proceder con su tratamiento.

Índice
  1. ¿Qué es la enfermedad de Addison?
  2. Causas de esta enfermedad
  3. Síntomas y signos
  4. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Addison?
  5. Tratamiento

¿Qué es la enfermedad de Addison?

Cuando hablamos de la enfermedad de Addison, hablamos específicamente de la afectación de la corteza de las glándulas suprarrenales, cuyas funciones son diferentes a las de la médula. Entre las funciones de la corteza destacan las siguientes:

  • Producción de hormonas glucocorticoides que mantienen el control del azúcar, disminuyen las respuestas inmunes y ayudan a responder al estrés.
  • Síntesis de mineralocorticoides que son hormonas que interceden en el equilibrio entre el agua, el sodio y el potasio.
  • Participa de la secreción de estrógeno y andrógeno (hormonas sexuales) que afectan el desarrollo sexual y la líbido.

Enfermedad de Addison

Cuando la corteza suprarrenal sufre algún daño, produce niveles hormonales demasiado bajos. Esta condición es bastante inusual, puede presentarse a cualquier edad y es más frecuente en mujeres que en hombres (3:1). 

Causas de esta enfermedad

Las razones por las que se puede presentar la enfermedad de Addison son diversas. En orden de frecuencia, estas son las causas más frecuentes, aunque no son las únicas:

    1. Destrucción de la glándula suprarrenal: para que esto suceda, debe darse la destrucción del 50% de ambas glándulas. Las causas por las que esta destrucción puede darse son principalmente infecciones por virus como el VIH (SIDA) o bacterias, como la responsable de la tuberculosis.
    2. De causa desconocida, probablemente autoinmune.
    3. Hemorragia de las suprarrenales: Puede suceder en pacientes que toman medicamentos anticoagulantes.
    4. Invasión de las glándulas suprarrenales por procesos de diseminación del cáncer, como es el caso del cáncer de pulmón.
  • Extirpación quirúrgica de las suprarrenales.

Síntomas y signos

La insuficiencia corticosuprarrenal, como también se llama a la enfermedad de Addison, cuando se produce por destrucción lenta de las glándulas suprarrenales, hace su aparición de forma progresiva. Razón por la que se hace muy difícil de diagnosticar en sus inicios y bastante sencillo en casos avanzados. Los síntomas que el paciente puede experimentar son los siguientes, en orden de frecuencia:

 

  • Debilidad: conocida como “astenia” en la jerga médica, está presente en el 99% de los casos de esta enfermedad. En un inicio puede ser momentánea y aparecer principalmente en momentos de estrés. Pero a medida que progresa la destrucción de las glándulas se vuelve continua, hasta que el paciente no puede salir de la cama.
  • Oscurecimiento de la piel y las mucosas: esto pasa en un 98% de los casos, en regiones que normalmente son un poco más oscuras que el resto de la piel. Tienden a tomar un color aún más pardo o moreno, como es el caso de los codos, surcos de las manos o las areolas mamarias. En las mucosas, que son los tejidos que recubren el interior de las cavidades como la boca o la nariz, suelen aparecer en el 82% de los casos, placas de color negro azulado. De forma más infrecuente (9%) algunos pacientes presentan áreas oscuras alternadas con áreas de vitiligo.
  • Pérdida de peso: el paciente experimentará pérdida del apetito y alteración de las funciones gastrointestinales.

Insuficiencia suprarrenal

  • Náuseas y vómitos: se presentan en el 90% de los casos y suele ser de las primeras manifestaciones de la enfermedad. En algunas ocasiones se acompaña de dolor abdominal, tan intenso que puede llegar a confundirse con apendicitis u otras enfermedades que generan dolores similares. Algunos pacientes manifiestan diarrea y con menos frecuencia, otros estreñimiento.
  • Ligero descenso de la presión arterial: presente en el 80% de los casos, esto suele suceder de forma gradual, pudiendo ser tan baja que algunos pacientes llegan a desmayarse.
  • Alteraciones de la percepción: se refuerza la percepción sensorial, específicamente, del gusto, el olfato y la audición. Esto es reversible con tratamiento. También se ha descrito cambios en la personalidad como inquietud o mayor irritabilidad.
  • Pérdida de vello corporal: la mujer puede experimentar la pérdida del vello púbico y axilar por falta de andrógenos.
  • Aumento de la temperatura corporal: debido a la falta de secreción de hormonas corticoides.

En casos particulares, la enfermedad de Addison suele manifestarse en un inicio con síntomas psiquiátricos que suelen ser cambios en la conducta o en la personalidad. Aquí se encuentra la dificultad para llegar a su diagnóstico, que puede confundirse con algunas enfermedades mentales, enfermedades de la tiroides, demencia o depresión. En casos graves, hasta llega a cursar con alucinaciones y delirio.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Addison?

El diagnóstico de esta patología se realiza mediante un grupo de pruebas, que van de sencillas a complejas:

  • Una analítica sanguínea donde se reporten los niveles de algunos minerales como el potasio, el calcio y el sodio, además de los valores de rutina y la determinación de los niveles de hormonas que se originan en la corteza suprarrenal, como es el caso del cortisol.

Diagnostico enfermedad addison

  • Cambios en el trazado del electrocardiograma.
  • Prueba de estimulación ACTH: esta es la prueba confirmatoria de insuficiencia de la corteza suprarrenal. Evalúa la capacidad de ésta para producir esteroides. Estos suelen estar ausentes o disminuidos en la enfermedad de Addison.

Tratamiento

El tratamiento consiste en suplir las carencias hormonales que se han generado a raíz de la supresión de la corteza suprarrenal. Este debe ser indicado y monitorizado constantemente por su médico tratante, preferiblemente un especialista en endocrinología, quien es el más capacitado para manejar esta situación.

Se conoce que el tratamiento para la enfermedad de Addison produce efectos secundarios como gastritis, principalmente. Si llegase a presentar insomnio, irritabilidad o excitación mental en inicios de su tratamiento, deberá consultar de inmediato para que su médico disminuya la dosis.

Adicionalmente los pacientes con enfermedad de Addison deberán portar consigo una tarjeta identificativa que alerte al personal de salud en caso de requerir un ingreso hospitalario de urgencia, ya que en situaciones de estrés, ejercicio, fiebre, o una intervención quirúrgica, pueden suponer duplicar o triplicar la dosis habitual del tratamiento, que en estos casos debe aplicarse vía intravenosa.

También te podría interesar...

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Al dar clic sobre el botón Aceptar, usted acepta expresamente nuestra política de cookies. Más información