Angioedema

Se trata de un síndrome cutáneo-vascular en el que aparecen, en piel y mucosas, una serie de lesiones edematosas características, y que son similares en la urticaria y en el angioedema (o edema angioneurótico), salvo por la localización de la lesión anatomopatológica, siendo ésta más profunda en el caso del angioedema. Por tanto ambos términos, urticaria y angioedema, son en cierto modo, sinónimos, y se pueden presentar asociados o no según los casos.

Atendiendo a la evolución, se pueden clasificar en formas agudas o crónicas según sea la duración de las lesiones mayor o menor de 6 semanas.

Causas del angioedema

El angioedema aparece como reacción a diferentes estímulos; según el agente que lo desencadene, podemos clasificarlo en:

Angioedema inmunológico

Se produce como respuesta a diferentes agentes que provocan una reacción inmunológica por parte del huésped. Pueden ser antígenos alimentarios como leche, huevos, frutos secos…, fármacos, infestaciones por parásitos, o bien transfusiones sanguíneas o de inmunoglobulinas.

Angioedema físico

Asociado o no a urticaria, aparece como reacción a un estímulo físico como el frío, la luz solar, el ejercicio físico (urticaria colinérgica) o por presión o roce en una determinada zona del cuerpo.

Angioedema hereditario

Se trata de una alteración hereditaria del sistema del complemento, que está implicado en el inicio de algunas reacciones inmunológicas, y que en estos casos se encuentra más activado por déficit de un factor que habitualmente lo inhibe.

Angioedema idiopático

Se trata de un angioedema de origen desconocido, y se diagnostica tras descartar otras causas.

La lesión fundamental en esta síndrome es el habón. En su aparición intervienen una seria de sustancias denominadas mediadores, cuyo principal representante es la histamina, liberados por los mastocitos (células clave de este proceso) en respuesta a diferentes estímulos por mecanismos inmunológicos o no inmunológicos. Dichos mediadores son los responsables de las alteraciones a nivel de permeabilidad vascular y vasodilatación que dan como resultado el edema a nivel de dermis y tejido celular subcutáneo respectivamente, que aparece en la lesiones de la urticaria y el angioedema.

¿Qué síntomas aparecen?

Las lesiones características en el caso de la urticaria son los habones, y en el caso del angioedema, en el que el edema se sitúa en el tejido celular subcutáneo, las lesiones son más grandes, por lo que se aprecian zonas de distensión de la piel, de color normal o rosado; el síntoma acompañante más frecuente es el prurito que a veces se sustituye, en el angioedema, por sensación de tensión y quemazón en la zona. La localización más frecuente es en párpados, labios, lengua, laringe (donde además pueden dar dificultad respiratoria) y en genitales.

En ocasiones puede asociar también síntomas generales como febrícula, síntomas gastrointestinales, cefaleas, etc.

En el caso del angioedema hereditario, es típica la aparición de edema en cara y extremidades así como episodios de edema laríngeo con compromiso respiratorio, y dolor abdominal por edema a nivel intestinal.

Diagnóstico del angioedema

En general se reconoce por la aparición de lesiones típicas por inspección visual. En ocasiones, como en los casos crónicos, puede ser necesaria la realización de biopsia, que mostrará edema en dermis y tejido celular subcutáneo, así como dilatación vascular e infiltración por células como los mastocitos.

La historia clínica puede mostrarnos la causa desencadenante aunque no es posible encontrarla en todos los casos. A veces, se realizarán análisis de sangre buscando asociación con infección por gérmenes como el virus de la hepatitis, e incluso búsqueda de parásitos.

En el caso del angioedema hereditario, el diagnóstico viene dado por la presencia de historia familiar y en casos, la realización de analítica para demostrar el déficit de C1-inhibidor.

Tratar y evitar el angioedema

El tratamiento de esta enfermedad es principalmente médico:

  • Los antihistamínicos son útiles en el caso de la presencia de prurito.
  • En el caso de angioedema es necesario además la administración de esteroides.
  • En el brote de angioedema hereditario, es útil la transfusión de plasma o de C1 esterasa inhibidor.

Puede ser útil evitar los factores desencadenantes en el caso de que éstos sean conocidos (alimentos, fármacos…). En el angioedema hereditario, puede estar indicado en tratamiento con danazol en terapia continua.


Te podría interesar

Publicidad