Trocanteritis

Toda la información sobre la trocanteritis, una enfermedad caracterizada por la inflamación de la bursa: causas, síntomas, tratamiento...

La trocanteritis es un trastorno que afecta a la zona de la cadera, con el dolor como principal síntomas. Tiene lugar cuando se produce una inflamación en la zona en la que se insertan los músculos en el fémur. Aunque puede darse en personas de ambos géneros, resulta más habitual en mujeres, sobre todo de entre 40 y 60 años de edad.

Una de las causas más frecuente es la inflamación de la bursa, un saco con líquido sinovial cuya principal función es la de amortiguar golpes y fricciones entre los tendones, el músculo y el hueso.

¿Qué es?

Se conoce como trocanteritis a la inflamación de la zona en la cual se insertan los músculos en el fémur. La articulación de la cadera se sitúa entre la cabeza del fémur y la pelvis. Así, el trocánter mayor del fémur sirve como punto de inserción para los músculos de esta zona corporal. Alrededor de él se encuentran una serie de bolsas, denominadas trocantérea profunda y trocantérea superficial; se encargan de proteger la propia articulación, así como los ligamentos y los tendones.

En determinadas ocasiones, debido a la fricción que ejerce banda iliotibial contra el trocánter mayor del fémur, se inflama la bolsa que se encuentra a su alrededor, dando así lugar a los síntomas propios de la trocanteritis de cadera.

Cuando surge este trastorno, el volumen de líquido que hay en el interior de las bolsas aumenta su tamaño, incrementándose así la inflamación existente en la zona.

Publicidad

Causas de la trocanteritis

La causa directa de esta enfermedad puede ser un traumatismo, así como una caída o un golpe que afecte a esta zona. En algunos casos, la cirugía de cadera puede dar lugar a la trocanteritis; suele darse cuando surgen problemas infecciosos en los huesos.

Otra posible causa son los movimientos repetitivos y constantes de la banda iliotibial. Por lo general, en estos casos la trocanteritis se debe a una posición de la pelvis incorrecta.

Enfermedades

Hay una serie de trastornos médicos que pueden causar trocanteritis de cadera.

  • Artritis reumatoide: la artritis reumatoide es una forma de artritis que causa un gran dolor, así como inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones. Por lo general, es más común en mujeres que en hombres, sobre todo a partir de los 50 años. Uno de los síntomas que se repite con más frecuencia es la dificultad para mover la articulación, sobre todo a primera hora de la mañana. Además, la zona afectada presenta hinchazón, enrojecimiento y calor.
  • Gota: la gota es una forma común de artritis que se da cuando se acumula ácido úrico en la sangre. Los síntomas más comunes son: hinchazón, enrojecimiento, calor y rigidez en las articulaciones.
  • Diabetes: la diabetes es una enfermedad que se caracteriza porque los niveles de glucosa en la sangre están muy altos. En la diabetes tipo 1, el cuerpo es incapaz de producir insulina. En cuanto a la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no utiliza la insulina d ela manera adecuada.

Síntomas de la trocanteritis

Síntomas de la trocanteritis

Respecto a los síntomas propios de la trocanteritis, el que se repite en la gran mayoría de ocasiones es el dolor, el cual se presenta de forma continua y, además, con gran intensidad.

Este dolor tiene lugar en la zona lateral de la pierna y se puede intensificar a la hora de realizar determinadas acciones, como levantarse de la silla o tumbarse de lado. Es habitual que los pacientes que padecen trocanteritis no puedan dormir de forma adecuada.

Por lo general, el dolor es unilateral; en los casos más graves, se irradia y baja por el lateral de la pierna. Aunque la trocanteritis bilateral, que afecte a ambas caderas, puede darse, es muy poco habitual.

Otro de los síntomas propios de este trastorno es la inflamación en la zona, la cual se hace especialmente visible a la hora de realizar determinados movimientos. Además, siempre existe dolor a la palpación en la zona.

Tratamiento para la trocanteritis

Una vez establecido el diagnóstico, el médico determina cuál es el tratamiento más indicado para la trocanteritis. Podemos clasificarlo en dos grandes grupos: no quirúrgico y quirúrgico.

También te puede interesar:  Fractura de cadera

Tratamiento no quirúrgico

En la gran mayoría de los casos la trocanteritis no reviste gravedad, por lo que no es necesario intervenir a los pacientes. En estos casos se recomienda aplicar hielo en la zona afectada durante dos o tres días para reducir la inflamación.

Además, el médico puede prescribir la toma de medicamentos antiinflamatorios tales como Ibuprofeno o Naproxeno para aliviar tanto el dolor como la inflamación propios de este trastorno.

Tal y como hemos señalado, el dolor de la trocanteritis empeora cuando el individuo se tumba de lado, una postura muy habitual a la hora de dormir; así, cuando se vaya a la cama se recomienda colocar una almohada entre las piernas.

Si el paciente sufre de sobrepeso, se recomienda llevar un estilo de vida saludable, con una alimentación adecuada y practicando ejercicio físico con frecuencia.

En algunos casos los estiramientos y ejercicios posturales ayudan a recuperar la posición óptima d ela pelvis.

Tratamiento quirúrgico

En los casos más graves, el médico puede determinar que lo más indicado es intervenir al paciente para extraer líquido de la bursa.

Si ninguno de los tratamientos anteriores ha dado resultado, se procede a extraer la bursa.

Factores de riesgo de la trocanteritis

Existen una serie de factores que aumentan en gran medida el riesgo de padecer esta enfermedad.

  • Lesiones de cadera, las cuales son más habituales en personas de edad avanzada.
  • Algunas enfermedades como la escoliosis o la artritis vertebral lumbar aumentan las probabilidades de sufrir trocanteritis.
  • Esta enfermedad es más habitual en aquellas personas que se han sometido a cirugías de cadera ya que las prótesis pueden causar irritación en las articulaciones.
  • El sobrepeso es otro factor de riesgo.
  • Y, por último, la trocanteritis también puede deberse a un exceso de actividad física.

¿Cómo prevenir la bursitis trocantérea?

¿Cómo prevenir la bursitis trocantérea?

No existe ningún método 100% infalible para prevenir esta enfermedad. No obstante, existen una serie de medidas que pueden resultar de gran ayuda para prevenirla, o al menos evitar que los síntomas se agraven.

  • No es recomendable realizar actividades físicas que sobrecarguen de algún modo la cadera.
  • Es aconsejable evitar aquellas actividades físicas repetitivas.
  • Se recomienda realizar ejercicio físico con frecuencia para mantener tanto la fuerza como la flexibilidad de los músculos, así como la salud de las articulaciones. Lo más importante es llevar un ritmo de visa activo, evitando el sedentarismo.
  • Si existe dismetría en los miembros inferiores, es aconsejable utilizar plantillas para compensar la diferencia existente entre ambas piernas.
  • Tal y como hemos señalado, el ejercicio físico es un factor de riesgo de la trocanteritis. Por lo tanto, es recomendable complementar el ejercicio físico con un plan de alimentación saludable.

Mejores remedios caseros para la trocanteritis

A continuación señalamos algunos de los mejores remedios caseros para aliviar los síntomas propios de la enfermedad.

Aceite de lavanda

El aceite de lavandaresulta muy efectivo para minimizar los indicios que genera este trastorno. Aplicar este remedio resulta de lo más sencillo. Basta con llenar una bañera con agua tibia y añadir unas gotas de aceite de lavanda. La sensación de bienestar y alivio es prácticamente instantánea.

Jengibre

El jengibre es uno de los mejores remedios caseros para reducir la inflamación y el dolor producido por la trocanteritis. Existen dos formas para disfrutar de los beneficios y propiedades del jengibre.

La primera de ellas es consumir un té de jengibre a diario, por la mañana y por la noche. Y, la segunda, consiste en crear una pasta a base raíz de jengibre y agua; en este caso, se aplica en la zona afectada para aliviar la inflamación y se deja actuar durante 15 minutos.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es muy efectivo para la trocanteritis. Lo ideal es combinarlo con miel para potenciar su efecto.

Basta con mezclar cuatro cucharadas de vinagre de manzana, media cucharada de miel y un vaso de agua. Se mezclan bien todos los ingredientes. Luego, se empapa una compresa con el remedio y se aplica directamente sobre la zona afectada.

Es importante destacar que estos remedios caseros no curan la enfermedad, aunque sí resultan de gran ayuda para aliviar los síntomas propios de la misma.


Te podría interesar