Teatro de la espontaneidad

El teatro de la espontaneidad es un tipo de teatro que puede ser utilizado como forma de terapia psicológica. El mismo fue creado por el psicosociólogo y psiquiatra Jacobo Levi Moreno.

El teatro de la espontaneidad abarca: el psicodrama, el sociodrama, el teatro espontáneo y la actividad artística. Decimos que abarca todas esas disciplinas puesto que puede ser aplicado como herramienta de una terapia de grupo (psicodrama), en el trabajo con grupos en el ámbito social (sociodrama) o en el ámbito pedagógico (psicodrama pedagógico), entre otras tantos usos que se le pueden dar.

¿Cómo funciona el teatro de la espontaneidad?

El procedimiento del teatro de la espontaneidad se basa en tocar partes improvisadas dentro del teatro; partes que no se han practicado. El diálogo, la acción y la historia son creados en colaboración por los actores a medida que la improvisación se desarrolla en el tiempo presente, sin el uso de un guión ya adjudicado. Este procedimiento ha demostrado ser no solo una capacitación suficiente para los actores, sino que a menudo tiene un impacto ventajoso en las uniones interpersonales.

Según investigaciones recientes, al actuar el sujeto experimenta una alteración de la consciencia. Es una alteración de la experiencia subjetiva cambiante, a saber: atención, percepción, imágenes y fantasía, discurso interno, memoria, procesos de pensamiento, significado de experiencias, percepción del tiempo , sentimientos y expresión emocional, niveles de excitación, auto-control, auto-imagen y sentido de identidad personal.

El teatro de la espontaneidad se ha recomendado en el entrenamiento  para la terapia de pareja, donde también puede utilizarse el juego de roles. Aún se continúa investigando la eficacia del teatro de la espontaneidad como tratamiento para algunos trastornos psicológicos, y se estima que el entrenamiento de improvisación puede ser útil en algunos casos de trastorno de ansiedad social.

El teatro espontáneo que apareció muy posteriormente tomó algunos elementos del teatro de la espontaneidad con objetivos artísticos o socio-comunitarios. Es entonces un dispositivo que no utiliza los mismos recursos que el teatro de la espontaneidad pero que está vinculado al mismo, aunque es muy diferente al psicodrama terapéutico.

Psicodrama

Psicodrama

El psicodrama -también fundado por Moreno- es otra de las técnicas psicoterapéuticas utilizadas, al igual que el teatro de la espontaneidad. Pero es necesario aclarar que, para que haya psicodrama siempre tiene que existir un grupo según Moreno, lo cual no condiciona que algunos terapeutas tomen algunos recursos del psicodrama en una terapia individual o bipersonal.

Para el fundador de esta corriente psicoterapéutica, el individuo es parte del grupo, por tanto, la sanación psíquica del individuo y la del grupo o de la sociedad son totalmente interdependientes.

Uno de los objetivos de esta corriente psicoterapéutica es que la persona pueda tener un mayor grado de ejercicio de sus posibilidades, es una posibilidad de creación de actitudes y formas de ver las cosas que permiten vivir de otra manera. Se trata de sentirse mejor consigo mismo. Generalmente un proceso terapéutico psicodramático es más breve porque acude además de la palabra a la acción. No hay códigos extrictos, es percibir, sentir, en ese momento dado con esas personas.

Hay sólo una teoría psicodramática pero sí muchas formas de verla, interpretarla, por ello a lo largo del tiempo se han desarrollado diferentes enfoques, como ser el psicodrama psicoanalítico, guestáltico, sistémico, entre otros.

Teatro de la espontaneidad
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad