Los roles

El concepto de rol comenzó a usarse en sociología en los años 1920 y 1930. La palabra deriva del rol francés, un pergamino que utilizaban los actores de la época para leer sus líneas. Para la psicología social, todos somos actores que debemos jugar un  cierto papel a lo largo de nuestras vidas, de acuerdo a el papel elegido u otorgado, será comportamiento de cada individuo.

El rol es definido como la colección de expectativas que acompañan a una posición social particular. Cada individuo juega múltiples roles a lo largo de su vida; estos roles dependerán de los diferentes contextos culturales, sociales o de las diferentes personas con la que trate el sujeto, por ejemplo: un sujeto podría ser un estudiante, un hijo, un amigo y un empleado a su vez, pero de acuerdo a la persona que se dirija dependerá el rol que ocupará.

Según psicólogos especializados en el área social, afirman que el entorno social y físico del sujeto ejercen en el mismo una profunda influencia en sus pensamientos y su comportamiento.

Los roles pueden variar desde específicos -solo se aplican a una determinada configuración-, a difusos – se aplican en un cierto rango de situaciones-.

¿Cómo funcionan los roles?

La teoría de roles analiza como los mismos influyen en una amplia gama de resultados psicológicos, incluidos el comportamiento, las actitudes, el pensamiento y la interacción social. Usualmente el rol que el individuo ocupa en la sociedad es una de las causas de su comportamiento psicológico.

Una de las funciones internas que provoca la categorización de roles es que los aspectos de un rol pueden internalizarse en el autoconcepto -por autoconcepto nos referimos a lo que el individuo piensa de sí mismo-, por ejemplo, un individuo que presenta experiencias reiteradas en torno a la competencia contra otras personas puede llevarlo a sí mismo a verse como una persona “competitiva”. Lo mismo sucede si una persona por diferentes motivos se ha visto involucrada en situaciones donde el otro requiera de su ayuda, en este caso el sujeto podría identificarse a si mismo como “solidario”.

También te puede interesar:  Relación entre psicología y medicina

El rol es un factor determinante en la formación de la identidad del sujeto. De hecho, las transformaciones de identidad ocurren con frecuencia cuando las personas ingresan o dejan roles, por ejemplo: comenzar la universidad, comenzar un nuevo trabajo, casarse, iniciar una nueva relación o tener hijos, representan algunos de estos cambios de identidad de roles.

Los roles según Pichón Riviere

Los roles según Pichón Riviere

Pichón Riviere en su teoría de los grupos diferencia claramente distintos roles, que los integrantes de los diferentes grupos o bien asumen o bien se los adjudican. Para Riviere los roles son  un modelo organizado de conducta, relativo a una cierta posición del individuo en una red de interacciones ligado a expectativas propias y de los otros”.

Primero éste hace una distinción entre roles:

  • Prescriptos socialmente:  por ejemplo, el rol de madre, de padre, de abuelo, etc.
  • Adscriptos: se dan a través de mecanismos de adjudicación y asunción. Es aquí que diferenciamos:
  1. Portavoz: Enuncia las ansiedades, necesidades y las fantasías de enfermedad que mueven al grupo.
  2. Chivo Emisario: Se hace cargo de los aspectos negativos del grupo.
  3. Líder: Se centra en la tarea y lidera al grupo. Los demás miembros del grupo depositan en él sus aspectos positivos.
  4. Saboteador: Es el líder de la resistencia al cambio. Dificulta la tarea y se niega al cambio.

En un grupo estereotipado la movilidad de los roles es poca. Por ello los roles tiene que variar de integrante, dando cuenta de la salud y plasticidad del grupo.

Los roles
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad