Sangre en el semen

Analizamos de forma detallada cuáles son las causas de la presencia de sangre en el semen. Aunque es motivo de alarma entre los hombres, lo cierto es que en la gran mayoría de los casos no reviste gravedad.

La presencia de sangre en el semen es uno de los síntomas que causan una mayor preocupación en los hombres, especialmente si son jóvenes y se trata del primer episodio. Aunque la gran mayoría de pacientes lo vinculan directamente al cáncer de próstata, lo cierto es que las causas de esta condición son muy diversas; es más, en la gran mayoría de los casos no indica ninguna enfermedad grave.

Esta condición se conoce clínicamente como hematospermia. La sangre presente en el semen puede tener un tono que varía entre el rojo brillante y el café; generalmente, el tono depende de la cantidad de sangre. Puede darse el caso de que no vuelva a ocurrir, es decir, que se trata de un único episodio.

Por lo general, afecta a pacientes jóvenes con una vida sexual activa; eyacular con demasiada frecuencia es uno de los motivos principales de la presencia de sangre en el semen. También se da en personas mayores de 60 años; en este caso, el motivo más frecuente es el crecimiento de la glándula prostática.

Causas de la hematospermia

Causas de la sangre en el semen

A continuación señalamos algunas de las causas más habituales de la presencia de sangre en el semen.

Infección urinaria

Esta es una de las causas principales de esta condición. Las infecciones urinarias provocan que los tejidos se encuentren más inflamados. Así, los capilares que aportan una mayor cantidad de sangre para que las células puedan hacer frente a la infección, se pueden romper con mayor facilidad.

En este caso, la hermospermia se presenta de manera aislada y en la gran mayoría de los casos acompañada de otros síntomas como dolor en los testículos. Si se trata de una infección grave, algunos de los síntomas de alerta propios son molestias al orinar, fiebre y sangre en la orina.

Quistes en las vesículas seminales

Otro de los motivos por los que se puede presentar sangre en el semen. Cuando las vesículas producen la secreción que posteriormente aportan al semen, la sangre que hay acumulada en los quistes presentes en las mismas, sale con dicha secreción; el resultado es un esperma de color marrón ya que la sangre en la gran mayoría de los casos es vieja.

Traumatismo

Se trata de una causa poco común en relación a esta afección, pero también puede darse. Un traumatismo en los testículos puede provocar la rotura de capilares y, en consecuencia, la presencia de sangre en el semen. En este caso, la sangre se ve fresca, de un color rojo brillante.

Vida sexual

Una vida sexual muy activa también puede dar lugar a esta afección. La eyaculación implica una contracción muscular muy fuerte; así, si se da la rotura de un determinado vaso sanguíneo, puede originar hematospermia.

De la misma forma, la abstinencia sexual también puede originar la presencia de sangre en el semen. Y es que, aquellas personas que eyaculan muy poco, tienen mayores probabilidades de formación de cálculos en la vía seminal. Así, cuando eyaculan, se produce un pequeño sangrado.

Cáncer de próstata

Un tumor de próstata también puede causar la hematospermia. Los tumores forman un conjunto de vasos sanguíneos nuevos para nutrir el crecimiento de las células tumorales. Pues bien, estos vasos son muchísimo más susceptibles de romperse; en caso de que lo hagan , la presencia de sangre en el semen es una consecuencia común.

Síntomas de la eyaculación con sangre

En ocasiones, dependiendo de la causa, la eyaculación con sangre se puede acompañar de otros síntomas. Debido a que la infección urinaria es uno de los motivos más habituales de la hematospermia, una de las señales de alerta más frecuentes es el dolor al orinar. Además, puede darse dolor tanto al eyacular como al evacuar.

En los casos más graves, pueden presentarse otros síntomas como fiebre, inflamación y dolor en el escroto, y sensibilidad en las ingles.

Diagnóstico

Ante un caso de hematospermia, es conveniente acudir al médico. No obstante, los expertos no recomiendan acudir a urgencias ya que en la gran mayoría de los casos se trata de un síntoma de una afección leve. Así, lo mejor es solicitar cita con el urólogo.

El médico en primer lugar realiza el historial clínico del paciente, en relación a los síntomas y el número de episodios en los que se ha presentado sangre en el semen al eyacular. A continuación procede a realizar una exploración física genital; para ello lleva a cabo un tacto rectal, descartando así cualquier tipo de patología relacionada con la próstata.

Una prueba médica habitual es el análisis de orina, teniendo en cuenta que una de las causas principales de la hematospermia es la infección urinaria. En caso de que sea necesario, el médico puede solicitar una ecografía testical o transrectal; son pruebas diagnósticas que permiten visualizar los testículas, la próstata y las vesículas seminales.

Tratamiento de la sangre en el semen

Tratamiento de la sangre en el semen

El tratamiento de hematospermia depende en gran medida de la causa de la afección. Tal y como hemos señalado, uno de los principales motivos de la presencia de sangre en el semen es la infección urinaria, la cual se trata con antibióticos.

En caso de percibir sangre en el esperma es importante solicitar cita con un urólogo, el cual realice un diagnóstico y establezca un tratamiento adecuado.

¿La presencia de sangre en el semen es grave?

Se trata de una condición que se da en contados casos. En la gran mayoría de los mismos se trata de una condición benigna, especialmente en personas jóvenes. El cáncer de próstata como causa de la hematospermia se da casi exclusivamente en personas mayores de 40 años.

Por lo tanto, aunque la sangre en el esperma sea un motivo de alarma y preocupación, no es casi nunca un síntoma propio de un tumor maligno en pacientes jóvenes.

Cáncer de próstata

Por último, queremos explicar de forma breve y detallada  los síntomas cáncer de próstata. Aunque se trata de la causa menos común de la presencia de sangre en el semen.

Se trata de un tipo de tumor que no causa síntomas en sus etapas iniciales. A medida que avanza la enfermedad, aparecen señales de alerta tales como problemas al orinar, presencia de sangre en la orina y/o semen, disfunción eréctil, e incluso debilidad en determinadas zonas del cuerpo como las piernas.


Te podría interesar

Publicidad