Risoterapia

La risoterapia es una terapia natural con una gran selección de beneficios físicos, psicológicos y sociales. También explicamos cómo es una sesión y lo que necesitas saber antes de asistir.

La terapia de la risa, también conocida como risoterapia, es un tratamiento conformado por un conjunto de dinámicas y técnicas derivadas de la meditación activa, la musicoterapia y el baile libre, entre otras muchas disciplinas. Se trata así de un proceso terapéutico y de crecimiento personal en el que a través de la risa los participantes se encuentran plenamente satisfechos y felices.

La risa se utiliza en este tipo de terapia natural como una herramienta, no como un objetivo a perserguir. Así, en la risoterapia se hace uso de la risa como un mecanismo para profundizar en el “yo” interior de cada persona. Algo que resulta complicado con otro tipo de terapias y tratamientos ya que las personas suelen ser reticentes a ellos y, por tanto, ponen resistencia.

Diferencias entre humor y risoterapia

Hay quienes creen que el humor y la risoterapia son iguales. Pero nada más lejos de la realidad.

Hay una gran diferencia entre el humor y la risoterapia. En el caso del primero, se fuerza la risa del público desde el exterior. No obstante, la terapia de la risa va más allá; trata de conseguir que los pacientes sientan un estado de felicidad plena que facilite en gran medida la risa.

Por lo tanto, el proceso es el inverso. Mientras que en el humor se busca la risa y carcajada del público, tras lo cual las personas se sienten más felices; en la risoterapia se aplican técnicas para que las personas se sientan satisfechas, consiguiendo así reir desde el interior.

Tipos de risa

Tipos de risa

Se distinguen dos tipos de risa.

  • Descarga: en relación con lo explicado en el punto anterior, la risa de descarga permite a las personas reírse de aquello que no suelen permitirse en la vida cotidiana, como por ejemplo el dinero o el poder.
  • Relajada: este tipo de risa es muchísimo más cercana a la felicidad. Se caracteriza por ser amplia y, además, no tan sonora como la anterior; se percibe más bien como un ligero suspiro.

Historia de la risoterapia

Aunque no se haya comprobado de forma científica hasta hace poco tiempo, lo cierto es que el poder de la risa para influir tanto en el cuerpo como en la mente es algo bien conocido desde tiempos antiguos.

En China, los taoistas creían que el estado de salu de una persona era directamente proporcionan a las veces que reía a lo largo del día. Más adelante, en la Edad Media, las actuaciones que hacían los bufones tenían como principal objetivo facilitar el proceso de digestión de los comensales.

Más adelantes, expertos como Richard Mulcaster y Robert Burton, empezaron a recomendar a sus pacientes la risa como método de terapia ante determinadas enfermedades. El propio Sigmund Freud señalaba que la risa tenía un gran poder para liberar energía negativa del organismo.

Beneficios de la risoterapia

Beneficios de la risoterapia

Los beneficios de la terapia de la risa son muy amplios. Podemos englobarlos en tres grandes grupos: físicos, psicológicos y sociales.

Beneficios físicos

La risoterapia tiene una gran selección de beneficios para el estado físico.

  • Refuerza el sistema inmunológico: el conjunto de endorfinas del organismo se asocia con el nivel de endorfinas, más conocidas como hormonas de la felicidad. Así, cuando las endorfinas aumentan, el sistema inmunológico se hace más fuerte y, por tanto, brinda una mejor protección ante determinadas enfermedades como la gripe.
  • Mejora la circulación sanguínea: uno de los principales beneficios de la risoterapia a nivel físico es que mejora la circulación sanguínea, de modo que resulta muy beneficiosa para el sistema cardiovascular. Así, en el caso de personas adultas y mayores, disminuye de fomra notable el riesgo de padecer determinadas enfermedades como el infarto de miocardio.
  • Mejora el tránsito intestinal: la terapia de la risa ayuda a mejorar el tránsito intestinal ya que favorece que el cuerpo trabaje de un modo más cómodo y relajado. Así, resulta una alternativa estupenda para evitar enfermedades como el estreñimiento.
  • Quema calorías: al reir se mueven en torno a 400 músculos de todo el cuerpo. Algunos estudios han demostrado que reír 100 veces equivale a 10 minutos de ejercicio aeróbico.
  • Previene el insomnio: y, por último, el estado de bienestar y de autoestima que consigue la risoterapia ayuda a conciliar mejor el sueño, descansando de modo profundo. Así, se consigue una mejor calidad de vida.

Beneficios psicológicos

A continuación señalamos los principales beneficios para la mente de la risoterapia.

  • Alivia el estrés: este es sin lugar a dudas uno de los mayores beneficios de este tipo de terapia natural; algo muy importante teniendo en cuenta que cada vez son más las personas afectadas por esta enfermedad, tanto adultos como niños. La risoterapia ayuda a liberar el estrés que genera la rutina diaria, aprendiendo a transformar lo negativo en positivo.
  • Mejora el estado de ánimo: la terapia de la risa ayuda de forma notable a levantar el ánimo de cualquier persona. Así, tras la sesión los pacientes tienen una sensación de felicidad plena.
  • Pensar en positivo: otro de los beneficios que merece la pena destacar de la risoterapia es que permite afrontar de un modo más positivo diferentes situaciones que se presentan en el camino de la vida.
También te puede interesar:  Termoterapia

Beneficios sociales

Los beneficios a nivel social de la risoterapia también merece la pena tenerlos en cuenta.

  • Adiós a la timidez: generalmente, las personas tímidas tienen problemas para relacionarse con los demás y hacer nuevas amistades. Pues bien, el objetivo de este tipo de terapia es que los participantes se dejen llevar; cada uno de ellos puede realizar aquello que considere más oportuno en cada ejercicio sin ser juzgado.
  • Nuevas amistades: por supuesto, la risoterapia es una oportunidad fantástica para hacer nuevas amistades. En las sesiones se crea un ambiente distentido y relajado, por lo que las posibilidades de simpatizar con los demás aumentan de forma exponencial.

¿Cómo es una sesión de risoterapia?

¿Cómo es una sesión de risoterapia?

Una sesión de risoterapia tiene como principal objetivo fomentar el buen humor. Para ello, mediante una serie de técnicas y dinámicas, trata de cambiar la perspectiva que los pacientes tienen de sus problemas cotidianos. Además, este tipo de terapia natural busca fomentar la comunicación y el contacto físico, así como potenciar el pensamiento y la actitud positiva.

Introducción teórica

El taller de risoterapia comienza con una introducción teórica en la que se explican cuáles son los conceptos básicos de la risa, así como sus beneficios para la salud.

Calentamiento

Para reír es esencial que la mente se encuentre completamente relajada. Por lo tanto, la fase de calentamiento es esencial para cumplor con los objetivos propuestos para la sesión. Así, mediante una serie de ejercicios guiados muy sencillos se consigue romper las barreras de la inhibición de los participantes: simulación de muecas, imitaciones, distintas formas de caminar… El objetivo es crear situaciones que resulten divertidas de modo que los participantes poco a poco comiencen a reir, reduciendo sus niveles de verguenza y sintiéndose a gusto tanto con ellos mismos como con el grupo.

Es importante que los ejercicios realizados requieran algo de esfuerzo, de modo que los participantes se vean obligados a respirar para oxigenar así su organismo.

Dinámicas y juegos

Juegos risoterapia

Esta es la parte más importante del taller, en la que se realizan un conjunto de dinámicas y juegos mediante los cuales los participantes se sientan plenos y felices y, de este modo, rían de modo sincero. A continuación señalamos algunos de los juegos que se llevan a cabo en las sesiones.

  • Muecas en círculos: los participantes se colocan en círculos. El que comienza el juego le pasa a la persona que está a su derecha la mueca más extraña que se le ocurra en ese momento; luego, éste al de al lado, y así sucesivamente hasta llegar al primero. De este modo, uno por uno los participantes van realizando la ronda de gestos ridículos.
  • Toque toque: un juego de grupo en el que las risas están más que aseguradas. Los participantes caminan por la sala sin rumbo fijo, tocando el hombro del resto de participantes mientras ríen sin parar. Hay que cambiar de persona tocada todo el tiempo, pero nunca quedarse sin tocar el hombro de ninguna persona del grupo.
  • Espejo: este juego se realiza en pareja. La dinámica es muy sencilla; dos participantes se ponen uno frente al otro y uno de ellos debe hacer muecas mientras el otro le imita.
  • Globo: cada uno de los participantes toma un globo y comienza a inflarlo poco a poco. En cada soplido deja salir algo a lo que desea decir adiós en su vida. Después, cada uno ata el globo con los cordones de sus zapatillas y comienza a bailar arrastrando el globo; el objetivo es hacerlo explotar antes de que se acabe la canción.
  • Cosquillas: otro juego también muy popular en las sesiones de risoterapia son las cosquillas para hacer en grupo. Las cosquillas envían impulsos eléctricos al sistema nervioso central, generando una determinada reacción en el cerebro.

Gimnasio de la risa

En este punto, la risa y la carcajada de los participantes llegan a su máximo esplendor. La sensación de plenitud es total, y los participantes se sienten relajados y felices.

Relajación

Después de una sesión riendo sin parar, llega el momento de reducir la intensidad y comenzar a interiorizar la risa para instalarla en su interior. Durante el proceso de relajación, los participantes se visualizan renovados y llenos de vida, listos para abordar el camino de la vida con una actitud mental positiva y un estado emocional muy placentero.

Conclusión

En definitiva, la risoterapia es una técnica psitocterapéutica con una gran selección de beneficios tanto a nivel físico como psicológico, e incluso social. Tal y como hemos señalado, se realiza a través de actividades en grupo en las cuales los participantes salen sintiéndose más positivos y optimistas, más satisfechos con sus vidas y con las decisiones tomadas.

Risoterapia
5 (100%) 2 votos


Te podría interesar

Publicidad