Cómo elegir qué deporte practicar

¿Qué prefieres: un deporte en equipo o individual, en el mar o en la montaña, de interior o exterior…? Tienes que hacer una primera selección, teniendo en cuenta tus gustos, aficiones, cualidades y aptitudes físicas. Pero no te dejes llevar por las modas o por lo que te dicen los que te rodean. Si no lo tienes claro, prueba varios deportes antes de decidirte, lo esencial es encontrar un deporte con el que disfrutes y que puedas practicar regularmente.

No olvides que los Juegos Olímpicos de verano y de invierno recogen cerca de cincuenta modalidades deportivas, y a los que tenemos que añadir otros tantos que no se consideran disciplinas olímpicas, y no pasar por alto que constantemente se están inventando nuevos deportes. ¿No vas a ser capaz de encontrar uno que se adapte a ti?

Diferentes tipos de ejercicio

Hoy en día, casi todos los deportes están al alcance de chicos y de chicas, pero no siempre ha sido así. A las mujeres les ha costado mucho el ser aceptadas en las competiciones. Fue en 1928 cuando se realizaron las primeras pruebas femeninas, y hoy todavía hay países donde la religión o el desconocimiento tienen gran poder coactivo. En estos países las mujeres no pueden practicar determinados deportes ni participar en pruebas como los hombres.

Casi todos los deportes son mixtos, aunque en algunos destaca la participación de chicos (rugby) y al contrario (natación sincronizada, gimnasia rítmica…). Sin embargo, nada impide que puedas practicar un deporte en el que seas sexo minoritario.

Algunos deportes, como el culturismo, la halterofilia y deportes de fuerza, las carreras de fondo, el paracaidismo y las carreras de coches o motos, no son aconsejables para los niños, ya que pueden interponerse en su crecimiento y desarrollo y seguridad. De todas maneras, si les atraen, pueden hacer una leve aproximación.

También te puede interesar:  Yoga y pilates: diferencias y similitudes

“Si te gusta el ambiente de grupo…”, entonces naciste para deportes de equipo. Principalmente se juegan con balón, u otros utensilios: fútbol, hockey, baloncesto, balonmano, voleibol. Si además prefieres el aire libre, tienes el rugby y fútbol, y si, por el contrario, prefieres el agua, piensa en el waterpolo.

“Si buscas desahogarte…”, el judo o deportes de combate te ayudarán y, a la vez, te permitirán controlar tu energía y respetar a los demás. ¿Y por qué no el atletismo? Podrás desquitarte corriendo, saltando, o lanzando un objeto con todas tus fuerzas. Deslizarse por la nieve o sobre el agua también te ayudarán a “descargar”.

“Si no eres un forzudo…”, ¡no pasa nada! Lo que en principio puede parecer un defecto, puede terminar siendo una ventaja ¿Te imaginas a un maratoniano forzudo? De todas maneras, si lo que deseas es fortalecer tu musculatura o espalda, lo puedes hacer con la gimnasia, el judo o la natación.

“Si te gusta la naturaleza…”, seguro que en tu país existen muchas maravillas naturales de las que puedes disfrutar practicando actividades de aire libre, como la equitación ¿Te anima la idea de galopar por el campo?: la escalada, la espeleología, el esquí, el piragüismo, kayac, surf, vela, cross, carreras de orientación, son algunos de los que puedes practicar.

Pero, aunque ya hayas encontrado tu deporte, no debes olvidarte de los demás. Si te has decidido por un deporte individual, lo puedes complementar con otro en equipo, o si es de interior, con un al aire libre. Si sólo trabajas una parte de tu cuerpo porque juegas al tenis, no estaría de más compensarlo con un deporte completo (por ejemplo, la natación).

Cómo elegir qué deporte practicar
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad