Psoriasis

Es una enfermedad crónica de la piel en la que existe una alteración en la multiplicación y diferenciación de sus células. Su causa es desconocida y aproximadamente un 30% de los que la padecen tienen familiares afectados.

Se acepta que existen genes que predisponen a padecer la enfermedad y estímulos (traumatismos, infecciones, medicamentos, cambios climáticos y estrés emocional) que hacen que aparezca o sea más intenso un brote.

Síntomas de la psoriasis

Afecta aproximadamente a 1-2% de la población y puede comenzar a cualquier edad.

Síntomas cutáneos

Son característicos los brotes repetidos de pápulas y placas eritematosas bien delimitadas cubiertas por varias capas de escamas finas y nacaradas de gran tamaño.
Existen muchas formas clínicas:

  • En pequeñas placas: la forma más frecuente. Aparece en codos, rodillas y cuero cabelludo.
  • En grandes placas: las lesiones, de más de 3 cm de diámetro, se localizan, además, en la región lumbosacra.
  • Eritrodermia psoriásica: se afecta toda la superficie cutánea.
  • Palmoplantar: afecta a palmas y plantas.
  • Invertido: con lesiones localizadas exclusivamente en los pliegues de la piel.
  • Guttata: lesiones muy pequeñas (de menos de 1 cm de diámetro). Es más frecuente en niños y suele desencadenarse por una infección respiratoria (generalmente una amigdalitis).
  • Psoriasis pustuloso generalizado: produce una erupción en toda la piel, sin afectar a la cara, con placas eritematosas dentro de las que aparecen pústulas pequeñísimas. Se asocia a malestar general y fiebre y con frecuencia afecta a las articulaciones.
  • Acropustulosis: aparecen pústulas sobre las placas de psoriasis localizadas en los dedos, con afectación grave de las uñas.

Síntomas ungueales

Las uñas que más frecuentemente se afectan son las de las manos. Las lesiones más frecuentes son el piqueteado y las más características la separación de la uña de la base del dedo a la que se encuentra unida.

Síntomas articulares

Aparecen aproximadamente en el 5% de las personas con psoriasis. Consiste en una inflamación de la articulación que se puede asociar a lesiones sobre la piel que la recubre y, en algunos casos, a destrucción del hueso con gran deformación de la articulación. Lo más frecuente es la afectación de menos de 4 articulaciones de las manos y pies, siendo típica la aparición en las últimas articulaciones de los dedos de la mano (las más alejadas de la mano).

También te puede interesar:  Tatuaje infectado

¿Cómo se diagnostica?

Suele ser suficiente con la visualización de las lesiones, su localización y el fenómeno de Koebner.

Para apoyar el diagnóstico, se puede realizar el raspado metódico de Brocq, que consiste en realizar sucesivos desprendimientos de las capas de la piel sobre una lesión psoriásica, apareciendo, de forma sucesiva: escamas blanco-nacaradas, una membrana rosada y brillante y unos puntos sangrantes.

Tratamientos para la psoriasis

La enfermedad puede mejorarse pero no se cura. Los tratamientos intentan disminuir el exceso de multiplicación de la piel. El tratamiento será distinto según las circunstancias personales del paciente (edad, trabajo, ambiente sociocultural) y de la forma clínica de la enfermedad.

Tratamientos tópicos

  • Emolientes (aceite en agua, glicerina): hidratan la capa superficial de la piel, ayudando a eliminar las escamas y previniendo las fisuras. Útiles en todos los tipos de psoriasis.
  • Queratolíticos (ácido salicílico, ácido láctico): eliminan las escamas más fuertemente adheridas, facilitando la penetración de otros medicamentos que apliquemos posteriormente.
  • Útiles en cuero cabelludo y uñas. Tener precaución en su uso en niñós, pues pueden producir quemaduras.
  • Derivados de alquitrán (antralina): útiles en las placas y, combinado con UVB, en la afectación generalizada.
  • Corticoides tópicos: efecto antiinflamatorio. Es el tratamiento más utilizado en psoriasis poco extensos en piel, cuero cabelludo y pliegues. Deben evitarse tratamientos largos, sobre todo en niños, por los efectos secundarios cutáneos y la absorción a través de la piel.
  • Fototerapia: es el uso de radiación UVB combinada con la toma previa de sustancias vía oral (psoralenos) con la finalidad de reducir la velocidad a la que se renueva la capa superficial de la piel. Se usan en placas generalizadas y guttata.
  • Derivados de la vitamina D (calcipotriol).

Tratamiento vía oral

  • Retinoides (etretinato): son derivados de la vitamina A. Útil en casos graves. El efecto secundario más grave es la teratogenicidad por lo que se aconseja una anticoncepción de por lo menos dos años después de suspender el tratamiento.
  • Metotrexate: útil en psoriasis graves.
  • Ciclosporina A.

¿Se puede evitar la psoriasis?

No se puede prevenir la aparición de la enfermedad, aunque sí disminuir el número de brotes y su intensidad evitando los factores desencadenantes mencionados (traumatismos, infecciones, stress).

Ante la aparición de placas eritematosas cubiertas por grandes escamas en zonas característicamente sometidas a traumatismos: cuero cabelludo, codos, antebrazos, región lumbosacra, rodillas, manos y pies.


Te podría interesar

Publicidad