Parafimosis

Parafimosis

La parafimosis es una condición que se presenta en niños y adultos sin circuncisión, que genera dolor en el pene, hinchazón y otros síntomas que ponen en riesgo el aparato reproductor masculino. En este sentido, esta emergencia puede presentarse con frecuencia, sin embargo, la mayoría de personas no tienen pleno conocimiento de lo que significa.

Para evitar complicaciones y en general, prevenir esta situación, es preciso conocer todo sobre la parafimosis, sus síntomas, causas y tratamientos; para así, lograr prevenirla o tratarla con eficiencia y efectividad.

Índice
  1. ¿Qué es la parafimosis?
  2. Síntomas de la parafimosis
  3. Causas de la parafimosis
    1. Manipulación
    2. Lesiones e infecciones
    3. Otras causas
  4. Tratamientos efectivos para la parafimosis
    1. Manual
    2. Medicamentos
    3. Terapia mínimamente invasiva
    4. Cirugía
  5. Parafimosis en adultos
  6. Parafimosis en bebés y niños
  7. Parafimosis y sus complicaciones
  8. ¿Cómo prevenir la parafimosis?
  9. Diferencias entre parafimosis y fimosis

¿Qué es la parafimosis?

Se denomina parafimosis a la afección urológica, que ocurre cuando el prepucio se encuentra retraído detrás del glande y no puede volver a su ubicación anatómica normal, provocando hinchazón y el estrangulamiento del pene, es por ello, que debe ser tratada con carácter de urgencia por un especialista.

En este sentido, se entiende por prepucio a la capa de piel retractable que protege y recubre al glande del pene. Cabe destacar, que el prepucio de un varón o una parte de este puede ser removido por medio de una cirugía conocida como circuncisión; por ende, la parafimosis ocurre en varones incircuncisos (sin circuncisión) de cualquier edad y condición física.

Por su parte, la parafimosis resulta en una condición más grave que la fimosis, debido a que, la presión ejercida por el prepucio retraído no solo provoca dolor en el pene, sino que también, puede limitar el torrente sanguíneo, lo que podría originar la necrosis (muerte del tejido y las células) de la parte final del pene.

Síntomas de la parafimosis

Síntomas de parafimosis
El primer signo visible de la parafimosis, es la hinchazón del glande y el prepucio, producido por la incapacidad de colocar este último en su lugar. Asimismo, el dolor en el pene es un síntoma común de la parafimosis, originado por la presión que causa el prepucio en el glande; además, se observa decoloración en el pene producido por la falta de sangre.

Cabe destacar, que los síntomas de la parafimosis son similares a los de otras enfermedades de tipo urológico, es por ello, que se recomienda consultar al médico si se observa alguno de estos. En este sentido, otros síntomas de la parafimosis son:

  • Edema (acumulación de líquido).
  • Dificultad para orinar y eyacular.
  • Fiebre elevada.
  • Dolor en el escroto.
  • Coloración rojiza o azulada en la punta del pene.

Causas de la parafimosis

Las causas que llevan a la parafimosis, están asociadas a la inflamación o hinchazón del pene que dificulta la colocación normal del prepucio por encima del glande, asimismo, es preciso destacar que las circuncisiones mal realizadas, pueden incrementar el riesgo de los hombres de sufrir parafimosis.

Teniendo en cuenta lo anterior dicho, se debe saber que esta condición puede ser provocada por:

Manipulación

La parafimosis es causada principalmente por la estrechez del prepucio, producida por la manipulación manual durante los actos sexuales, el aseo de la zona, necesidades fisiológicas (orina), exámenes, prácticas médicas, entre otras. En este sentido, cuando el prepucio es retraído y dejado en esta posición durante mucho tiempo, provoca la inflamación del glande, haciendo más difícil devolver el prepucio a su lugar.

Es preciso destacar, que las razones para dejar el prepucio retraído durante largos períodos de tiempo pueden estar asociadas a la edad (ancianos y niños) y también, a la incapacidad de colocar la piel nuevamente en su ubicación, por ejemplo, en personas con discapacidad permanente o temporal.

Por otro lado, la manipulación médica también es una causa de parafimosis, ya que, al realizar exámenes, cateterismo, cistoscopia, entre otros, los médicos retraen el prepucio del paciente y en ocasiones olvidan colocarlo en su lugar, dando paso a una posible parafimosis.

Lesiones e infecciones

Por otro lado, las lesiones en el pene producidas por picaduras, traumatismos, quemaduras, relaciones sexuales, entre otros, generan hinchazón que puede a su vez provocar parafimosis. Asimismo, las infecciones por transmisión sexual o de otro tipo, que no han sido tratadas a tiempo o con la eficacia necesario, también son causantes de parafimosis.

Otras causas

Para finalizar, existen enfermedades y condiciones que pueden ocasionar parafimosis, entre ellas está la diabetes y la balanitis; esto debido a que los niveles de glucosa en sangre (en el caso de la diabetes) y otras afecciones (balanitis), provocan hinchazón en el pene y en el glande de este, produciendo la aparición de la parafimosis.

Cabe mencionar, que la fimosis también es una causa de la parafimosis, esta es una condición urológica caracterizada por el estrangulamiento del prepucio, que puede impedir que este se coloque nuevamente en su lugar (parafimosis).

Tratamientos efectivos para la parafimosis

Tratamiento para la parafimosis
La parafimosis es una condición que debe ser tratada con urgencia, ya que, puede traer consecuencias irremediables para el paciente; en este sentido, el tratamiento efectivo de la misma está orientado en primer lugar a regresar el prepucio a su lugar, posteriormente, se pueden realizar tratamientos para evitar que se presente nuevamente la lesión.

Para revertir el proceso de parafimosis, el primer paso que se debe realizar es disminuir la hinchazón del pene o reducir el edema que se produce debido a la presión, para ello, existen diversas técnicas y procedimientos que varían entre sí.

Una vez que la inflamación y el edema a disminuido, el médico puede colocar nuevamente el prepucio en su lugar de forma manual, para lo cual, utilizará sus dedos y hará presión de manera que la piel bajé y retomé su ubicación anatómica original. Para este procedimiento, se pueden utilizar lubricantes y cremas.

Ahora bien, las formas exactas de tratar esta condición son las siguientes:

Manual

El tratamiento efectivo más común para la parafimosis, es la manipulación manual de la zona para devolver el prepucio al lugar que le corresponde. Para esto, el médico debe realizar movimientos continuos y progresivos en el prepucio y glande, para así, colocar el prepucio nuevamente en su ubicación.

Sin embargo, es preciso reducir la hinchazón del pene y minimizar el edema que se forma, para poder colocar el prepucio en su lugar, para lograr esto, el médico puede hacer presión en el pene de manera manual, para dispersar el edema y facilitar la colocación del prepucio en su ubicación.

Por otro lado, también se puede ayudar de hielo para disminuir la hinchazón, además, esto ayudará a calmar el dolor en el pene y las molestias que se presentan en la zona afectada, como producto de la presencia de una parafimosis.

Medicamentos

Por su parte, cuando la hinchazón es muy grave (normalmente ocurre cuando la parafimosis lleva mucho tiempo), existen otras técnicas que se pueden utilizar, de manera tal, que sea posible aplicar el método manual para el tratamiento de la parafimosis; en este sentido, los medicamentos son una opción para disminuir la inflamación del pene.

Específicamente la hialuronidasa, esta es una enzima que se encarga de la degradación del ácido hialurónico, en este caso, coadyuva en la dispersión del líquido del edema, disminuyendo así, la hinchazón y logrando una fácil liberación del prepucio.

Terapia mínimamente invasiva

Cuando los procedimientos anteriores no son suficientes para disminuir la inflamación del pene, se puede poner en práctica la terapia mínimamente invasiva; este método consiste en realizar un drenaje externo del edema, para el cual, se utiliza una aguja hipodérmica y se extrae el líquido acumulado.

Posteriormente, se aplica la técnica manual para tratar la parafimosis, la cual se podrá realizar de manera más fácil, debido a que la hinchazón a disminuido y el dolor en el pene es menor, por lo tanto, el paciente tendrá menos molestias.

Cirugía

Para finalizar existe un procedimiento para tratar de manera efectiva la parafimosis, y además, evitar una posterior aparición de la afección, es la cirugía o circuncisión. Esta intervención quirúrgica ambulatoria, consiste en cortar y retirar una porción o la totalidad del prepucio del pene.

Para esto, se coloca anestesia local para evitar que los pacientes sientan dolor en el pene, a continuación, el médico encargado procederá a cortar la piel del prepucio y suturar la zona, para posteriormente vendarla hasta su completa curación.

La circuncisión es una cirugía altamente recomendada, ya que, es muy rápida y sus beneficios son amplios, entre ellos evitar el estrangulamiento del pene o también conocida como parafimosis.

Parafimosis en adultos

En ocasiones, las personas piensan que la parafimosis es una emergencia o situación urológica que solo puede presentarse en niños, debido a que suelen ser menos cuidadosos al momento de manipular su cuerpo. No obstante, este problema también se presenta con frecuencia en adultos y ancianos.

Una causa común de la parafimosis en adultos es la edad avanzada, la cual, produce la incapacidad de manipular correctamente su cuerpo; provocando que estos no puedan regresar el prepucio a su lugar luego del aseo personal, necesidades fisiológicas, entre otras.

Es por esta razón que la parafimosis en adultos se presenta con mayor frecuencia en hogares para ancianos y hospitales donde estos son atendidos, ya que, algunos médicos, enfermeros o personas responsables, olvidan colocar el prepucio nuevamente en su lugar, ocasionando la parafimosis.

Por último, la recomendación para su evitación en adultos es realizar la circuncisión a tiempo, ya que esta cirugía es bastante simple. La circuncisión es realizada con anestesia local para disminuir el dolor en el pene, además, los cuidados postquirúrgicos son de fácil seguimiento y no requiere de atención especializada.

Parafimosis en bebés y niños

Parafimosis en bebés
Por su parte, también puede presentarse en bebés y niños no circuncidados. En este caso, los primeros signos son el llanto e incomodidad resultado del dolor en el pene que produce la presión del prepucio.

Seguidamente, se puede observar que el glande se encuentra inflamado y con una coloración diferente a la habitual, estos síntomas son evidencias de algún problema urológico que debe ser tratado con urgencia por un especialista.

En el caso de los bebés y niños, el médico tratante debe aplicar analgésicos, lubricantes y cremas anestésicas que ayuden a disminuir el dolor en el pene y la hinchazón; posteriormente, se realiza la técnica de manipulación manual para revertir esta complicación.

Al igual que en los adultos, se recomienda realizar la circuncisión, la cual, será mucho más fácil en los niños, debido a distintas razones.

Parafimosis y sus complicaciones

Como se ha dicho anteriormente, la parafimosis es considerada una emergencia urológica y por lo tanto, debe ser tratada a tiempo y con efectividad, con el fin de evitar posibles complicaciones en el aparato reproductor masculino. En este sentido, un tratamiento poco efectivo o inexistente puede generar las siguientes complicaciones:

  • Daños en la punta del pene o en su totalidad.
  • Gangrena (muerte de los tejidos orgánicos).
  • Problemas para eyacular y orinar.
  • Necrosis.

¿Cómo prevenir la parafimosis?

Es una condición tratable y además se puede prevenir, para ello, el aseo personal es de suma importancia para evitar infecciones y enfermedades. En este sentido, se recomienda lavar la zona luego de tener relaciones sexuales y mantener una adecuada higiene íntima.

Asimismo, el prepucio no debe dejarse por largos períodos de tiempo detrás del glande, para lo cual, se debe prestar detallada atención al momento de la realización de exámenes médicos y a fines. Por último, la circuncisión se recomienda para prevenir la parafimosis y otras afecciones, sobre todo, si existe alguna deformidad que haga que la parafimosis sea frecuente.

Diferencias entre parafimosis y fimosis

La fimosis y la parafimosis son condiciones urológicas semejantes, no obstante, estos términos no se refieren al mismo significado; en primer lugar, la fimosis es un problema que se presenta en algunos niños resultado de la estrechez del prepucio, lo que origina que el mismo no pueda ser retraído, provocando dolor en el pene y dificultando la limpieza de este.

En este sentido, si la fimosis no es tratada correctamente y el prepucio es manipulado sin cuidado, puede producir una parafimosis, ya que, la estrechez del prepucio manipulado genera cicatrices en el glande e hinchazón, lo que posteriormente, impide que este regrese a su lugar.

Por su parte, es importante diferenciar la fimosis de la parafimosis, con el fin, de conocer exactamente la condición que padece el paciente y evitar complicaciones. En cuanto a la fimosis, se caracteriza por la dificultad para orinar, debido a un abultamiento en el prepucio, asimismo, los niños mayores de 3 años presentan incapacidad para retraer el prepucio.

Por otro lado, los pacientes con parafimosis presentan síntomas distintos, ya que, el prepucio retraído produce el estrangulamiento del pene, así como también, se observa una coloración oscura y dolor en el mismo.

También te podría interesar...

Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia de usuario. Al dar clic sobre el botón Aceptar, usted acepta expresamente nuestra política de cookies. Más información