Lengua blanca

Lengua blanca

El color y textura de nuestra lengua es un indicativo de nuestro estado de salud. Por lo general la lengua debe lucir de color rojo claro, libre de grietas y con puntitos rojos, conocidos como papilas gustativas. Sin embargo, no siempre es así. Existen algunas personas cuya ha ido variando de color en el tiempo y ahora luce blanca. Por lo general, esto se debe a una incorrecta higiene bucal, ya que muchas personas olvidan que la lengua también se tiene que cepillar. No obstante, la lengua blanca también está relacionada con algunas afecciones, principalmente estomacales. por lo tanto, te invitamos a seguir leyendo este artículo para enterarte de todo lo que debes saber sobre la lengua blanca: causas y soluciones.

¿Importa el color de la lengua?

Sí, y mucho. De hecho, en medicina existe una técnica conocida con el nombre de glosodiagnosis que consiste en examinar la estructura, color y textura de la lengua en busca de señales que puedan estar asociadas a distintas enfermedades. La glosodiagnosis estudia cada parte de la lengua porque cada zona es indicativa del estado de salud de una parte del cuerpo.

La legua sana es de color rojo pálido y tiene una pequeña capa de secreción que se deriva del estómago. La lengua debe moverse con normalidad, no debe presentar temblores y nunca debe ser demasiado seca o demasiado húmeda. Cuando algo no marcha bien en la lengua es importante acudir al médico, ya que puede ser indicio de una enfermedad bucal o estomacal que debe ser atendida a tiempo.

Lengua blanca: causas más comunes

Causas de la lengua blanca

Candidiasis bucal

Se trata de una infección por levaduras o hongos que es más frecuente cuando las defensas del organismo están bajas. La candidiasis bucal, además de hacer que la lengua luzca blanca, produce aftas bucales, que son pequeñas úlceras que pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad bucal y suelen ser muy dolorosas. Mal sabor en la boca, ardor, mal aliento, dificultad para tragar correctamente y sensibilidad al calor y el frío son otros síntomas de esta condición.

Tratamiento: la candidiasis bucal debe tratarse a través del consumo de antibióticos. También se recomienda ingerir yogur para balancear la cantidad de microbios existentes en la boca. Puede que el especialista recomiende e uso de enjuagues bucales antimicóticos o medicinas antimicóticas en cápsulas para eliminar las levaduras.

Afecciones estomacales

La lengua blanca puede estar acompañada de otros síntomas que indiquen una afección estomacal. Por ejemplo, si sientes inflamación abdominal, gases, náuseas y fata de apetito puede que estés comenzando a sufrir de gastritis y no lo sepas.

Asimismo, una de las enfermedades que más puede afectar la cavidad bucal, inclusive la salud dental, es la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERG) e se caracteriza por una acidez intensa después de las comidas debido a que los jugos y contenidos del estómago se regresan al esófago debido a que el esfínter esofágico inferior (una especie de válvula entre el estómago y el esófago) no se cierra correctamente o está defectuosa de nacimiento. La ERG suele causar dificultad para tragar, sensación de que los alimentos están atorados más abajo de la garganta, náuseas después de comer, acidez, ronquera, tos nocturna, sibilancias, asma y dolor de garganta. El ácido que se devuelve a la boca es el causante del color blanco de la lengua.

Tratamiento: ambas afecciones estomacales deben ser tratadas por un especialista gastroenterólogo quien recetará una serie de medicamentos para mejorar la digestión de los alimentos. En el caso de la gastritis es indispensable que la persona mantenga una dieta balanceada, libre de grasas, alimentos condimentados, bebidas gaseosas y alcohólicas y comida rápida. La ERG es una enfermedad para toda la vida, en algunos casos es necesario realizar una cirugía quirúrgica para revertir la afección y corregir la válvula. Si sufres de reflujo gastroesofágico es importante no ingerir líquidos durante las comidas, no acostarse después de comer, evitar consumir cualquier alimento dos horas antes de dormir y aminorar los síntomas con protectores gástricos, según lo recomiende el médico.

También te puede interesar:  Bruxismo

Enfermedad del hígado

Los desórdenes hepáticos suelen afectar muchas partes de cuerpo y causar lengua blanca. Cuando el hígado no está funcionando correctamente o está graso a persona suele experimentar indigestiones, gases, dolor de cabeza, mal sabor en la boca y lengua pastosa. Para saber si tu lengua está blanca debido a alguna enfermedad hepática es importante acudir al especialista para que ordene una serie de exámenes que corroboren el diagnóstico.

Tratamiento: el hígado es un órgano muy delicado y su salid está estrechamente asociada a la alimentación llevamos en el día a día. Por esta razón, además del consumo de ciertos fármacos, es probable que tu médico te recomiende llevar una dieta saludable, baja en rasas, alta en fibra y vegetales, libre de bebidas alcohólicas y alimentos procesados.

Higiene bucal inadecuada

Muchas personas piensan que cepillarse los dientes es la única acción necesaria para mantener la cavidad bucal saludable, y resulta que no. La lengua, al igual que los dientes, las encías y el paladar, está en contacto con la saliva y los alimentos que ingerimos, por lo tanto, reserva residuos en su estructura que debemos remover a través del cepillado.

Tratamiento: dentro de tu rutina de higiene dental no olvides cepillar tu lengua. Lo ideal es cepillar los dientes tres veces al día, una después del desayuno, otra después de la comida y la última antes de dormir. El uso del hilo dental y el enjuague bucal es indispensable para evitar la acumulación de residuos de comida en la boca y la formación excesiva de placa dental. Cada vez que cepilles tus dientes, cepilla tu lengua.

El tabaco, ese enemigo persistente

¿Eres fumador? ¿Cuántos años llevas fumando? ¿Qué cantidad de cigarrillos consumes al día? Las respuestas a todas estas interrogantes pueden influir en la coloración de tu lengua. Para nadie es secreto el daño que el tabaco hace al organismo e general y, por supuesto, la boca no es la excepción. El consumo de cigarrillo suele secar la lengua y causar una sensación pastosa en la misma, así como modificar su color hasta convertirla en blanca o amarillenta.

Tratamiento: ¡Dejar de fumar es la mejor decisión que puedes tomar! Decídete no solo por tu lengua, sino por la salud de todo tu cuerpo.

Soluciones para la lengua blanca

Limpieza e higiene de la lengua blanca

Puede que ya sepas cuál es la causa de tu lengua blanca, o no, pero seguramente estás ansioso por descubrir alguna manera de acabar con esa condición tan antiestética. La buena noticia es que existen algunas soluciones caseras que pueden ser de gran ayuda para devolverle a tu lengua su color natural. Eso sí, estas soluciones para la lengua blanca solo te ayudarán de manera estética, la causa de dicha condición debe ser tratada y examinada por un especialista médico.

  • Consume yogur: el yogur ayuda a eliminar el exceso de levaduras malsanas en la boca para regular la cantidad de microbios en la cavidad bucal. Toma una taza de yogur natural sin azúcar una vez al día para mejorar el color de tu lengua y la salud de tu boca.
  • Toma agua: muchas veces la deshidratación termina por secar la boca en exceso y esto afecta la estructura y el color de la lengua. Recuerda que debes tomar al menos 2 litros de agua cada día. Tomar agua con limón ayudará a conseguir ese tono rojo que tu lengua debe tener.
  • Vegetales verdes y alimentos crujientes: los vegetales y alimentos crujientes ayudan a limpiar la lengua cuando los masticamos. Prefiere el berro, la lechuga, las espinacas, el brócoli y la manzana, que además de ayudar a mejorar el aspecto de tu lengua, son ricos en vitaminas y minerales.
  • Higiene: es necesario repara nuevamente este punto. Recuerda, la mejor manera de comenzar a tener una lengua saludable es cepillarla todos los días al menos tres veces.

 

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here