Hongos en la boca

La proliferación de hongos en la boca puede estar provocada por distintos agentes. Aunque es normal que ciertos microorganismos vivan en nuestro cuerpo y en nuestra boca, la mayoría son inofensivos. La salud bucal es fundamental a la hora de mantener el equilibro general del organismo y proporcionar una calidad de vida óptima que permita desarrollar todas las actividades con total normalidad.

Causas de los hongos en la boca

Los hongos son microorganismos que se encuentran en la cavidad bucal. En la mayoría de los casos son inofensivos, pero si no se tratan pueden ocasionar infecciones. Prosperan en ambientes húmedos y cálidos del cuerpo. Afectan tanto a adultos como a niños y requieren de cuidados específicos para que no se reproduzcan por otras zonas corporales.

La candidiasis bucal está presente en el tracto digestivo, la boca y en la piel. Las bacterias habituales y las defensas naturales del cuerpo las mantienen en equilibrio. Cuando se interrumpe la armonía se produce un crecimiento excesivo del hongo y causa infecciones en la boca y la garganta.

A continuación, se detallan diferentes causas que originan los hongos en la boca o candidiasis oral.

  • Déficit de defensas: el descenso de las defensas inmunitarias puede provocar infecciones en la cavidad bucal.
  • Escasa salivación: la insuficiencia de saliva origina sequedad bucal por lo que se origina la pérdida de flora bucal tanto en adultos como en recién nacidos y personas mayores.
  • Alimentación no saludable: la ingesta de alimentos no recomendables favorece a los microorganismos como los hongos en la boca.
  • Higiene bucal insuficiente: la falta de aseo dental regular provoca cándidas bucales.
  • Cambios hormonales: como en el caso de embarazo o en la menopausia las alteraciones hormonales fomentan la reproducción de candidiasis oral.
  • Exceso en la ingesta de fármacos: el consumo crónico de antibióticos predispone a la deshidratación bucal y favorece la propagación de hongos.
  • Prótesis dentales removibles originan cultivos de hongos en la cavidad bucal.
  • Diabetes: el exceso de azúcar en la saliva es un factor influyente en la aparición de la cándida e influye directamente en su crecimiento.
  • Tratamientos para el cáncer con quimioterapia.
  • Anemias y desnutrición.
  • Infecciones por VIH o SIDA
  • Estrés: los trastornos emocionales son perjudiciales porque posibilitan la rápida absorción de bacterias y hongos.
  • El tabaquismo acelera el proceso fungicida debido a los numerosos ingredientes nocivos para la salud.

Síntomas de hongos en la boca

Síntomas de hongos en la boca
La mucosa blanquecina y el mal aliento son síntomas de hongos en la boca.

La Candida albicans es un hongo natural que convive en el organismo humano. Pertenece a la microflora bacteriana y está presente en cantidades mínimas que el cuerpo controla. Los hongos en la boca pueden localizarse en la lengua, en las paredes de la cavidad bucal y las encías afectando a todas las piezas dentales y garganta.

Los síntomas comunes presentan las siguientes características:

  • Irritación y ardores en el interior de la boca.
  • Mucosa blanquecina en la lengua.
  • Alteraciones en el sabor.
  • Inflamación de las encías
  • Fisuras en los ángulos de la boca.
  • Excitabilidad del dolor en el proceso de masticación.
  • Inflamación en los ganglios linfáticos del cuello.
  • Mal aliento.

Diagnóstico de la candidiasis oral

La candidiasis oral se diagnostica, generalmente, mediante la observación de los síntomas comunes y el aspecto visual que presenta la cavidad bucal. Si se perciben laceraciones blanquinosas en la lengua y en el interior de la boca el riesgo de sangrado es mayor.

No es necesario realizar pruebas instrumentales ni analíticas para detectarla excepto para confirmar enfermedades que incrementan las probabilidades de riesgos para la salud o para comprobar deficiencias de hierro, vitamina B12 o ácido fólico.

En estos casos, se recurre a la obtención de muestras bucales para examinarlas en el laboratorio y, en casos puntuales, se realizan biopsias si el tratamiento no responde.

¿Cómo prevenir los hongos en la boca?

Para prevenir y evitar la aparición de hongos en la boca y mantener el bienestar bucal hay dos factores primordiales a la hora de prever las infecciones por candidiasis:

Alimentación saludable para frenar, neutralizar y reducir las infecciones en el organismo. Los alimentos considerados más efectivos para prevenir la candidiasis oral son:

  • Los probióticos o las bacterias naturales presentes en los lácteos proporcionan el bienestar de la flora intestinal y vigorizan el sistema inmunológico.
  • La vitamina C presente en los cítricos como la naranja y el limón. Y en verduras como el brócoli y pimientos verdes, entre otros.
  • Los carbohidratos integrales son beneficiosos para evitar la reproducción de hongos y bacterias.
  • La higienización bucal previene la presencia y proliferación de hongos en la boca de manera contundente si se realiza habitualmente después del consumo de alimentos atendiendo a las siguientes pautas:
  • Cepillar los dientes diariamente dos o tres veces.
  • Renovar el cepillo dental frecuentemente.
  • Utilizar hilo dental a diario.
También te puede interesar:  Llagas en el paladar

Tratamiento para los hongos

Es de vital importancia, ante cualquier malestar bucal, acudir al especialista para que realice un diagnóstico personalizado. Los tratamientos pueden variar dependiendo del tipo de infección.

En primer lugar, es imprescindible suspender cualquier tipo de métodos farmacológicos e higiénicos para aliviar la infección

En el caso de las personas que utilizan prótesis dentales indicar la retirada de las mismas para dormir.

Retirar la medicación antibiótica para ser tratados con farmacología antifúngica.

Suspender el uso de esteroides bajo control médico.

Contagio de hongos en niños y bebés

Los niños y los bebés son particularmente susceptibles del contagio de hongos, así como las personas de edad avanzada. Los bebés padecen hasta el séptimo mes de vida mayor proliferación de hongos debido a la debilidad de su sistema inmunitario, pero en general no es dañina.

La candidiasis en los bebés puede ser causada por la ingesta de antibióticos por la madre. Aunque éstos detienen las infecciones, también son causantes de la destrucción de las bacterias favorables para el organismo por lo que los hongos se reproducen con mayor facilidad.

Las partes más proclives a la propagación de hongos son los pezones maternos y boca del bebé. En estos casos, es aconsejable prestar especial atención a la higiene bucal infantil para controlar la evolución de la candidiasis oral.

Remedios naturales para los hongos en la boca

Remedios naturales para los hongos en la boca

Para tratar los hongos en la boca existen remedios naturales que consiguen combatirlos y eliminarlos sin perjudicar a otras partes del organismo. Estas son los más efectivos y de comprobada eficacia.

Ajo

El ajo es un antibiótico y antimicótico natural que actúa eficazmente en el tratamiento de los hongos bucales. Evita la reproducción bacteriana y no debilita el sistema inmune.

Preparación: trocear un ajo en partes pequeñas y colocarlo en las encías a la altura de las mejillas durante treinta minutos entre dos o tres veces al día.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio elimina con rapidez los hongos de la lengua y previene contra la aparición de bacterias.

Preparación: diluir en un vaso de agua una cuchara de bicarbonato. Cepillarse y aclarar a lo largo del día varias veces.

Orégano natural

El orégano natural elimina la candidiasis oral rápidamente. Sus cualidades medicinales cooperan en la eliminación de la candidiasis oral.

Preparación: añadir dos cucharadas de orégano natural en un vaso de agua y preparar a modo de infusión. Consumir dos veces diarias. También se puede incorporar en todas comidas hasta conseguir su desaparición o masticarlo directamente.

Aloe vera

Esta planta medicinal aporta soluciones activas para suprimir los hongos en la boca.

Preparación: situar el gel de aloe vera en el interior de la cavidad bucal durante quince minutos y dos veces a lo largo del día.

Agua oxigenada

El enjuague bucal con agua oxigenada es otro de los remedios que salvaguarda los hongos de la boca.

Preparación: diluir un porcentaje del 3 % de agua oxigenada en agua y aclarar. Repetir el proceso de dos o tres veces hasta debilitar su reproducción.

Aceite de té

Es un tratamiento activo y natural para tratar la candidiasis oral. Logra combatir los hongos rápidamente evitando su reaparición.

Preparación: disolver diez gotas de aceite de té en un vaso de con la mitad de agua y enjuagar tres veces diarias. Es un método sencillo y cómodo.

Vinagre de manzana

Es un tradicional remedio natural que consiste en mezclar unas gotas de vinagre de manzana natural con un poco de agua y, a continuación, cepillar y aclarar la cavidad bucal con abundante agua, a modo de colutorio. Si se practica habitualmente se consigue eliminar la cándida bucal.

Posibilidades de hongos en otras zonas corporales

El sistema inmunológico debilitado estimula que la cándida bucal pueda extenderse a otras zonas del cuerpo, suscitando enfermedades como el esófago, el cerebro, la visión, el corazón y la artritis, entre otros trastornos que revisten riesgo.

Recomendaciones especiales para el cuidado de los hongos en la boca

En personas con alergias es determinante el enjuagado con agua después del empleo de pulverizadores.

En las madres lactantes es recomendable evitar la relación directa de las partes afectadas por hongos con el bebé ya que son más susceptibles a las bacterias.

El cuidado de la salud bucal es un objetivo prioritario para todas las personas porque revierte en su bienestar. En la actualidad, existen productos adecuados para todo tipo de tratamientos de hongos bucales sin que afecten directamente al resto del organismo. Los especialistas recomiendan prestar atención a los primeros síntomas para preservar el equilibrio y buen funcionamiento de la cavidad bucal y de todo el organismo.


Te podría interesar

Publicidad