Galactorrea

Toda la información sobre la galactorrea, una condición que se caracteriza por la secreción de leche de los pezones. Explicamos las causas y los síntomas, así como el tratamiento de la afección.

Varias hormonas participan en la producción de leche en las mamas, siendo la más importante de todas la prolactina; también la conocida como lactógeno placentario, la cual se forma en la placenta durante el embarazo. Así, la galactorrea surge a consecuencia de una desregulación de la secreción láctea de estas hormonas; es por ello que en la gran mayoría de casos de galactorrea los niveles de prolactina se encuentran elevados.

Se estima que el 20% de las mujeres sin ningún problema de salud sufren de galactorrea en algún momento de su vida.

¿Qué es?

Se conoce como galactorrea  a la secreción de leche de las mamas fuera del periodo de lactancia. No se trata de una enfermedad en sí misma, sino que es un un síntoma de una determinada afección.

Es importante señalar que la galactorrea es únicamente la secreción láctea. Hay que diferenciarla de otro tipo de secreciones, como la sanguinolenta o la purulenta, las cuales pueden indicar cáncer de mama o infección respectivamente.

Aunque puede afectar tanto a hombres como a mujeres, la galactorrea es más frecuente entre el público femenino, sobre todo desde los 20 y los 35 años. El embarazo previo es uno de los principales factores de riesgo de esta condición.

Publicidad

Galactorrea en hombres

Aunque es más habitual en mujeres, la secreción láctea de las glándulas mamarias también puede afectar a los hombres. La causa más frecuentes el prolactinoma, un tumor benigno que afecta a la glándula pituitaria, encargada de la secreción de prolactina.

Los síntomas que se dan en los hombres perjudican de forma notable su vida sexual: disminución de la líbido, impotencia y galactorrea. También se dan otros como el dolor de cabeza constante y deterioro visual.

La gran mayoría de los prolactinomas responden adecuadamente a los medicamentos, de forma que el pronóstico tanto a corto como a largo plazo es bueno.

Causas de la galactorrea

Es interesante conocer cuáles son las principales causas de esta condición. En torno al 50% de los casos son de causa desconocida; en cuanto al 50% restante, las causas más habituales son las siguientes.

Prolactinomas

Un tumor benigno de la hipófisis productora de prolactina cuyo principal síntoma es precisamente la secreción de leche en las glándulas mamarias. Los prolactinomas se dan generalmente en personas menores de 40 años, siendo más frecuentes en mujeres que en hombres.

Hipotiroidismo

Una enfermedad endocrina como el hipotiroidismo es otra de las causas probables de la galactorra. El hipotiroidismo es una afección que se da en la glándula tiroides cuando ésta no es capaz de producir la cantidad suficiente de hormona tiroidea.

Estrés

Aunque no es la causa más habitual de todas, el estrés tanto físico como psicológico puede aumentar los niveles de prolactina en sangre.

Cirrosis hepática

La cirrosis implica un daño irreversible en el hígado, formando estructuras anómalas en este órgano. Así, las funciones hepáticas poco a poco van fallando. El pronóstico de aquellos pacientes afectados por la cirrosis es muy complicado.

Ovario poliquístico

En el caso de las mujeres, el ovario poliquístico es otra de las causas probables de secreción láctea de las glándulas mamarias. Se trata de una afección que se caracteriza porque las mujeres no ovulan con normalidad, generando así alteraciones hormonales.

Medicamentos que causan galactorrea

Una de las causas más frecuentes y conocidas de la galactorrea es la toma de determinados medicamentos, los cuales elevan los niveles de prolactina en sangre. Así, la secreción de leche de las glándulas mamarias es un efecto secundario de fármacos como antipsicóticos, antidepresivos, antieméticos y anovulatorios.

Síntomas

Tal y como hemos señalado, la galactorrea en sí misma no es una enfermedad, sino un síntoma que indica la existencia de una determinada afección.

Así, en ocasiones puede darse acompañada de otros síntomas, los cuales son muy variables en función de la causa. Algunos de los signos que se dan con mayor frecuencia son periodos menstruales irregulares en el caso de las mujeres, mayor sensibilidad a las temperaturas extremas, pérdida o ganancia de peso, sensación de sed constante y cefalea. Además, algunos hombres sufren disfunción eréctil.

Si presentas alguno de estos síntomas, nuestra recomendación es que solicites atención médica lo más pronto posible.

Diagnóstico

Cabe señalar que la galactorrea en muy pocas ocasiones es un síntoma de una enfermedad que afecte a la propia mama. Las secreciones que indican alteraciones como cáncer de mama u otras, son sanguinolientas y purulentas.

Una vez acudas al médico por la secreción de leche de las glándulas mamarias, en primer lugar te realizará una historia clínica en función de dos factores: estado de salud y síntomas descritos. También debes indicar si estás tomando o no algún medicamento; tal y como hemos explicado, determinados fármacos aumentan los niveles de prolactina en sangre.

A continuación, solicitará una analítica sanguínea para medir los niveles tanto de proactina como de hormona tiroidea. En el caso de las mujeres en edad fértil, también solicitará un test de embarazo.

Si el médico descarta el embarazo, el hipotiroidismo y los medicamentos como causa de la galactorrea, casi con total seguridad se trata de un prolactinoma; la prueba médica para determinar la presencia o no del tumor benigno es la resonancia magnética cerebral.

Tratamiento de la galactorrea

Tratamiento de la galactorrea

El tratamiento de esta condición depende fundamentalmente de la causa. En determinados casos ni siquiera es necesario el tratamiento médico; la secreción de leche de las glándulas mamarias desaparece por sí misma sin causar ningún tipo de complicación.

Para tratar la galactorrea es indispensable tratar la causa que ha dado lugar a esta condición. Si presentas hipotioridismo, el tratamiento médico adecuado es la administración de la hormona tiroidea. De la misma manera, si la secreción láctea se ha dado a consecuencia de la toma de determinados medicamentos, ajustar la dosis o suspender su toma es la forma más efectiva  de tratamiento.

Si la galactorrea supone una gran molestia para tu vida diaria y además se da acompañada de otros síntomas que perjudican en gran medida tu calidad de vida, quizá sea necesario administrar medicación para así controlar los niveles de prolactina en sangre.

¿Cómo prevenir la galactorrea?

La galactorrea no se puede prevenir de manera 100% efectiva. Algunas de las causas que dan lugar a la secreción láctea como los tumores de la hipófisis, no es posible prevenirlas de forma alguna.

No obstante, hay algunas medidas que merece la pena tener en cuenta para minimizar el riesgo de sufrir esta condición. Por un lado, evitar aquellas prendas que irriten de alguna manera los pezones, es decir, que sean excesivamente ajustadas.

Además, dado que el estrés es una de las causas de la galactorrea, es esencial llevar un ritmo de vida lo más relajado posible.

También es aconsejable no excitar estimular las mamas en exceso, tanto durante la actividad sexual como en los autoexámenes.

Y, por último, evitar aquellos medicamentos que aumenten los niveles de prolactina en sangre.


Te podría interesar