Diarrea del viajero

La diarrea es un trastorno común cuando se viaja a determinadas zonas. Descubre las cauasas de la diarrea del viajero, los síntomas y sus tratamientos.

La diarrea del viajero, también conocida como diarrea del turista, es un trastorno relativamente frecuente entre aquellos viajeros cuyo destino son países con condiciones tanto higiénicas como sanitarias deficientes. Se estima que en torno al 40% de los viajeros internacionales sufren este tipo de diarrea en algún momento de su viaje. Aunque en la gran mayoría de los casos no se trata de una afección de carácter grave, suele requerir reposo en cama durante dos o tres días.

Causas de la diarrea del turista

La causa de este tipo de diarrea se encuentra en una bacteria, virus o parásito. Los microorganismos que dan lugar a la enfermedad varían entre diferentes países; los más habituales son los siguientes: Echerichia coli, Shigela, Salmonella, Campylobacter, Rotavirus y Giardia Lamblia.

Merece la pena destacar que la diarrea del turista se puede dar en cualquier lugar del mundo. En el caso de España, es habitual que en verano surjan brotes de salmonelosis, por ejemplo. No obstante, tal y como hemos señalado, es en los países subdesarrollados, con condiciones higiénico y sanitarias deficientes, donde se dan con mayor frecuencia entre los viajeros.

Diarrea del viajero: factores de riesgo

Factores de riesgo de la diarrea del viajero

Existen una serie de factores que aumentan de manera notable el riesgo de padecer este trastorno.

  • Lugar de origen y de destino: son los viajeros procedentes de países desarrollados quienes tienen mayores probabilidades de padecer la diarrea del viajero. En cuanto al lugar de destino, son los países más pobres en los que esta enfermedad se da con mayor frecuencia; generalmente, en África, ciertas zonas del sudeste asiático, y América Central y del Sur.
  • Tipo de viaje: por supuesto, el tipo de viaje también influye de manera significativa en las probabilidades de padecer este tipo de diarrea. El riesgo es mayor en viajes de turismo de aventura que en aquellos que se desarrollan en un complejo turístico.
  • Viajeros: también la edad y el estado de salud de los viajeros son factores influyentes. La diarrea del turista resulta más habitual en niños y personas jóvenes, así como en mujeres embarazadas y enfermos de VIH y diabetes.

¿Cómo se transmite?

Prácticamente el 100% de los pacientes afectados por la diarrea del viajero adquieren la enfermedad por vía oral, mediante el consumo de alimentos o bebidas contaminadas por los microorganismos. Los alimentos que tienen un mayor riesgo son aquellos que se pueden encontrar en puestos callejeros, mientras que los más seguros son los cocinados por los propios turistas.

Los alimentos más seguros son los siguientes: el pan y sus derivados, carnes y pescados que se encuentren bien cocidos, frutas cuya piel esté intacta y sean lavadas por uno mismo, verduras hervidas, y platos que se sirvan muy calientes.

En cuanto a los alimentos menos seguros, se encuentran los mariscos y moluscos, platos que contengan cualquier tipo de lácteo, postres dulces, quesos, y embutidos.

A continuación señalamos cuáles son las diferentes vías de transmisión del microorganismo.

  • Heces – boca: se da cuando por ejemplo una persona va al baño y, después de limpiarse la zona genital o anal, no se lava las manos. Así, si esta persona le da la mano a un tercero, puede transmitirle los microorganismos. Así, cuando esta tercera persona se lleva la mano a la boca a la hora de comer sin haber lavado sus manos previamente, se puede infectar. En este caso, el mejor método de prevención es lavarse las manos con frecuencia, sobre todo antes de las comidas.
  • Heces – alimentos: este tipo de transmisión se da por la falta de higiene y salubridad entre aquellas personas responsables de la manipulación de los alimentos. Así, la prevención consiste en tratar adecuadamente tanto los alimentos como las bebidas. Merece la pena recordar que los cubitos de hielo también pueden estar contaminados por microorganismos que den lugar a la diarrea del viajero.
  • Toxinas: y, por último, determinadas toxinas, como la botulínica por ejemplo, se pueden encontrar en alimentos en conservas. En este caso la prevención resulta algo más compleja ya que en algunos casos las toxinas resultan muy resistentes al calor, por lo que resultan difíciles de eliminar, incluso cocinando los alimentos.

Síntomas de la diarrea del viajero

Síntomas de la diarrea del viajero

Por lo general, los primeros indicios de la enfermedad comienzan una vez transcurridos dos o tres días desde el momento de la transmisión. El primer síntoma, que se repite en prácticamente el 100% de los pacientes, son las evacuaciones sueltas, las cuales se prolongan durante varias horas o días y se acompañan de alguno de los siguientes indicios: náuseas, vómitos, dolores abdominales y fiebre. La gran mayoría de los pacientes presentan en torno a seis defecaciones diarias, aunque en los casos más graves se pueden alcanzar las veinte.

También te puede interesar:  Gastroenteritis aguda

En algunos casos la diarrea se acompaña de sangre en las heces; una situación de carácter grave que requiere de asistencia médica urgente. Suelen darse además fiebre, escalofríos y cansancio.

Se estima que el 3% de los turistas presenta diarrea crónica, la cual se prolonga durante más de un mes; los síntomas propios son las heces sueltas, pérdida de peso, flatulencias y fiebre.

Es importante acudir al médico de manera inmediata cuando se presenta fiebre alta, náuseas y vómitos persistentes, sangre y moco en las heces, signos de deshidratación tales como sequedad y orina oscura.

¿Cómo prevenir la diarrea del viajero?

Hasta el momento no existe ninguna vacuna contra los microorganismos que causan este tipo de diarrea, por lo que la prevención consiste en tomar en consideración una serie de precauciones básicas durante los viajes, sobre todo si éstos son a países exóticos y/o subdesarrollados.

  • Uno de los puntos más importantes tiene que ver con las bebidas. Es esencial asegurarse de que las botellas están cerradas y no han sido abiertas previamente. Por supuesto, hay que evitar el agua del grifo, incluso para cepillarse los dientes, para lavar los alimentos, o para hacer hielo.
  • Para obtener agua potable cuando no sea posible acceder al agua embotellada, un buen truco es hervirla durante 10 minutos y filtrarla. Existen equipos portátiles que son muy buena opción para los viajeros.
  • La higiene es una cuestión de suma importancia para evitar este trastorno que puede arruinar las vacaciones. Hay que lavarse las manos con frecuencia, utilizando abundante agua tibia y jabón. Para secarlas, es fundamental asegurarse de que la toalla esté completamente limpia.
  • Aunque las verduras son uno de los alimentos más saludables que existen, es recomendable evitar aquellas que se sirven crudas, como por ejemplo las ensaladas. Los alimentos mejor cocinados.
  • A la hora de consumir fruta, es importante que no esté pelada.
  • En cuanto a los derivados lácteos, lo mejor es evitar aquellos que no estén pasteurizados: helados, natillas, flanes, cremas…

¿Qué hacer ante la diarrea del turista?

Cuando un viajero resulta afectado por este trastorno, es importante prestar atención a una serie de medidas básicas para no empeorar el diagnóstico.

En primer lugar, lo más importante es evitar la deshidratación, por lo que la ingesta de líquidos es esencial. Si la diarrea se prolonga más allá de las 24 horas y las deposiciones son prácticamente continuas, lo mejor es optar por la administración de sobres de rehidratación oral; si no se dispone de este tipo de medicación, se puede preparar mezclando un litro de agua con seis cucharaditas de azúcar y una cucharadita de sal. La alimentación también juega un papel clave; lo más aconsejable en este caso es consumir arroz cocido, pan y cereales.

Resulta recomendable acudir al médico para que administre un antidiarreico como la loperamida; mejora de forma notable los síntomas de la diarrea del viajero. Si la diarrea es de carácter moderado o grave, además de un antidiarreico se recomienda el consumo de antibióticos.

Complicaciones de la diarrea del viajero

Complicaciones de la diarrea del viajero

En la gran mayoría de los casos, la diarrea del turista no es un trastorno de carácter grave; con una correcta hidratación y tratamiento médico, comienza a remitir a los pocos días sin causar ningún tipo de secuela.

Las complicaciones más frecuentes tienen que ver con la deshidratación debido a la pérdida líquidos, sales y minerales vitales; una situación peligrosas en el caso de niños, ancianos y personas con el sistema inmune debilitado.

La deshidratación relacionada con la diarrea puede dar lugar a trastornos de salud muy graves, como el daño de determinados órganos, o incluso un estado de coma. Los síntomas más frecuentes de la deshidratación son: sequedad, sed intensa, orina escasa, y debilidad extrema.

Conclusión

Tal y como hemos señalado, la diarrea del viajero se da con mayor frecuencia en zonas tropicales y subtropicales de África, Iberoamérica y sudeste asiático. Por lo tanto, a la hora de viajar a este tipo de destinos, sobre todo aquellas personas con enfermedades crónicas como VIH o diabetes, deben prestar especial atención a una serie de recomendaciones básicas de higiene y salubridad. La mejor forma de protegerse de este trastorno es mediante una correcta selección de los alimentos y bebidas que se consumen.


Te podría interesar

Publicidad