Consejos para cuidar la salud mental en ancianos

Todo la información sobre la salud mental en ancianos. Las enfermedades mentales más frecuentes en la vejez y sus síntomas. Consejos para cuidar al máximo el cerebro de las personas mayores.

Actualmente, la población mundial está envejeciendo a un ritmo de verdadero vértigo. Según apuntan las tendencias que se manejan a día de hoy, en el año 2050, el 22% de los habitantes de todo el mundo tendrá más de 60 años. En términos absolutos, esto implica una población de 2.000 millones de personas mayores de 60 años a nivel global.

En relación a la salud mental de los mayores, más de un 20% de ellas sufre algún tipo de trastorno mental. A lo largo de la vida son muchísimos los factores tanto sociales como biológicos y psíquicos que determinan en mayor o menor medida la salud mental de las personas.

En la tercera edad esto se hace especialmente relevante porque muchísimas personas mayores tienen dificultades físicas que reducen su autonomía, lo cual influye de forma negativa en su salud mental. A ello hay que sumar otros hechos frecuentes en la vejez como la muerte de seres queridos o el descenso del nivel económico debido a la jubilación. Factores que pueden acabar ocasionando aislamiento, soledad y angustia a los mayores.

No hay ninguna duda de que la salud física influye de forma notable en la salud mental, y viceversa. Por poner un ejemplo muy claro, algunos estudios demuestran que las personas mayores con determinadas enfermedades del sistema cardiovascular tienen un mayor riesgo de depresión.

Consejos de salud mental en ancianos

Salud mental en personas mayores

La vejez es una de las etapas más especiales de la vida. En algunas ocasiones es una fase de realización en la que las personas mayores tienen la oportunidad de disfrutar y de descansar. No obstante, en otras ocasiones pueden tener lugar determinados sucesos que causan un gran estrés: enfermedad crónica que obligue a un cambio de vida, pérdida de un ser querido, soledad, depresión…

Hay que prestar muchísima atención cuando una persona mayor presenta determinados síntomas que pueden apuntar a una enfermedad mental. En ocasiones éstos se confunden con dolencias físicas.

Algunas de estas señales de alerta son: autoestima baja, falta de apetito, llanto frecuente, alteración del sueño, pesimismo, malestar general, cansancio físico y letargo.

Consejos para cuidar la salud mental en personas mayores

Aunque algunas enfermedades mentales son inevitables, como por ejemplo el alzheimer, hay algunos tips que merece la pena tener en cuenta para cuidar la salud de la mente durante la vejez. Son recomendaciones muy sencillas pero al mismo tiempo sumamente importantes para favorecer el bienestar de los mayores.

enfermedades mentales ancianos

Alimentación

La alimentación es muy importante durante todas las etapas de la vida, pero especialmente en la vejez. Resulta esencial llevar una dieta saludable y equilibrada para cuidar la salud tanto física como mental.

Hay que aportar al cerebro todos los nutrientes que necesita: Omega 3, hierro, vitaminas, ácido fólico y antoxidantes. Los alimentos más saludables son el pescado, la fruta, las verduras…

Ejercicio físico

Por supuesto, también es muy importante practicar ejercicio físico moderado tres o cuatro veces por semana. En función de cuál sea tu estado físico y tus necesidades especiales, puedes optar por unos ejercicios u otros. Por ejemplo, la natación es un deporte muy saludable y accesible para prácticamente todo el mundo.

El ejercicio físico presenta un amplio abanico de beneficios en la salud de los ancianos: mejora la calidad del sueño, aumenta la autonomía, fortalece la masa muscular, previene la osteoporosis… ¡Merece la pena!

Meditación

La meditación también es una forma fantástica de cuidar la salud mental en personas mayores. Actualmente hay una gran selección de escuelas y gimnasios que imparten clases de técnicas de relajación como el yoga o el tai-chi.

Sus beneficios para la mente son muchísimos ya que permiten lograr una gran sensación de bienestar, lo cual contribuye a que los ancianos se sientan mejor tanto consigo mismos como con los demás.

También te puede interesar:  Demencia senil

Relaciones sociales

Resulta esencial cuidar las relaciones sociales en la vejez. Son precisamente el aislamiento y la soledad dos de los factores que más inciden en el desarrollo de enfermedades como la demencia o la depresión.

Nuevos retos

Que una persona sea mayor no implica que no pueda hacer frenta a nuevos retos. La vejez es una etapa de la vida estupenda para aprender y ampliar conocimientos.

En función de cuáles sean tus gustos y preferencias, puedes proponerte por ejemplo aprender un nuevo idioma o incluso apuntarte a un curso de informática.

Salud mental en ancianos

Enfermedades mentales más frecuentes en ancianos

Aunque en muchísimos casos pasen desapercibidas, lo cierto es que resulta esencial prestar la máxima atención a las enfermedades mentales en personas mayores.

Demencia

La demencia es uno de los trastornos mentales más frecuentes en personas mayores. Afecta a la memoria, así como a la capacidad de atención y concentración. A medida que la demencia avanza, los ancianos también sufren cambios en el comportamiento e incluso incapacidad para realizar determinadas actividades de la vida cotidiana.

Actualmente hay cerca de 48 millones de personas en todo el mundo que padecen demencia; se espera que el número se dispare hasta los 135,5 millones en el año 2050.

Causas

Las causas de la demencia pueden ser muchas; estas son algunas de ellas.

  • Alzheimer: esta es la más frecuente de todas, que se da en el 70% de los casos de demencia.
  • Deficiencia de vitamina B12: aunque no es demasiado habitual, también se dan algunos casos de esta enfermedad a consecuencia de niveles bajos de vitamina B12 en el organismo durante un largo periodo de tiempo.

Síntomas

En prácticamente todos los casos el propio paciente no es consciente de que padece demencia; son las personas de su entorno quienes detectan la enfermedad. Los primeros síntomas son muy leves y están relacionados con alteraciones de memoria ligeras, que en ocasiones se relacionan con el cansancio o con el estrés.

A medida que la enfermedad avanza, la persona empieza a presentar difcultades en sus relaciones sociales: olvida los nombres, repite varias veces una misma pregunta… También es habitual que se presente desorientación y pérdida de la noción del tiempo.

Depresión

La depresión es otra de las enfermedades mentales que más afectan a las personas mayores; se estima que en torno al 8% de ancianos de todo el mundo la padecen. Uno de los principales problemas que presenta es que en muchas ocasiones sus síntomas se pasan por alto, asociándolos a la edad y/o a otras enfermedades.

Causas

Las causas que pueden desencadenar una depresión en personas mayores son muy amplias. Desde factores fisiológicos como migraña o hipotiroidismo hasta factores personales e incluso ambientales.

Síntomas

Hay varios síntomas que pueden alertar de una depresión: estado de ánimo depresivo, ausencia de interés en las actividades cotidianas e incremento de la sensación de fatiga.

Generalmente, los ancianos se sienten sin energía para realizar las tareas de su día a día y pierden la capacidad tanto de atención como de concentración. El sentimiento de culpa también es una sensación frecuente en personas que padecen esta enfermedad.

Una depresión severa en la vejez puede dar lugar a determinados trastornos de la alimentación debido a la pérdida de apetito.

Conclusión

En ocasiones prestamos muchísima atención al cuidado de la salud física, pero también es muy importante que cuidemos nuestro cerebro. Merece la pena tener en cuenta los consejos que hemos explicado para gozar de una buena salud mental durante la vejez; son tips muy sencillos pero que resultan de gran ayuda en esta etapa de la vida.

Consejos para cuidar la salud mental en ancianos
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad