Conjuntivitis

Toda la información relativa a la conjuntivitis, una de las enfermedades oculares más frecuentes entre adultos y niños. Repasamos las causas, los síntomas y el tratamiento. Además, aportamos una serie de remedios caseros para aliviar los síntomas.

La conjuntivitis es una de las enfermedades oculares más frecuentes. Habitualmente, afecta a ambos ojos al mismo tiempo; no obstante, en algunos casos comienza en un ojo y se extiende al otro en un par de días. Es una afección muy molesta, aunque en la gran mayoría de los casos no reviste gravedad.

La conjuntivitis es una enfermedad muy contagiosa, que se extiende de forma muy sencilla y rápida de unas personas a otras.

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana transparente que cubre la zona blanca de la superficie del ojo. Es una enfermedad que se puede dar a cualquier edad, y los síntomas más jabituales son el enrojecimiento ocular, lagrimeo y picazón.

Tipos de conjuntivitis

Existen tres tipos diferentes de conjuntivitis, en función de cuál sea la causa de la inflamación.

  • Bacteriana: tal y como su propio nombre indica, la inflamación estña causada por una bacteria.
  • Vírica: la conjuntivitis puede estar causada por un virus que origina un resfriado común.
  • Alérgica: determinados alérgenos también pueden causar esta afección; en este caso, se denomina conjuntivitis alérgica.
  • Química: algunos productos químicos pueden dar lugar a la inflamación de la zona de los ojos, como por ejemplo  el cloro.

Síntomas de la conjuntivitis

Una de las grandes ventajas de esta enfermedad es que sus síntomas son fácilmente diferenciables, tanto en adultos como en niños.

Publicidad

El ojo se enrojece y produce una mayor cantidad de lágrima. Además, algunos pacientes experimentan una gran sensación de ardor, así como de tener un cuerpo extraño dentro del ojo. Existe una gran sensibilidad a la luz, tanto natural como artificial.

Si la infección es de origen bacteriano, durante la noche se forman unas mucosas de color amarillo o verde, que se quedan pegadas a las pestañas.

Conjuntivitis sintomas

Diagnóstico y tratamiento

Cuando el paciente acude al médico con los síntomas descritos en el aparato anterior, éste realiza una historia clínica y una exploración ocular.

Si la conjuntivitis tiene su origen en algún tipo de alérgeno, es habitual que el paciente presente una serie de síntomas adicionales, como dermatitis o rinitis. En el caso de las conjuntivitis infecciosas, el médico puede solicitar pruebas adicionales con el fin de identificar el agente infeccioso.

En función de cuál sea la causa de la afección, el médico establecerá un determinado tratamiento. En primer lugar el paciente debe limpiarse los ojos con suero fisiológico estéril. En la gran mayoría de los casos, el tratamiento consiste en la aplicación de gotas oftálmicas con corticosteroides.

Estas gotas se deben aplicar entre cuatro y seis veces al día, y el tratamiento tiene una duración aproximada de una semana.

Generalmente, la conjuntivitis es una enfermedad que acaba sanando sola. No obstante, es muy importante tratarla para prevenir cualquier tipo de contagio y complicación.

La gran mayoría de los pacientes que siguen el tratamiento tal y como se lo ha indicado el médico, superan la conjuntivitis sin ningún tipo de secuela ni en el corto ni en el largo plazo.

Consejos para prevenir la propagación de la conjuntivitis

Esta es una de las enfermedades que se propaga más fácilmente entre las personas si es de origen viral o bacteriano. Existen una serie de medidas que merece la pena tener en cuenta para reducir de forma notable el riesgo de contraer conjuntivitis.

  • La higiene de las manos es clave para evitar la propagación de la enfermedad. Es importante lavarse las manos con frecuencia con agua tibia y jabón.
  • Es muy importante no tocarse o restregarse los ojos. En caso de picazón o cuerpo extraño, se debe utilizar una gasa.
  • En cuanto a la ropa de cama y toallas, lo mejor es lavarla en agua caliente y con detergente. Las personas con conjuntivitis no deben compartir toallas, sábanas y fundas de almohada con otras personas.
  • Tampoco resulta recomendable bañarse en la piscina ya que el cloro puede empeorar de forma notable la afección.
También te puede interesar:  Glaucoma

Conjuntivitis en recién nacidos

Si un recién nacido tiene los síntomas propios de la conjuntivitis, es importante acudir de inmediato al médico. Generalmente, esta enfermedad en bebés de pocos días de vida tiene su origen en una infección de transmisión sexual en la madre, así como en una irritación o incluso en un conducto lagrimal que se encuentra obstruido.

Los mejores remedios caseros para la conjuntivitis

Remedios naturales para la conjuntivitis

Para tratar esta enfermedad existen una gran selección de tratamientos médicos. No obstante, también hay varios remedios caseros que reducen de forma notable la inflamación y ayudan a aliviar los síntomas.

Es importante destacar que los remedios caseros son muy útiles para limpiar y proteger los ojos. No obstante, no curan la conjuntivitis. Para ello es necesario acudir al médico y que éste prescriba la medicación necesaria para ello.

Manzanilla

Uno de los mejores remedios caseros para tratar la conjuntivitis tanto en adultos como en niños. La manzanilla es un ingredente 100% natural con propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

La preparación y aplicación de este remedio son muy sencillas. Lo primero que debes hacer es preparar una infusión de manzanilla añadiendo varias hojas secas de la planta en agua hirviendo. Una vez la tengas lista, deja que se temple y luego empapa un paño seco y limpio en la infusión. Cierra los ojos y coloca el paño sobre ellos; deja que actúe durante unos minutos. Puedes repetir este proceso tantas veces como necesites.

Pepino

Remedios caseros conjuntitivtis

El pepino es uno de los mejores ingredientes naturales para reducir la hinchazón en los ojos, uno de los síntomas principales de la conjuntivitis. Además, es rico en vitamina E y agua.

Sólo tienes que cortar un par de rodajas de pepino y colocarlas sobre los ojos entre 10 y 15 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, retira y aclara con abundante agua tibia; verás como la hinchazón de los ojos prácticamente ha desaparecido.

Té verde

El té verde es uno de los remedios caseros más populares y efectivos para tratar afecciones oculares: ojos cansados, orzuelos, ojeras… Y, por supuesto, también conjuntivitis.

Aplicar este remedio es muy sencillo. Prepara una infusión de té verde y, cuando esté templada, empapa un par de algodoncitos en él y colócalos sobre los ojos. Verás cómo al cabo de unos pocos minutos notas la zona muchísimo más relajada, con los párpados más aliviados.

Tomillo

El tomillo es un ingrediente 100% natural con grandes propiedades antiinflamatorias.

Su aplicación se puede realizar de dos maneras. Por un lado, se puede preparar una infusión de tomillo y colocar ambas bolsitas directamente sobre los ojos. O, por otro lado, una vez lista la infusión, empapar un par de algodoncitos en ella y colocar sobre los ojos.

Compresas frías

Uno de los remedios caseros más sencillos de aplicar y, además, uno de los que mejor funcionan. Las compresas de agua fría colocadas sobre los ojos facilitan el proceso de curación ya que aceleran de forma notable la circulación en la zona.


Te podría interesar