Caries

Toda la información sobre las caries dentales: cuáles son sus causas y síntomas, qué tratamientos existen y los mejores remedios caseros para calmar el dolor.

En la boca habitan varios cientos de microorganismos, entre los que destaca la bacteria Streptococcus mutans, la cual se encuentra encuentra entre las piezas dentales. Pues bien, cuando en la boca se acumulan restos de alimentos debido a una mala higiene bucal, esta bacteria prolifera con gran facilidad.

A medida que la bacteria crece, poco a poco los tejidos que rodean los dientes comienzan a destruirse; cuando alcanza las terminaciones nerviosas es cuando surge un dolor intenso y constante.

No obstante, en ocasiones, antes de que se origine esa etapa crítica, surgen determinados síntomas que vamos a explicar en apartados posteriores y que permiten detectar la caries de forma prematura. Ante la más mínima señal de alerta es importante acudir al dentista para que establezca un diagnóstico y un tratamiento adecuado.

A pesar de que la prevalencia de la caries ha disminuido de forma considerable en los últimos años, la Organización Mundial de la Salud señala que es la tercera enfermedad más frecuente del mundo, por detrás de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Uno de los grupos de población en los que la caries es más común son los niños. Se estima que un 70% de los niños en edad escolar padecen esta enfermedad.

¿Cómo actúa la caries?

Qué son las caries

  1. La primera fase del desarrollo de la caries es totalmente indolora, de forma que los síntomas resultan muy complicados de percibir.  En un inicio esta afección sólo perjudica al esmalte.
  2. En la segunda fase la caries ataca la dentina, la sustancia de la que está formada la mayor parte de la pieza dental. Generalmente, en esta etapa el dolor comienza a aparecer, aunque de una manera muy nítida.
  3. En la tercera fase la caries pasa a alcanzar la pulpa dentaria, en la cual se localizan tanto los vasos sanguíneos como los nervios del diente. El dolor se caracteriza por ser muy agudo e intenso.
  4. Si el paciente no acude al dentista, la caries avanza hasta alcanzar el tejido que rodea el diente. Si no se trata, el riesgo de que se forme un absceso dental, el cual genera un gran dolor y que puede incluso provocar la caída del diente.

Causas de la caries

Vamos a ver cuáles son las principales causas de esta afección bucal.

Alimentos

Existen una serie de alimentos que pueden provocar acidez y que, por tanto, pueden ser una de las causas de la caries. Los alimentos precocinados y procesados no son nada saludables para nuestro organismo; tampoco favorecen una buena salud bucal. Otros alimentos que entran dentro de esta categoría son el queso, el café, la harina refinada y el azúcar blanco. No se trata de eliminar su consumo, pero sí de moderarlo.

Saliva y diente

Determinados aspectos del diente, como la morfología, composición, textura o maduración influyen de manera significativa en la mayor o menor incidencia de caries. De la misma manera, la saliva también juega un papel importante en el desarrollo de esta enfermedad; cuando la saliva disminuye, aumenta el índice de caries.

Higiene bucal

Una de las principales causas de la caries tiene que ver con una higiene bucal deficiente. La acumulación de microorganismos y restos de comida en la boca favorecen de manera notable en la proliferación de caries.

Síntomas de la caries

Generalmente, uno de los primeros síntomas de la enfermedad es un dolor agudo, así como una gran sensibilidad a la hora de tomar alimentos y bebidas fríos o calientes. A medida que la afección avanza, el dolor se vuelve constante e intenso; cuando esto sucede, implica que ya ha afectado al nervio dental y se encuentra en una fase crítica.

Además, del dolor, hay otros síntomas propios de la caries.

  • Comida entre los dientes: cuando esta enfermedad no se trata a tiempo, en ocasiones provoca agujeros en las piezas dentales. Así, uno de los síntomas habituales en estos casos es la sensación de que se queda comida en ellos.
  • Imposibilidad de masticar: a medida que la caries avanza hacia la pulpa, se forma una bolsa de pus. Cuando esto sucede, es habitual que el paciente sienta dolor al masticar.
  • Mal aliento: el mal aliento es otro síntoma propio de la caries. En ocasiones, la causa es que los alimentos se quedan en los agujeros que se forman en los dientes y se pudren.
  • Sangrado de encías: cuando se trata de una caries interdental, las probabilidades de que el tejido gingival crezca en el espacio crezca en ese espacio que antes ocupaba parte del diente es muy alta. Este nuevo trozo de encía puede causar sangrado en el cepillo.

Tratamiento de la caries

Consulta de dentista

Cuando un paciente acude al odontólogo con los síntomas propios de la caries y el profesional confirma el diagnóstico, establece el tratamiento en función de dos grandes factores. Por un lado, el grado de afectación del diente, lo cual se determina a través de una exploración visual y una radiografía. Y, por otro lado, el estado de salud general del propio paciente, sobre todo en lo relativo a si padece o no alguna enfermedad crónica.

  • Si la caries sólo ha afectado al esmalte, el paciente simplemente debe mejorar su higiene bucal.
  • Cuando la caries afecta tanto al esmalte como a la dentina, lo primero es eliminar el tejido infectado. A continuación, el odontológo debe reconstruir el diente rellenando el hueco con composite. Se trata de un material muy resistente y que tiene exactamente la misma coloración del diente.
  • Si la caries está en una fase avanzada y ha afectado a la pulpa, el tratamiento es complejo y requiere de la realización de una endodoncia. El odontológo extrae todo el tejido vásculo-nervioso. A continuación, después de limpiar de forma exhaustiva la cavidad, se rellena con un material que evitará que se produzca una nueva infección. El último paso es reconstruir la pieza dental, para lo cual puede ser necesario colocar una corona o una funda.
También te puede interesar:  Tipos de blanqueamiento dental

Remedios caseros para reducir el dolor

Remedios caseros para el dolor de las caries

Existen una gran selección de remedios caseros con ingredientes 100% naturales que pueden ayudar a paliar el dolor que causa la caries. Es importante recordar que estos remedios no ayudan a curar la enfermedad, sino que simplemente ayudan a calmar las molestias que causa la misma.

Infusión de manzanilla

Un remedio fantástico cuando el dolor a causa de la caries es muy intenso. La manzanilla tiene propiedades sedantes, y además ayuda a reducir la inflamación.

Los ingredientes son muy sencillos: una cucharada de manzanilla y una taza de agua. Pon agua a cocer en un cazo y cuando llegue a su punto de ebullición añade la cucharada de manzanilla; deja cocinar unos 10 minutos y retira. Cuela la infusión y haz gárgaras con ella. Lo recomendable es aplicar este remedio tres veces al día.

Infusión de cola de caballo

Este es uno de los remedios caseros más efectivos. La cola de caballo es un ingrediente 100% natural con propiedades antisépticas, de forma que es de gran ayuda para reducir la acción de las bacterias en la boca.

Como ingredientes sólo necesitas una cucharada de cola de caballo y una taza de agua. La preparación es muy sencilla. Pon a calentar la taza de agua al fuego y cuando llegue a su punto de ebullición añade la cucharada de cola de caballo; deja cocinar durante 10 minutos a fuego suave. Retira y cuela. Lo ideal es tomar esta infusión después de las comidas.

Sal y pimienta

Este es uno de los remedios caseros que mejor funciona para hacer frente a la caries. Se trata de formar una especie de pasta que actúa a modo de analgésico que reduce el dolor y la inflamación causada por esta afección. Tiene propiedades antibacterianas, por lo que contribuye a eliminar la infección.

Los ingredientes son los siguientes: un cuarto de cucharadita de sal, una pizca de pimienta y una cucharada de agua. Mezcla bien todos los ingredientes hasta formar una pasta. Cuando la tengas lista, aplícala directamente por todos los dientes utilizando un cepillo.

Salvia

La salvia es otro ingrediente 100% natural que resulta muy efectivo para calmar el dolor de la caries. Tiene propiedades antibacterianas y antisépticas.

Puedes aplicar este remedio de dos maneras. Por un lado, masticando hojas frescas de salvia; lo aconsejable es hacerlo tres veces al día. Y, por otro lado, con una infusión de salvia; también puedes tomar este remedio tres veces por día.

Consejos para evitar la caries

Hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta para evitar en la medida de lo posible la aparición de una caries.

  • Es esencial mantener una buena higiene bucal. Esto implica cepillarse los dientes tres veces al día utilizando tanto el cepillo como la pasta adecuados, y utilizar posteriormente hilo dental para eliminar los restos de alimentos que hayan quedado entre los dientes, así como colutorio bucal.
  • Otro consejo importante para evitar la caries es seguir una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras que contengan todos los nutrientes necesarios. Lo mejor es evitar alimentos precocinados, así como refrescos y bebidas ricas en azúcares refinados.
  • El tabaco es uno de los peores enemigos de la salud bucal. Por lo tanto, es aconsejable dejar de fumar para evitar la aparición de caries.

La caries en su fase temprana es una enfermedad que no reviste gravedad. No obstante, si no se trata y avanza las consecuencias pueden ser fatales, incluyendo la pérdida de la pieza dental afectada. Por lo tanto, es importante prestar atención a los síntomas y, ante la más mínima señal de alerta, acudir al odontólogo.

 


Te podría interesar