Aumento de glúteos

Toda la información sobre el aumento de glúteos, una de las operaciones de cirugía estética más demandadas: tipos, ventajas, procedimiento...

Numerosas celebrities como Kim Kardashian o Jennifer López, entre otras, presumen de sus prominentes glúteos. Quizá es por ello que son cada vez más las personas, tanto hombres como mujeres, que se animan con el aumento de glúteos. Actualmente se estiman que se llevan a cabo más de 350.000 operaciones de este tipo en todo el mundo cada año.

El glúteo es una estructura compuesta por tres músculos (el glúteo mayor, el mediano y el menor), además de la grasa subcutánea y la piel. Existen una gran selección de problemas estéticos relacionados con el mismo: poco volumen, deformidades, flacidez, piel sobrante debido a la pérdida de peso… Así, el aumento de glúteos permite devolver a esta zona del cuerpo la forma que tenía con anterioridad, o incluso crear una nueva.

A continuación explicamos todo lo relacionado con la gluteoplastia: procedimiento, ventajas, riesgos, precios en España…

¿Qué es el aumento de glúteos?

Los glúteos juegan por lo general un papel esencial en el aspecto físico. Así, cuando las personas no están conformes con su forma y su tamaño, pueden sentir la necesidad de mejorarlos, optando por la cirugía estética de aumento de glúteos. Mediante la implantación de prótesis de silicona o de la grasa corporal del propio paciente, se aumentan los glúteos.

En el caso de los hombres, su tejido graso subcutáneo es menor que el de las mujeres. Así, en un alto porcentaje de casos la opción más recomendada es un implante oval para potenciar la anatomía masculina, logrando unos glúteos atléticos.

Publicidad

En cuanto a las mujeres, la elección del implante depende en gran medida de la cantidad de tejido adiposo. Las prótesis redondas ofrecen una mayor protección, pero sólo son recomendables cuando el tejido adiposo es cuantioso. En caso contrario, lo más indicado es colocar prótesis ovales. En lo relativo al tamaño de la prótesis, se escoge en función de dos factores: la pelvis de la paciente y los gustos y preferencias de la misma.

Tipos

En líneas generales podemos diferenciar dos tipos de gluoteoplastias: con prótesis o con la grasa corporal del paciente.

Gluteoplastia con prótesis

La intervención consiste en aumentar el volumen de los glúteos mediante la colocación de un implante a través de lo que se denomina técnica intramuscular. Es la alternativa más recomendada para aquellas personas que tengan poca flacidez cutánea.

Se utiliza un implante que se coloca realizando una pequeña incisión de no más de ocho centímetros en la región interglútea. Una vez se alcanza el músculo glúteo mayor, éste es separado en dos secciones; la prótesis se inserta en la más profunda. De este modo la cicatriz queda oculta entre ambos glúteos, pasando totalmente desapercibida.

La recuperación es muy rápida, siempre y cuando se preste atención a una serie de principios y cuidados mínimos: evitar ejercicios tales como subir escaleras o escalar, seguir una alimentación saludable…

Gluteoplastia con grasa propia

Gluteoplastia con grasa propia

En aquellos casos en los que el paciente padece flacidez cutánea a causa de una considerable pérdida de peso que ha ocasionado el aplanamiento y descolgamiento de la piel de los glúteos, el empleo de la propia grasa del paciente resulta la mejor técnica de gluoteoplastia.

En este caso, se remodela el contorno general de los glúteos a través de injertos de tejido extraído del propio paciente mediante liposucción; así, la compatibilidad es total y se minimiza el riesgo de que pueda surgir algún problema con la prótesis sintética.

El procedimiento resulta más versátil ya que el cirujano plástico puede situar la grasa en aquellos puntos en los que considere más oportuno, sin las limitaciones que presentan las prótesis.

Razones para optar por el aumento de glúteos: ventajas

El aumento de glúteos es una intervención de cirugía estética que busca no sólo aumentar el tamalo de los glúteos, sino también remodelarlos y/o reafirmarlos. Resulta interesante considerar cuáles son las ventajas que ofrece.

Y es que en muchos casos no pasan únicamente por mejorar el aspecto estético del paciente y de su cuerpo en general, sino que el aumento de glúteos implica una mejora emocional. El paciente se siente mejor y muestra una mayor confianza en sí mismo.

A continuación hemos recogido algunas de las principales razones por las que un número cada vez mayor de personas optan por el aumento de glúteos.

  • Autoestima: al igual que cualquier otro tratamiento estético, quienes optan por aumentar el volumen de sus glúteos se gustan más cuando se miran al espejo. Se sienten orgullosos de lo bien que les queda la ropa que antes no podían ponerse. Aspectos que quizá puedan parecer superficiales, pero que se refleja de forma notable en su autoestima, sintiéndose mejor tanto con ellos mismos como con el resto.
  • Resultados visibles: una de las principales ventajas del aumento de glúteos es que los resultados son visibles a corto plazo. Además, no quedan cicatrices visibles y el resultado es muy natural.
  • Rápida recuperación: la recuperación tras la intervención es muy rápida, pudiendo recuperar la actividad habitual pasados apenas unos pocos días tras la misma.
También te puede interesar:  Lipoescultura

¿Cómo se realiza el aumento de glúteos?

¿Cómo se realiza el aumento de glúteos?

A la hora de realizar un aumento de glúteos, resulta interesante conocer cuál es el procedimiento, tanto antes como durante y después de la operación.

Primera cita

Una vez el paciente acude al centro de estética, en primer lugar el médico realiza una historia clínica del mismo, teniendo en cuenta factores tales como enfermedades crónicas. A continuación procede con una exploración de los glúteos, midiendo diversos parámetros y tomando fotografías.

En función de la edad y del estado de salud del paciente, el médico puede solicitar prueblas complementarias, tales como una analítica sanguínea o una ecografía, entre otras.

Todas las pruebas realizadas de manera previa a la operación son de gran ayuda para determinar la mejor técnica a emplear.

Preoperatorio

Del mismo modo que cualquier otra intervención estética, el aumento de glúteos requiere un preoperatorio a determinar por parte del cirujano: analíticas, cuidados especiales…

Operación

El aumento de glúteos se lleva a cabo en un quirófano con anestesia general. Es condición indispensable que el centro en que se realice la intervención cuente con todas las medidas de seguridad que indique la normativa.

El procedimiento tiene una duración aproximada de entre dos y tres horas, en función de la técnica a utilizar. En el caso de los implantes de silicona, el cirujano procede a introducirlos en las nalgas mediante la incisión realizada; dicha incisión se localiza en la zona en la que se une la nalga con la parte posterior del muslo.

Si el aumento de glúteos se realiza con la grasa corporal del paciente, la intervención consiste en transferir dicha grasa de otra zona del cuerpo hasta los glúteos mediante unas cánulas.

Postoperatorio

La gluteoplastia requiere el ingreso hospitalario del paciente durante 24 horas. Así, una vez transcurrido el tiempo, se retiran los drenajes, tras lo cual el paciente recibe el alta hospitalaria.

Una vez en casa, debe guardar reposo y evitar cualquier tipo de esfuerzo físico para evitar el desplazamiento de los implantes o el sangrado. Además, debe seguir una serie de pautas, como dormir boca abajo, llevar una faja ortopédica durante tres o cuatro semanas o evitar subir escaleras.

Aumento de glúteos: riesgos

Del mismo modo que cualquier otra intervención estética, el aumento de glúteos tiene una serie de riesgos, los cuales se deben conocer y aceptar.

Por lo general las complicaciones son mínimas. Es habitual que tras la operación el paciente sienta dolor en la zona, el cual se control con analgésicos. La aparición de moratones y la inflamación también son frecuentes tras la intervención.

Tal y como hemos señalado, la cicatriz resulta imperceptible, por lo que no es un problema añadido.

Los principales riesgos de la gluteoplastia son los propios de la anestesia: sangrado, infección, alteración de la sensibilidad a medio y largo plazo y problemas de cicatrización. Por lo general, es en personas fumadoras en las que se dan mayores complicaciones.

Aumento de glúteos sin cirugía: ácido hialurónico

Aumento de glúteos sin cirugía: ácido hialurónico

Hay quienes optan por aumentar el volumen de sus glúteos sin cirugía. Un tratamiento estético que se realiza con ácido hialurónico y que resulta indoloro y con resultados inmediatos.

Se trata de una nueva técnica sin cirugía que permite lograr unos glúteos más atractivos en tan sólo una sesión, y sin necesidad de pasar por quirófano.

El ácido hialurónico es una sustancia ampliamente utilizada para aumentar el volumen de numerosas zonas del cuerpo, como por ejemplo los pechos o los labios.

¿Cómo se realiza?

En el caso de los glúteos, el procedimiento se realiza mediante anestesia local. Se inyecta el ácido hialurónico en la dermis de los glúteos y, a continuación, se procede a masajear la zona para que la sustancia se expanda de manera uniforme.

Una vez inyectado el ácido hialurónico, la zona se muestra inflamada y dolorida; son los dos únicos efectos secundarios de este tratamiento.

La recuperación es muy rápida ya que apenas transcurridas 24 horas el paciente puede retomar sus actividades diarias.

En lo relativo a los resultados, son inmediatos tras la sesión y duran aproximadamente un año.

Aumento de glúteos, una de las cirugías estéticas más populares en España

Actualmente, el aumento de glúteos es una de las intervenciones estéticas más solicitadas en España. En el año 2016, la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) señaló que la demanda de gluteoplastia había aumentado entre un 20 y un 30 por cento en apenas dos años.

Actualmente es la tercera cirugía más solicitada en España, sólo por detrás de la mamoplastia y la liposucción.

Precio de la gluteoplastia en España

En lo relativo al precio, oscila entre los 2.000 y los 5.000 euros aproximadamente. Es importante acudir a una clínica de plena confianza, que cumpla con todas las medidas de seguridad, sanidad e higiene que determina la normativa.

Conclusión

A modo de conclusión, la gluteoplastia es una operación de cirugía estética cada vez más extendida tanto entre hombres como entre mujeres de todo el mundo.

Para que los resultados obtenidos sean duraderos en el tiempo, los expertos insisten en la importancia de seguir unos hábitos de vida saludables: dormir adecuadamente, llevar una dieta saludable y equilibrada, y practicar ejercicio físico de manera frecuente.

Aumento de glúteos
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar