Ansiedad en niños

La ansiedad en niños es una patología cada vez más frecuente. Analizamos sus causas y sus síntomas, así como los diferentes tipos que existen.

La ansiedad es una emoción más del ser humano, la cual puede darse tanto en pequeños como en adultos. Todos los niños se angustian de vez en cuando; la vida no es ni mucho menos un camino de rosas, y también los más pequeños pueden sentir esa sensación de angustia de forma ocasional. El problema llega cuando dicho estado de ansiedad se intensifica y, además, cada vez es más frecuente, llegando a afectar a su rendimiento escolar y a las relaciones que mantienen con sus amigos y familiares.

El trastorno de ansiedad afecta a cerca del 10% de los niños y suele darse más en niñas. Este trastorno puede darse en niños de entre 3 y 6 años; generalmente en la primera infancia viene ocasionado por el miedo a la soledad. A partir de los 7 años, la fobia social es más habitual.

Síntomas del trastorno de ansiedad en niños

Ansiedad en niños

Los síntomas de este trastorno en los más pequeños pueden ser muy variados. Dependen básicamente de dos factores. Por un lado, la edad de los niños. Y, por otro lado, la razón por la que los pequeños sienten ansiedad.

Generalmente, cuando el trastorno surge en la primera etapa de la infancia, lo más habitual es que los niños se muestren inquietos y lloren de forma frecuente sin razón aparente. Además, algunos pequeños pierden el apetito y sufren trastornos del sueño. En ocasiones también pueden negarse a separarse de sus padres.

Cuando el trastorno de ansiedad se da en niños más mayores y adolescentes, la señal de alerta más visible es la falta de comunicación con las personas de su entorno. Además, pierden la capacidad de concentración y atención, lo cual puede desencadenar una situación delicada en su rendimiento académico.

Hay una serie de síntomas físicos que pueden darse en niños de cualquier edad y que conviene vigilar: fatiga, tensión muscular, molestias estomacales, sudoración y dolor de cabeza frecuente.

Consecuencias del trastorno de ansiedad en niños

Cuando los niños sufren un trastorno de ansiedad, es importante tener en cuenta que esta patología puede tener consecuencias de relativa gravedad a medio y a largo plazo; desde dificultades en el aprendizaje hasta incapacidad para adaptarse a la sociedad o la necesidad de crear conflicto con las personas de su entorno, entre otras.

Se trata de una situación muy frustrante para los padres ya que se ven incapaces de solucionar el problema que sufre su hijo; de nada sirve restar importancia a los miedos que éste siente o intentar tranquilizarle. Cuando se sospecha que un niño puede sufrir un trastorno de ansiedad lo mejor es consultar con un psiquiatra o psicoterapeuta experto; debe ser un profesional quien aplique el tratamiento correspondiente. Sin lugar a dudas, el pronóstico mejora cuando se interviene en las etapas iniciales del trastorno.

También te puede interesar:  Cómo estimular la inteligencia de los niños

Tratamiento

Una vez los padres acuden con sus hijos a un psiquiatra o psicoterapeuta, éste les hará una serie de preguntas sobre la situación personal del niño y los síntomas. Una de las terapias más habituales ante niños con ansiedad es la terapia cognitiva del comportamiento; ésta ayuda a los más pequeños a entender qué relación existe entre sus pensamientos y sus comportamientos. Además, es de gran ayuda a la hora de eliminar aquellos pensamientos que le generan ansiedad para que se sienta más tranquilo y bajo control.

En los casos más graves se puede recurrir a los medicamentos para tratar la ansiedad; antidepresivos y sedantes. Son medicamentos que sólo pueden ser utilizados a corto plazo.

¿Qué tipos de trastornos ansiedad infantil existen?

Trastorno de ansiedad en niños
Podemos encontrar diferentes tipos de trastornos de ansiedad en los más pequeños, en función de las causas y las características de los mismos.

Separación

Son muchísimos los niños que tienen ansiedad por el hecho de tener que separarse de alquien a quien quieren mucho. Suele ser habitual en niños cuyos padres han vivido una separación reciente; los más pequeños sienten que su hogar se ha roto y deben separarse de uno de los progenitores.

Ansiedad social

Es a partir de los siete años cuando los niños toman conciencia. Pues bien, a partir de ese momento pueden sentir miedo a ser examinados y evaluados por terceras personas; una situación que puede derivar en un trastorno de ansiedad social.

Colegio

Actualmente es uno de los trastornos de ansiedad más frecuentes tanto en niños como en adolescentes. Se sienten incapaces de acudir al colegio. Las causas de esta patología pueden ser muchas; desde una situación escolar delicada con algún compañero hasta un volumen excesivo de tareas.

¿Qué hago si mi hijo tiene ansiedad?

Tal y como hemos señalado, cuando un niño tiene un trastorno de ansiedad, lo mejor es poner el caso en manos de un experto. No obstante, hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta porque pueden ayudar de forma notable.

Una de las actitudes más habtituales que toman los padres cuando su hijo sufre ansiedad es hacer todo lo posible por evitar aquellas situaciones que lo angustian. No obstante, esto sólo hace que su ansiedad aumente. En vez de tratar de rescatarlo de ese tipo de situaciones, lo mejor es ayudarle a afrontar sus miedos y motivarlo.

Además, es importante recordar que los niños, sobre todo cuando son pequeños, tienden a imitar tanto las conductas como las emociones que expresan sus padres. Por lo tanto, es esencial evitar que los padres se muestren nerviosos delante del niño.

Ansiedad en niños
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad