Agua de avena para la cara

La avena es uno de los cereales más consumidos en el mundo, y también uno de los más aconsejados por nutricionistas y profesionales de la salud debido a los múltiples beneficios que tiene para la salud del organismo. Es un cereal muy rico en proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas B y E, minerales, fibra e hidratos de carbono complejos, que nos aporta muchísima energía, a la vez que protege y cuida nuestra salud.

Pero, la avena no es solo beneficiosa para la salud a nivel interno, sino que también es un cereal con increíbles propiedades para la piel cuando se usa de forma tópica. La nutre e hidrata profundamente, elimina las impurezas, la protege frente a agentes dañinos y la deja con una gran suavidad y luminosidad. A pesar de que la avena puede utilizarse de varias formas como tratamiento cutáneo, en este post vamos a hablar del agua de avena, un líquido que puede emplearse como tónico facial habitual y que le dará al cutis un aspecto renovado y hermoso.

Vamos a descubrir a continuación cuáles son todos sus beneficios y de qué forma puede prepararse en casa.

Propiedades del agua de avena para la cara

Propiedades del agua de avena

El agua de avena es un líquido que se obtiene a partir de la cocción de los copos de avena con agua, y cuando es utilizado de forma externa, aporta muchísimos beneficios para la piel, embelleciéndola desde el interior y proporcionándole, sobre todo, una hidratación extrema. Veamos a continuación cuáles son las principales propiedades del agua de avena para la cara y la piel en general:

  • Máxima hidratación: su elevado contenido en lípidos y sustancias que absorben el agua es excelente para impedir la pérdida de humedad en la piel y, por consiguiente, para prevenir la deshidratación. Es perfecta para nutrir las pieles más secas y evitar la descamación y la irritación.
  • Elimina las células muertas de la piel: al poseer saponinas naturales elimina la suciedad acumulada en los poros, reduce el exceso de sebo y favorece la eliminación de todas las células muertas acumuladas que le restan luminosidad y belleza a la piel.
  • Acaba con las impurezas: es un buen producto para las pieles con tendencia acneica y con impurezas, como granos, espinillas, barros, etc. Al regular la grasa en la piel, también ayuda a prevenir la aparición de nuevas impurezas.
  • Protege la piel y mejora afecciones cutáneas: regula el pH de la piel y la protege de todos los agentes contaminantes que puedan dañar su estructura. Además, es desinflamante y calma la piel en caso de psoriasis, eccema, urticaria, quemaduras solares, etc.

Cómo hacer agua de avena para la cara

Preparar agua de avena

Para beneficiarse de todas estas propiedades y comprobar sus maravillosos efectos en la piel del cutis, lo mejor es hacer agua de avena casera y usarla a modo de tónico facial a diario.

También te puede interesar:  Los mejores aceites esenciales para la cara

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de copos de avena
  • 1 litro de agua

Preparación del tónico de avena casero:

  1. En una olla, verter 1 litro de agua y esperar a que hierva.
  2. Cuando alcance el punto de ebullición, agregar los copos de avena y dejar hervir durante 5 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y colar.
  4. Reservar el agua de avena y dejar que se enfríe para poder utilizarla sobre la piel.

Cómo usar el agua de avena para limpiar la cara

El tónico de avena casero puede utilizarse cada día sobre el rostro para completar su limpieza, tonificarlo e hidratarlo en profundidad.

Es importante aplicarlo sobre la piel de la cara limpia para que sus componentes y nutrientes puedan actuar favorablemente. Basta con humedecer un disco de algodón con el agua de avena y pasarlo por todo el cutis, incidiendo en aquellas zonas en las que se suele acumular una mayor cantidad de grasa y suciedad. No es necesario secar la piel después del tratamiento.

Mascarillas con agua de avena para la cara

Mascarilla de agua de avena

Mascarilla de agua de avena y yogur

Esta mascarilla facial es ideal para hidratar las pieles más secas y favorecer la eliminación de los puntos negros. Además, el yogur también sirve para aclarar la piel y atenuar las manchas oscuras, gracias al ácido láctico que contiene.

Para su preparación, se debe mezclar 4 cucharadas de agua de avena, 3 cucharadas de yogur natural sin azúcar y 1 cucharada de miel. La mezcla resultante debe aplicarse sobre el rostro limpio y dejar que actúe durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, enjuagar el rostro y ¡listo! Es recomendable repetir su aplicación unas 2 o 3 veces por semana.

Mascarilla de agua de avena, miel y huevo

Para hidratar la piel de la cara y obtener un “efecto lifting” instantáneo al mismo tiempo, la mascarilla que combina el agua de avena con la miel y el huevo es la mejor opción.

Se debe mezclar 1 clara de huevo con 2 cucharadas de agua de avena y 1 cucharada de miel. Aplicar la mascarilla por todo el rostro, evitando la zona del contorno de ojos, y dejar actuar durante 15 minutos. La clara de huevo proporciona un efecto tensor y es ideal para combatir la flacidez y atenuar arrugas.

Ducha de agua de avena para todo el cuerpo

Además de usar el agua de avena para la cara mediante los tratamientos anteriores, tal y como hemos apuntado en el apartado de las propiedades, este cereal puede ser muy beneficioso para hidratar y nutrir toda la piel del cuerpo. Para ello, existe un tratamiento muy sencillo: la ducha o baño con agua de avena. Únicamente se debe llenar la bañera con agua tibia y agregar 1 litro de agua de avena para después tomar un baño relajante de 20 minutos, aproximadamente. Al salir de la bañera, es aconsejable hidratar el cuerpo con una crema hidratante que deje la piel más suave y bonita.

Agua de avena para la cara
5 (100%) 2 votos


Te podría interesar

Publicidad