Endurecer las uñas con remedios caseros

La dureza y solidez de las uñas dependen en gran medida de cuál sea la calidad de la producción de la proteína queratina, la cual permite mantener las uñas sanas y fuertes. Sin embargo, hay muchos factores que pueden alterar la queratina y provocar, en consecuencia, que las uñas se vuelvan frágiles, se descamen, se abran en capas o se rompan con extrema facilidad. Esta condición cuando se torna en dolencia y constituye un problema de salud se denomina onicorrexis. Para hablar de las causas de las uñas blandas y débiles, debemos diferenciar entre los problemas médicos que pueden ocasionarla y los factores externos:

  • Problemas médicos: enfermedades que pueden afectar a la superficie ungueal y causar fragilidad, como hipotiroidismo, psoriasis, hongos (onicomicosis), liquen plano, anemia ferropénica, enfermedad de Raynaud o deficiencias de vitaminas A, B, C, D y ácido fólico en la alimentación.
  • Factores externos: contacto de las uñas con el agua prolongado y excesivo, sequedad debido al frío, al calor o al polvo, contacto con jabones, detergentes y productos químicos, someter a las uñas a manicuras excesivas, a técnicas e limado o pulido y a esmaltes y quitaesmaltes agresivos.

Los mejores remedios caseros para endurecer las uñas

Las uñas frágiles y quebradizas se caracterizan por ser muy finas y tener muy poca resistencia, rompiéndose al menor contacto o golpe. Hay productos naturales que, cuando las uñas están sanas, pueden fortalecerlas y aportarles dureza gracias a sus propiedades nutritivas y reparadoras. A continuación, mostramos cuáles son los remedios caseros más efectivos para endurecer las uñas de forma natural.

Ajo y aceite de oliva

A pesar de que su fuerte olor puede resultar un tanto desagradable, el ajo es uno de los mejores remedios naturales para fortalecer las uñas existentes. Es un alimento con compuestos azufrados y unas propiedades antioxidantes y antibióticas muy potentes, por lo que además de endurecer las uñas, previene las infecciones por hongos u otros gérmenes. Por su parte, el aceite de oliva nutre e hidrata las uñas desde las capas internas.

Se necesita:

  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • un bote de esmalte transparente vacío y limpio.

Tratamiento: machacar o triturar los dientes de ajo y verter el líquido obtenido y el aceite de oliva en un frasco de esmalte. Aplicar este endurecedor casero sobre las uñas dos veces al día.

Vinagre de manzana

Uñas fuertes con vinagre de manzanaEl vinagre de manzana tiene propiedades antifúngicas, siendo excelente para evitar y tratar los hongos, y contiene ácidos, vitaminas y minerales excelentes para fortalecer las uñas quebradizas e impedir que se dañen y rompan a la mínima.

Se necesita:

  • 20 ml de vinagre de manzana
  • 20 ml de agua
  • 1 recipiente pequeño

Tratamiento: verter en el recipiente la misma cantidad de vinagre de manzana y agua. Sumergir las uñas en la solución durante unos 10 minutos.

Zumo de cebolla

De igual forma que el ajo, el aroma de la cebolla tampoco es muy agradable pero su composición es perfecta para que las uñas estén mucho más fuertes y saludables. Esto se debe, principalmente, a su contenido en azufre, vitamina E y hierro.

Se necesita:

  • 1 cebolla mediana

Tratamiento: picar la cebolla y triturarla hasta obtener el jugo. Aplicar el jugo de cebolla sobre las uñas con la ayuda de una gasa o un algodón y dejar actuar durante unos 10 minutos. Repetir el procedimiento unas tres veces a la semana y hacerlo preferiblemente por las noches.

Cola de caballo

Uñas resistentes gracias a la cola de caballo

La cola de caballo no solo ofrece unas magníficas propiedades diuréticas, sino que también posee cantidades elevadas de sílice, un mineral que endurece las uñas, evita que se quiebren y favorece su crecimiento, ayudando así a lucir unas manos cuidadas más bonitas.

Se necesita:

  • 1 puñado de hojas de cola de caballo
  • un vaso de agua

Tratamiento: hervir el agua, colocar las hojas de cola de caballo en un recipiente y verter el agua en el mismo. Esperar unos 5 minutos y, luego, sumergir las uñas en la preparación durante 10 minutos.

Manzanilla y menta

Estas dos plantas medicinales son perfectas para combatir problemas en las uñas como la deshidratación, la descamación y la debilidad. Consiguen mejorar su apariencia en muy poco tiempo.

Se necesita:

  • 2 cucharadas de manzanilla
  • 5 hojas de menta
  • ½ cucharada de aceite de oliva
  • una taza de agua

Tratamiento: hervir la taza de agua, añadir la manzanilla y la menta y dejar reposar durante 10 minutos. Agregar el aceite de oliva y sumergir las uñas en la solución durante unos 10 o 15 minutos.

Aceites naturales para endurecer las uñas

  • Aceite de almendras: su gran poder hidratante, además de ser beneficioso para la piel y el cabello, es increíble para mantener las uñas fuertes, sanas y nutridas en todo momento.
  • Aceite de ricino: es rico en vitamina E, ideal para nutrir las uñas y combatir la sequedad que puede provocar el quiebre.
  • Aceite de coco: su grasa saturada hidrata profundamente las uñas e impide que se debiliten con tanta facilidad.

Para su aplicación, se debe empapar un trozo de algodón con el aceite seleccionado y pasarlo por la superficie de las uñas, dando un suave masaje.

Endurecer las uñas con remedios caseros
5 (100%) 2 votos

Artículos relacionados


Deja un comentario