Aceite de jojoba

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba es actualmente uno de los ingredientes naturales más utilizados en todo el mundo gracias a sus beneficios para la piel y el cabello. Es rico en Omega 6, vitamina E y ácido linoleico; sustancias que favorecen la regeneración de las células al tiempo que evitan el envejecimiento prematuro. Es 100% natural, sin ningún tipo de añadido químico. Los aztecas lo consideraban un elemento mágico y hacían uso de él para elaborar diferentes tratamientos de belleza.

Se compone en un 96% de ceramidas. Es un componente natural presente en el sebo de la piel, de modo que aporta hidratación a la dermis pero sin engrasarla. Ofrece un efecto tanto suavizante como protector. En cuanto al cuidado del cabello, proporciona brillo, volumen y suavidad.

Índice
  1. ¿Qué es el aceite de jojoba?
  2. Propiedades del aceite de jojoba
  3. Beneficios del aceite de jojoba para la piel
    1. Controla la producción de sebo
    2. Combate el acné
    3. Cura los labios agrietados
    4. Evita el envejecimiento prematuro
    5. Cuida el contorno de ojos
    6. Hidrata la piel
    7. Alivia las quemaduras del sol
  4. Beneficios del aceite de jojoba para el cabello
    1. Controlar la caída del cabello
    2. Combatir la caspa
    3. Evitar el encrespamiento
    4. Aumenta el brillo
  5. ¿Cómo aplicar el aceite de jojoba en la piel?
  6. ¿Cómo aplicar el aceite de jojoba en el cabello?
  7. Mascarillas caseras con aceite de jojoba
    1. Aceite de jojoba, romero y árbol de té
    2. Aceite de jojoba y lavanda
    3. Aceite de jojoba y vinagre de manzana
    4. Conclusión

¿Qué es el aceite de jojoba?

El aceite de jojoba es una cera líquida que se extrae de la nuez de un arbusto autóctono americano denominado Simmondsia Chinensis. A pesar de lo que pueda indicar su nombre, no tiene relación alguna con China.

Tiene un color oro brillante muy característico. Una de sus grandes ventajas es que su vida útil es muy larga. A diferencia de otros aceites vegetales, no se oxida con facilidad ni adquiere olores desagradables.

Es un aceite vegetal único en el mundo debido a su parecido con el sebo natural que producen las glándulas de la piel. Así, a día de hoy prácticamente ha reemplazado las grasas animales durante el proceso de fabricación de productos para el cuidado de la piel y el cabello.

Una de sus principales características es que tiene un punto de fusión muy bajo, de modo que permanece en estado líquido de forma indefinida. Así, se puede utilizar sin necesidad de diluirlo, lo que resulta muy cómodo. Además, al ser una cera no tiene la sensación grasa de otros aceites vegetales.

Propiedades del aceite de jojoba

Propiedades del aceite de jojoba

La principal propiedad de este ingrediente natural es que es muy similar al sebo, tanto estructural como químicamente. Así, en muchos casos se puede utilizar como un sustituto del sebo, aunque no causa sensación grasosa en la piel y en el cabello cuando se usa.

Además, al ser un ingrediente 100% orgánico, es muy seguro de utilizar, tanto en la piel como en el cabello. No obstruye los poros y no causa ningún tipo de reacción alérgica e irritación.

Es un aceite con un alto contenido en vitamina E, un nutriente fundamental para mantener la piel sana y evitar el daño de los radicales libres. Y, por último, cabe destacar su gran poder antibacteriano.

Beneficios del aceite de jojoba para la piel

Beneficios del aceite de jojoba para la piel

El aceite de jojoba es uno de los ingredientes naturales más utilizados para el cuidado de la piel gracias a su amplio abanico de propiedades y beneficios.

Su uso está especialmente recomendado en pieles deshidratadas. Ofrece una gran hidratación al tiempo que sella la humedad y crea una barrera protectora ante los agentes externos.

Tiene una estructura muy similar a la secreción las glándulas sebáceas, de modo que todas las pieles toleran muy bien el aceite de jojoba.

Controla la producción de sebo

Cuando una persona tiene la piel grasa significa que las glándulas sebáceas producen mayor cantidad de sebo de lo normal. Esto provoca que aparezcan antiestéticos brillos en el rostro y, además, aumenta el riesgo de sufrir determinados problemas como el acné.

Aunque pueda parecer que el aceite de jojoba estimula la producción de sebo, nada más lejos de la realidad. Este ingrediente natural es de gran ayuda para equilibrar los niveles de oleosidad en la piel.

El efecto es el siguiente: la cera líquida nutre e hidrata la piel en profundidad, de modo que las glándulas sebáceas regulan la producción de sebo. Además, en caso de sufrir dermatitis seborreica, este aceite vegetal tiene propiedades antiinflamatorias.

Combate el acné

El acné es uno de los problemas de la piel más comunes, sobre todo entre adolescentes y jóvenes. Debido a la acumulación de sebo los folículos pilosos acaban por bloquearse, desarrollando así el acné.

Son varias los beneficios que ofrece el aceite de jojoba para tratar esta afección. En primer lugar, limpia los folículos pilosos en profundidad, disolviendo los depósitos de grasa y aliviando la comezón. En segundo lugar, gracias a sus propiedades antibacterianos controlan el crecimiento bacteriano en los folículos pilosos. Y, en tercer y último lugar, este aceite vegetal también tiene propiedades antiinflamatorias, de modo que alivia y calma la piel irritada.

Por lo tanto, son muchas las personas con acné que utilizan el aceite de jojoba. Un ingrediente 100% natural que alivia los síntomas y acelera el proceso de curación.

Cura los labios agrietados

Otro de los grandes beneficios del aceite de jojoba en relación al cuidado de la piel tiene que ver con los labios agrietados. Gracias a su textura cerosa, crea una barrera protectora en los labios, manteniéndolos suaves y a salvo de los radicales libres.

Puedes elaborar tu propio bálsamo labial natural. Para ello, sólo tienes que mezclar a partes iguales aceite de jojoba y cera de abeja pura. Una opción fantástica para proteger los labios del viento y el frío durante el invierno.

Evita el envejecimiento prematuro

El aceite de jojoba es una fuente muy rica de ácidos grasos esenciales y vitamina E. Dos sustancias que resultan de gran ayuda para evitar el envejecimiento prematuro de la piel, retrasando así la aparición de las primeras arrugas y líneas de expresión.

Estos componentes favorecen la producción tanto de colágeno como de elastina. Ambos son esenciales para mantener la firmeza y elasticidad de la piel.

Cuida el contorno de ojos

La mirada es uno de los aspectos más importantes de una persona. Así, este aceite vegetal nutre e hidrata el contorno de ojos, haciendo que luzca mucho más sana y elástico. Además, gracias a sus propiedades antienvejecimiento retrasa la aparición de las antiestéticas "patas de gallo".

Hidrata la piel

Si por algo se caracteriza este aceite vegetal es por sus excelentes propiedades hidratantes. Aplicarlo sobre cualquier zona del rostro o del cuerpo hace que la piel quede hidratada, suave y con una textura aterciopelada.

Además, evita la deshidratación ya que forma una fina capa de cera que mantiene la humedad.

Alivia las quemaduras del sol

La exposición solar prolongada puede causar quemaduras. Para aliviarlas, lo mejor es utilizar ingredientes orgánicos. De lo contrario, la piel se puede irritar aún más. Así, el aceite de jojoba ayuda a reparar la piel y minimizar los síntomas propios de las quemaduras: quemazón, picor, etc.

Beneficios del aceite de jojoba para el cabello

Beneficios del aceite de jojoba para el cabello

El aceite de jojoba también tiene grandes beneficios para el cuidado del cabello. Por lo general, resulta mucho más recomendable utilizar ingredientes naturales como este aceite vegetal para que tenga una buena salud en el corto y largo plazo.

Controlar la caída del cabello

Actualmente, la caída del cabello es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan millones de personas en todo el mundo, tanto hombres como mujeres. Son varios los factores que favorecen la caída: estilo de vida sedentario, uso de productos de cuidado del cabello inadecuados, mala alimentación, etc.

Pues bien, el aceite de jojoba estimula el crecimiento del cabello. Se filtra en los folículos y disuelve la acumulación de sebo, eliminando así la obstrucción que evita que crezca nuevo pelo.

Además, gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales, este aceite vegetal nutre la melena en profundidad, mejorando la salud del cuero cabelludo.

Combatir la caspa

Este aceite vegetal es uno de los mejores aliados para hacer frente a la caspa. Una de las principales causas de su aparición es la sequedad del cuero cabelludo. Pues bien, el aceite de jojoba es muy rico en minerales, de manera que resulta muy efectivo para decir adiós a la caspa de una vez por todas.

Evitar el encrespamiento

Uno de los principales usos del aceite de jojoba es por parte de quienes tienen el pelo seco y encrespado. Este ingrediente orgánico lo hidrata en profundidad y, además, evita el encrespamiento. De esta manera, la melena tiene un aspecto mucho más saludable y brillante.

Una buena opción es aplicar un poco de aceite de jojoba con el cabello húmedo. Así, se forma una fina capa cerosa en el cuero cabelludo, protegiéndolo de las agresiones externas.

Aumenta el brillo

Este aceite vegetal es un tónico natural maravilloso para aumentar el brillo de la melena. Por lo tanto, su aplicación está recomendada en aquellas personas que tengan el cabello apagado y quieran darle vitalidad.

¿Cómo aplicar el aceite de jojoba en la piel?

El aceite de jojoba es un ingrediente natural muy recomendado para todo tipo de pieles, incluso las más grasas. Se absorbe en cuestión de segundos y no deja la más mínima sensación grasa ni pesada.

Para aplicar este aceite vegetal en la piel, hay que seguir el mismo procedimiento que con cualquier tipo de crema. La piel debe estar limpia y seca. Luego, se aplica dando suaves masajes con movimientos circulares, realizando una ligera presión con las yemas de los dedos para que el producto penetre mejor.

Lo ideal es repetir la aplicación un par de veces al día, por la mañana y por la noche. Durante el día, el aceite de jojoba crea una fina capa cerosa que protege la piel de los agentes externos.

Un buen truco para conseguir una mayor hidratación es calentar una cucharada de este aceite y aplicarlo con la piel del rostro húmeda.

¿Cómo aplicar el aceite de jojoba en el cabello?

Para aplicar este aceite en el pelo, hay varias opciones disponibles.

  • Aplicación directa: para evitar un exceso de grasa en el cuero cabelludo, la cantidad recomendada es de una cucharada de aceite de jojoba. Para lograr una mayor efectividad, lo recomendable es calentar el aceite durante unos segundos en el microondas. Con las yemas de los dedos húmedas, se aplica sobre el cuero cabelludo con suaves masajes circulares. Luego, se extiende desde la raíz hasta las puntas, cubriendo toda la melena.
  • Con otros productos: el aceite de jojoba también se puede aplicar mezclado con otros productos. Es decir, añadir unas pocas gotas de este ingrediente en el champú o acondicionador.

Mascarillas caseras con aceite de jojoba

Aceite de jojoba, romero y árbol de té

Una mascarilla 100% recomendada para pieles grasas, propensas al acné. Regula de forma notable la producción de sebo al tiempo que combate la inflamación.

Para su preparación tan sólo hay que mezclar 50 ml de aceite de jojoba con 10 gotas de aceite de romero y 15 gotas de aceite esencial del árbol de té. Se mezclan todos los ingredientes y se aplican un par de gotas en la frente, nariz, mejillas y barbilla.

Aceite de jojoba y lavanda

Un remedio natural muy efectivo para hidratar y reparar el cabello dañado. Aporta un aspecto saludable y vital.

Los ingredientes a utilizar son: 3 cucharadas de aceite de jojoba y 5 gotas de aceite esencial de lavanda, que repara y acondiciona la melena. Una vez mezclados ambos ingredientes, se aplica la mascarilla sobre el cabello húmedo, de raíces a puntas. Luego, se coloca un gorro de plástico y e deja actuar durante media hora. Una vez transcurrido el tiempo, aclarar con abundante agua tibia.

Aceite de jojoba y vinagre de manzana

Un remedio orgánico que funciona muy bien para combatir la caspa. Gracias a esta mascarilla, las costras en el cuero cabelludo desaparecen.

Tan sólo hay que mezclar 5 gotas de aceite de jojoba con 2 cucharadas de vinagre de manzana. Se aplica la mascarilla sobre el cuero cabelludo y se deja actuar durante 40 minutos. Luego, aclarar con agua tibia y finalizar con agua fría para sellar las cutículas.

Conclusión

A modo de conclusión, señalar que el aceite de jojoba es uno de los mejores ingredientes que regala la naturaleza. Sus propiedades y beneficios para la piel y el cabello lo convierten en una alternativa saludable para su cuidado.

También te puede interesar...

Usamos cookies propias y de 3º para ofrecerte mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando asumiremos que estás de acuerdo. Leer más