Tipos de entrevista y entrevista psicológica

La palabra entrevista proviene del latín “intervidere” que significa “ver entre” o “verse entre sí”. Haciendo alusión a su significado, la entrevista puede definirse como: una reunión que puede darse entre dos o más personas, donde se realizan y responden una serie de preguntas.

Quien realiza las preguntas es llamado entrevistador y quien las responde es el entrevistado. Cuando pensamos en entrevista normalmente tendemos a imaginarnos una entrevista laboral, en un entorno donde el empleador intenta evaluar a un candidato para un trabajo; pero este no es el único tipo de entrevista que existe.

A veces tienden a confundirse las entrevistas de los cuestionarios o pruebas, pero las entrevistas son diferentes de los cuestionarios, ya que las primeras implican una interacción social, a diferencia de los segundos, que pueden realizarse de manera aislada.

Tipos de entrevista

Entre los diversos tipos de entrevistas que existen en a actualidad podemos destacar:

Entrevistas de evaluación: son entrevistas que se realizan anualmente con el fin de evaluar el progreso del entrevistado. Estas usualmente son realizadas por superiores y subordinados. El objetivo principal de esta entrevista es observar la evolución del entrevistado y conocer sus fortalezas y debilidades.

Entrevistas estructuradas: las entrevistas estructuradas tienden a seguir procedimientos formales; el entrevistador sigue un cronograma con preguntas predeterminadas. Las preguntas de las entrevistas estructuradas deben ser  formuladas con un orden que ya se encuentra establecido, y el entrevistador no puede desviarse de la entrevista ni indagar más allá de las respuestas recibidas. Este tipo de entrevista se basa en preguntas estructuradas y cerradas.

Publicidad

Entrevistas persuasivas: son entrevistas diseñadas para persuadir a las personas. Esta persuasión puede ser  desde intentar venderle a alguien un producto, hasta intentar inculcar una idea. Por ejemplo: cuando un representante de ventas habla con un comprador objetivo, usará la persuasión para intentar convencer al comprador de que el producto o idea que vende satisface una necesidad.

Entrevistas disciplinarias: se producen en las instituciones, cuando un empleado o estudiante ha sido acusado de violar las normas y procedimientos de dicha institución.

Entrevistas bajo estrés: estas entrevistas están  diseñadas para colocar al entrevistado bajo una situación de estrés, con el fin de observar y evaluar la reacción del mismo ante la situación y la capacidad de éste para lidiar con el estrés.

También te puede interesar:  Trastorno antisocial de la personalidad

Entrevistas no estructuradas: son entrevistas no estandarizadas, no siguen las reglas ni procedimientos formales. Se asemejan más a una conservación guiada que a una entrevista estructurada estricta. Este tipo de entrevista probablemente fluirá libremente y se puede cambiar rápidamente de forma subordinada a otra dependiendo de los intereses del entrevistado y del entrevistador.

Usualmente en las entrevistas psicológicas psicoanalíticas tienden a usarse las entrevistas no estructuradas, donde el paciente puede explayarse y, junto al analista reconstruir un relato.

Qué se busca en la primer entrevista psicológica

¿Qué se busca en la primer entrevista psicológica?

La primer entrevista psicológica se inicia con un saludo, con una pequeña presentación por parte del psicólogo en la que se incluye el nombre y la aclaración del encuadre, como por ejemplo, marco teórico desde el que se trabaja, número de sesiones si se trata de un proceso psicodiagnóstico o una intervención puntual, honorarios, horarios, entre otras cosas. Lográndose a través de esta técnica  establecer cierta confianza entre el paciente y el psicólogo.

Luego el psicólogo prosigue con una pregunta o frase disparadora la cual no está preestablecida de antemano a pesar de sí tener una intención preestablecida puesto que intenta dar lugar a lo general, es decir, permite que el paciente pueda explayarse.

Son ejemplo de frases disparadoras: “Te escucho…”, ” ¿Qué te trae por aquí?”, “¿Porqué consultas?”, etc. La manera en la que el psicólogo de comienzo a la entrevista, condicionará como el sujeto comience a construir su relato.

Lo que más propicia  que el paciente se explaye es la modalidad de entrevista abierta con intervalos de semidirigida. Abierta en el sentido de dar posibilidades de elegir, lo que no significa que el psicólogo no pueda decir nada. Además cuando se quiere saber algo que el dijo o en situación de bloqueo, el profesional dirige la entrevista pasando a una modalidad semidirigida.

La modalidad semidirigida no siempre se da de esta manera, puesto que al encontrarse el profesional con cuadros psicopatológicos, ameritará una entrevista cerrada, para así cumplir con los objetivos de la primer entrevista psicológica.

Tipos de entrevista y entrevista psicológica
Valore este artículo


Te podría interesar