Psicología Comunitaria

La psicología comunitaria es una rama de la psicología que se encarga de la integración de las influencias sociales, culturales, económicas, políticas, medioambientales y mundiales, para promover los cambios positivos en la salud psíquica del individuo y del sistema. Ésta rama psicológica hace énfasis en los problemas sociales subyacentes y no en los problemas individuales. La misma se encarga de comprender y mejorar la calidad de vida de los individuos y comunidades a través de la acción colaborativa y la investigación.

Posturas de la psicología comunitaria

Luego de la Segunda Guerra Mundial la psicología comenzó a dejar de ser individualista y se desarrollaron diversas ramas que tratan al individuo y su medio ambiente en simultaneo; éstas ramas surgieron a causa del interés de los psicólogos por las problemáticas sociales, como la discriminación, que se da a cabo por los prejuicios de clases sociales, prejuicios raciales y religiosos. Una de las ramas más significativas que trabaja combinando técnicas de la psicología experimental con las de psicología social para lograr el bienestar de la comunidad, es la psicología comunitaria.

A la hora de definir lo que ha venido a llamarse psicología comunitaria encontramos dos posturas en tensión. Una de estas posturas proclama a la psicología comunitaria como una disciplina autónoma, con una marco epistemológico y teórico – técnico y con un método propio. Uno de los máximos exponentes de esta postura es Maritza Montero con sus desarrollos teórico – técnicos de la investigación – acción- participante.

Desde la otra postura se dice que la psicología comunitaria es una forma de ejercicio profesional del psicólogo, en donde se hace fundamental hincapié en la intervención, en el hacer y en las estrategias más que en lo que tiene que ver con el campo teórico – epistemológico. En este sentido, el ejercicio de la psicología comunitaria queda sustentado por un campo heterogéneo de teorías psicológicas, compartido por otras formas de hacer psicología.

Pero más allá de estas dos cuestiones en tensión, lo que hay que tener en cuenta a la hora de hablar de psicología comunitaria es el enfoque de la misma. En otras palabras, no importa el perfil de la población – individuos, grupos, comunidades, familias-, ni el ámbito -hospitales, policlínicas, barrios, escuelas-, a la hora de ejercer en y desde la psicología comunitaria, sino que lo que la define es el enfoque utilizado, el cual está sustentado por bases epistemológicas propias de la psicología comunitaria.

También te puede interesar:  Métodos psicológicos

Función del psicólogo comunitario

Funcion del psicologo comunitario

Publicidad

Los psicólogos comunitarios pueden desempeñarse en diferentes áreas con el fin de promover la salud mental y el bienestar de la comunidad, entre ellas: la educación, dirección de programas, desarrolladores de políticas, investigación en organizaciones comunitarias, evaluaciones sociales.

Un psicólogo comunitario no solo se centra en la composición psicológica individual, sino que utiliza múltiples niveles de análisis, desde individuales y grupales, a programas específicos, diferentes entidades, y finalmente, a comunidades enteras.

¿Qué se pretende con la psicología comunitaria?

Con la psicología comunitaria se pretende:

  • Promover la salud mental y el bienestar de la comunidad con nuevas formas de terapia que van más allá de la psicoterapia tradicional
  • Utilizar la psicología experimental para obtener datos más exactos y poder comprender las influencias del entorno social en la salud psíquica.
  • Proporcionar formas de intervención inmediata y apropiada en el momento y el lugar donde más se necesiten.
  • Encontrar la relación entre los sistemas sociales y el bienestar individual en el contexto de la comunidad.
  • Realizar grupos de colaboración con miembros de la comunidad y algunas organizaciones, para cooperar y resolver ciertas problemáticas sociales que afectan a la comunidad.
  • Brindar apoyo terapéutico y herramientas que ayuden a entidades a obtener capacidades para abordar problemas sociales como la violencia y la explotación.
  • Trabajar en conjunto para disminuir las desigualdades sociales y la discriminación.

A diferencia de otras ramas de la psicología, la psicología comunitaria hace hincapié en las fortalezas de la comunidad y de las personas, en vez de remarcar sus debilidades y sus patologías.

Psicología Comunitaria
4 (80%) 1 voto


Te podría interesar