Talones agrietados

Toda la información sobre los talones agrietados, un problema muy común: causas, síntomas, remedios naturales y consejos para evitarlos.

Los talones agrietados se dan cuando la piel del talón se reseca de tal modo que aparecen grietas, las cuales pueden llegar a abrirse debido a la presión que se ejerce en los pies el caminar. Aunque no es un trastorno médico de carácter grave, si resulta muy incómodo y molesto en quienes lo padecen. Y es que los talones agrietados causan dolor, e incluso sangrado e infección si no se tratan adecuadamente.

Causas de los talones agrietados

Las causas por las que pueden aparecer grietas en los talones son muy amplias.

Calzado

El uso de un calzado incorrecto es una de las principales causas de esta condición. Es esencial optar por calzado transpirable, que permita mantener los pies sanos, secos y cómodos. Además, debe adecuarse de manera precisa a cada tipo de pie: plano, cavo, etc.

Sequedad de la piel

Los talones agrietados también pueden ser resultado de que la piel de esta zona esté demasiado seca. Así, cuando se ejerce demasiado presión sobre los talones, aparecen las temidas grietas.

Es esencial hidratarse correctamente, tanto por fuera como por dentro. Los expertos recomiendan consumir entre dos y dos litros y medio de agua diarios para que el organismo funcione adecuadamente; es el mejor modo de evitar la deshidratación. Además, conviene aplicar a diario una crema hidratante específica para los pies.

Publicidad

Pasar horas de pie

Algunas personas se ven obligadas a pasar muchas horas de pie por cuestiones laborales, quienes tienen un mayor riesgo de sufrir esta condición. La razón es que se ejerce una gran presión sobre los talones.

Alimentación poco saludable

Otra de las causas probables de los talones agrietados tiene que ver con una alimentación poco saludable, en la que se abuse de alimentos ricos en grasas y con un valor nutricional muy pobre. Lo ideal es optar por una dieta con un alto contenido en vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega 3.

Síntomas de los talones agrietados

Síntomas de los talones agrietados

En la gran mayoría de los casos, las grietas en los talones no aparecen de repente. Se trata de un proceso que lleva varios días, e incluso semanas. Por lo tanto, es sencillo detectar los talones agrietados antes de que la afección vaya a más y haya un alto riesgo de sufrir una infección.

El principal síntoma, que se repite en prácticamente todos los casos, es la sequedad y picor en la zona. La piel de los talones se pela poco a poco y, además, tiene un color blanquecino.

También pueden aparecer pequeños surcos en forma vertical localizados alrededor del talón; en un inicio estos surcos son superficiales, pero si las grietas no se tratan adecuadamente pueden hacerse cada vez más profundos.

El dolor al caminar debido a la presión ejercida sobre el talón es otro indicio frecuente, que puede hacer que las lesiones empeoren, generando así una mayor sensación de dolor. Otro de los síntomas propios de los talones agrietados es el endurecimiento de la piel debido a la pérdida de humedad.

Ante la más mínima señal de grietas en los talones es importante ponerle remedio. De lo contrario, dichas grietas pueden llegar a abrirse y provocar un sangrado, lo que supone un alto riesgo de infección.

Remedios caseros para los talones agrietados

Por suerte, existen una serie de remedios caseros muy útiles para hacer frente a los talones agrietados. Están elaborados con ingredientes 100% naturales, por lo que son aptos para todo tipo de pieles, sin riesgo de irritación.

Limón y vaselina

Este es uno de los remedios caseros que mejor funcionan para combatir los talones agrietados de un modo efectivo. Ambos ingredientes ayudan a ablandar las durezas al mismo tiempo que las reducen. Repitiendo este remedio a diario acabar con este problema es cuestión de días.

Lo primero es sumergir los talones en agua caliente con sal marina durante 20 minutos. A continuación, se secan con una toalla de algodón y se aplica una cucharada de zumo de limón y vaselina. Se cubren los pies con calcetines de algodón para que la mezcla actúe durante toda la noche. A la mañana siguiente, se aclara la zona con agua tibia.

Plátano y aguacate

El plátano y el aguacate son dos ingredientes con grandes propiedades hidratantes y nutritivas. Ayudan a suavizar la piel de la nota y ayudan a mejorar de forma notable la apariencia que tienen los talones agrietados.

Tanto la preparación como la aplicación de esta solución natural son muy sencillas. En primer lugar se pela el plátano y se corta en trozos pequeños. A continuación, se mezcla con la pulpa del aguacate y se forma una pasta con ayuda de un tenedor. Cuando esté lista, se aplica la mezcla sobre los talones agrietados y se deja actuar durante media hora. Una vez transcurrido el tiempo, se aclara con abundante agua tibia y se seca la zona con una toalla de algodón limpia, dando suaves toquecitos.

También te puede interesar:  Los 8 mejores desmaquillantes naturales

Harina de arroz

Arroz como remedio para los pies secos

La harina de arroz es uno de los mejores ingredientes naturales para acabar con los talones agrietados. Se trata de un exfoliante orgánico que ablanda la piel de la zona, reduciendo así las durezas y mejorando su aspecto.

Para su preparación sólo hay que mezclar tres cucharadas de harina de arroz con media cucharada de miel y media cucharada de vinagre de manzana. Se sumergen los pies en un recipiente con agua tibia y, a continuación, una vez secos, se aplica la pasta con suaves masajes circulares, realizando una ligera presión con las yemas de los dedos. Se deja actuar durante unos minutos y se aclara con agua tibia.

Avena y aceite de coco

Un exfoliante 100% natural que funciona muy bien para curar los talones agrietados de manera casera. Además de suavizar la zona, la mezcla de avena y aceite de coco ayuda a mejorar su aspecto.

Los ingredientes son muy sencillos: cuatro cucharadas de avena en polvo y una cucharada de aceite de coco. Se mezclan ambos ingredientes hasta conseguir una pasta untuosa y se aplica masajeando los talones, con suaves masajes circulares. Se deja actuar durante 15 minutos y una vez transcurrido el tiempo se aclara con abundante agua tibia.

Miel

La miel es un ingrediente natural con un gran poder regenerante. Una sustancia muy recomendable para acelerar el proceso de curación tanto de heridas como de quemaduras, y que resulta de gran ayuda para combatir los talones agrietados.

El mejor momento para aplicar este remedio es justo antes de irse a dormir, por la noche. Sólo hay que aplicar la miel como si fuese una crema por los talones y, a continuación, colocarse un calcetín de algodón. Se deja actuar durante media hora y se aclara con abundante agua tibia.

Papaya

La papaya es otro de los mejores ingredientes naturales para acabar con el problema de los talones agrietados. Una de las principales ventajas que ofrece es que sirve para sanar la piel y renovarla, de modo que se puede utilizar incluso si las grietas están abiertas porque repara los tejidos.

Sólo hay que preparar una pasta a base de papaya y aplicarla sobre los talones perfectamente limpios. Se deja actuar durante unos minutos y se aclara con abundante agua tibia. Se recomienda repetir el proceso hasta que las grietas se hayan curado y los talones hayan mejorado su aspecto.

¿Cómo evitar los talones agrietados?

¿Cómo evitar los talones agrietados?

  1. Alimentación: uno de los mejores modos de evitar que aparezcan grietas en los talones es seguir un plan de alimentación saludable. La piel necesita elasticidad, por lo que es importante incluir en la dieta alimentos ricos en ácidos grasos como el aceite de oliva virgen extra, el aguacate o el salmón, entre otros. Las frutas y verduras también aportan vitaminas, minerales y, sobre todo, mucha agua.
  2. Calzado: tal y como hemos señalado, una de las principales causas de este problema tiene que ver con el uso de un calzado incorrecto. Es importante escoger adecuadamente el número y, a la hora de caminar durante mucho tiempo o permanecer largas horas de pie, mejor evitar el calzado abierto.
  3. Cuidado diario: las grietas en los talones hacen acto de aparición cuando la piel de la zona está demasiado seca, por lo que es esencial cuidar a diario los pies, prestando especial atención a su correcta hidratación.
  4. Exfoliación: en los talones también se acumulan células muertas y toxinas que impiden a la piel respirar adecuadamente. Es por ello que se recomienda realizar una exfoliación de los pies al menos una vez por semana. En primer lugar se sumergen en un recipiente con agua tibia y sal marina. A continuación, una vez estén limpios y sobre la piel húmeda, se pasa la piedra pómez para evitar el desarrollo de durezas.
  5. Obesidad: son las personas que sufren obesidad quienes tienen un mayor riesgo de sufrir este problema ya que existe una mayor presión sobre los talones. Así, se recomienda seguir una dieta saludable y equilibrada, baja en grasas.

Conclusión

Teniendo en cuenta estos consejos para evitar los remedios caseros, así como los mejores remedios caseros y naturales para acelerar el proceso de curación, esta condición ya no supondrá un problema.

Talones agrietados
4.5 (90%) 2 votos


Te podría interesar