Nutrición ortomolecular

La nutrición ortomolecular puede tener efectos positivos en la salud y la prevención de algunas enfermedades pero también tiene gran número de detractores.

La nutrición ortomolecular es un tipo de dieta alternativa que busca liberar al organismo de toxinas, nutrirlo y rejuvenecerlo. Se basa en la premisa de que la composición bioquímica de un individuo es exclusiva y viene marcada por su genética.

Sus defensores sostienen que las enfermedades se generan por la carencia de nutrientes ortomoleculares y que se debe buscar el equilibrio ingiriendo las moléculas que faltan.

En otras palabras, recomienda dosis personalizadas de enzimas, aminoácidos, ácidos grasos, minerales y antioxidantes, entre otras sustancias. Aunque estos componentes están en el organismo humano, los defensores de este tipo de nutrición abogan por incluir mayores dosis para mejorar nuestra salud, detener el envejecimiento y prevenir enfermedades.

¿Qué es la nutrición ortomolecular?

El suministro de los citados elementos se realiza, además de a través de la ingesta de ciertos alimentos, mediante inyecciones o cualquier otra aplicación en vena. Con un contenido que, según las teorías ortomoleculares, mejora el estado de salud de la persona, la revitaliza y rejuvenece.

Es quizá este planteamiento el que ha atraído a muchas personas, entre ellas, algunas estrellas del cine y la música, a probar estos tratamientos.

Publicidad

Una alimentación de este tipo busca suministrar al cuerpo los componentes naturales apropiados para su masa, edad y sexo. Pretende aportar las moléculas que las células del cuerpo necesitan para mantener una salud óptima.

Para saber qué niveles de metales, mineral y también de nutrientes tiene una persona y poder diseñar su dieta, se realizan una serie de pruebas. Estas consisten en los análisis clínicos de muestras de pelo, sangre o de orina.

Componentes esenciales

Entre las moléculas que debemos ingerir optimizadas diariamente, en las cantidades correctas, para que cada persona cubra sus deficiencias nutricionales, están:

  • Vitaminas.
  • Ácidos grasos omega. Son polisaturados que se encuentran en ciertos pescados y verduras.
  • Antioxidantes. Detienen el proceso de deterioro físico y envejecimiento.
  • Aminoácidos.
  • Minerales.
  • Oligoelementos.
  • Probióticos.
  • Enzimas.
  • Carbohidratos complejos.
  • Fitonutrientes.

Alimentos recomendados

Entre los alimentos recomendados en las dietas ortomoleculares están los siguientes:

  • Verduras crudas: lechuga, brócoli, col, espinacas, canónigos.
  • Fruta en grandes cantidades.
  • Cereales como avena, arroz integral, maíz, cebada, quinoa.
  • Yogur natural.
  • Respecto a los alimentos que no están recomendados, algunos de ellos son los siguientes:
  • Alimentos procesados, con azúcares añadidas y grasas saturadas.
  • Leche.
  • Harinas blancas.

Indicaciones y opiniones

Opiniones de la nutrición ortomolecular

Las personas que se someten a dietas de este tipo suelen buscar una mejora de su estado general, físico y psicológico, obtener una mayor vitalidad, adelgazar, sentirse más jóvenes y con mejor aspecto y prevenir enfermedades graves.

El hecho de que se crea que fortalece el sistema inmunológico, hace a pacientes con enfermedades como diabetes, artritis reumatoide o anemia proclives a probarla.

Para algunos, la aplicación de este tipo de nutrición tiende a mejorar la salud general y ayuda a evitar la obesidad, aunque las razones para que esto ocurra han sido ampliamente discutidas. Hay múltiples detractores de las teorías ortomoleculares, que son acusadas de fraude, carentes de base científica, e incluso, tachadas de peligrosas.

Origen de este tipo de dieta

Un grupo de científicos, entre los que destacó el doctor Linos Pauling, llegaron a la conclusión en el siglo XX de que el modelo industrial de producción de alimentos impide que estos contengan las ortomoléculas más nutritivas y valiosas para el ser humano.

Según ellos, los alimentos están llenos de sustancias tóxicas, que pueden provocar enfermedades. Añaden que los alimentos modernos, es decir, los que pasan por una cadena de procesado industrial, causan muchas de las siguientes señales de emergencia para la salud:

  • Fatiga y cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Obesidad.
  • Afecciones de la piel.
  • Trastornos de las hormonas.
  • Enfermedades denegerativas.
  • Síntomas neuropáticos.

En la medida en que se ingieren más células no adecuadas, existe una mayor probabilidad de que se produzcan problemas de salud como los citados.

El desarrollo de este tipo de nutrición tuvo lugar en Grecia, gracias al trabajo de George Minoudis, un nutricionista que impulsó estudios clínicos de la Sociedad Helénica de Medicina Nutricional Ortomolecular.

Beneficios de la nutrición ortomolecular

Los productos ortomoleculares son aquellos diseñados específicamente para conseguir una mejora clara de la salud, de forma optimizada y personalizada. Se han conseguido después de muchos ensayos y trabajo clínico.

Beneficios de la nutrición ortomolecular

Solucionan problemas derivados de una nutrición celular inadecuada. Más concretamente, algunos de sus principales beneficios son los siguientes:

1. Reducción de la inflamación en distintas partes del cuerpo

Evitar la inflamación corporal facilita que se absorban las moléculas celulares correctas. En muchas ocasiones, las inflamaciones no se detectan en análisis médicos rutinarios, pero eso no quiere decir que no causen daños a los tejidos y órganos.

Además, perjudican la labor metabólica y la capacidad del cuerpo para captar las ortomoléculas. Las inflamaciones sostenidas en el tiempo que no se detectan con pruebas médicas pueden dar lugar a intolerancias y alergias.

2. Eliminación de toxinas

Valiéndonos de la ingesta de nutrientes y hierbas, se procede a la desintoxicación y depuración de todo el cuerpo, especialmente del torrente sanguíneo, el colon y el hígado.

Las toxinas destruyen y obstaculizan la absorción de células ortomoleculares. Y sus efectos son altamente negativos e incluyen altos niveles de desnutrición. Sin embargo, la forma de desintoxicar el cuerpo debe ser gradual, para evitar un resultado adverso.

3. Mejora del sistema gastrointestinal

Al mejorar la salud gastrointestinal, buscamos una digestión adecuada para que se asimilen aún mejor las ortomoléculas. De hecho, el sistema gastrointestinal es la piedra angular sobre la que gira todo el organismo y su salud. Gracias a él se realiza una digestión correcta, con la que se adquieren los nutrientes más beneficiosos para las funciones orgánicas.

Sin embargo, los problemas del sistema gastrointestinal son habituales en muchas personas. Las indigestiones o inflamaciones evitan la absorción de las moléculas beneficiosas para lograr una nutrición celular óptima y total.

Es importante saber qué moléculas faltan a cada persona y en qué cantidades, para así suministrar dosis más grandes de las ortomoléculas necesarias.

4. Equilibrio psicológico

Según los expertos en este tipo de dietas, hay numerosas moléculas bioquímicas, como el cortisol, la serotonina o la acetilcolina, que son segregadas cuando el organismo reacciona al estrés o los problemas cotidianos.

Esto afecta directamente al sistema gastrointestinal, la digestión, la asimilación y a la forma en que se metabolizan los alimentos y a la transferencia de buenas moléculas celulares.

Equilibrar el eje neuro-inmuno-endocrino con las moléculas correctas ayuda a restaurar la tranquilidad y facilita que los nutrientes se metabolicen.

5. Sistema inmunológico y envejecimiento

Gracias a la renovación completa y metódica de las células, el sistema inmunológico se fortalece y aumenta su capacidad de rechazo a posibles agentes externos.

Y además, mantiene el cuerpo joven y robusto e inhibe el proceso de envejecimiento.

Qué condiciones trata

Quienes están satisfechos con una dieta ortomolecular aseguran que acaba, directa o indirectamente, con los dolores de cabeza simples, migraña, fatiga crónica, problemas de la piel, obesidad y enfermedades crónicas degenerativas. .

Sin embargo, para otros, estar a salvo de estas dolencias depende enteramente de nuestra actitud, dieta y estilo de vida.

Lejos de limitarse a un pequeño grupo de enfermedades, los defensores de la nutrición ortomolecular aseguran también que es eficaz para tratar dolencias como la esclerosis múltiple, el autismo o incluso prevenir el cáncer.

Qué son los productos ortomoleculares

Los productos ortomoleculares son suplementos alimenticios de alta calidad que pueden ser absorbidos por el organismo de manera óptima. También hay otros productos que ayudan a la desintoxicación celular correcta y completa.

La protección de nuestra salud pasa por la prevención y la aplicación de terapias correctas ante las enfermedades. Debemos y podemos ser nuestros propios médicos. Pero los suplementos dietéticos, hierbas, medicinas homeopáticas o convencionales o cualquier otra cosa, aunque pueden suponer un beneficio transitorio, no resuelven verdaderos problemas de salud.

Tal y como defienden los teóricos de la nutrición ortomolecular, una alimentación verdaderamente nutritiva solo se consigue con los productos correctos. La desintoxicación de todas las células del cuerpo se logra solo con productos ortomoleculares.

Una dieta adecuada con comida vegetariana orgánica, hidratación, ejercicio regular, paseos diarios y pensamiento positivo ayuda significativamente. Pero si hay requerimientos de salud importantes, los productos ortomoleculares, especialmente seleccionados para cada caso, suponen una verdadera ayuda.

Después de la fase de desintoxicación y la aplicación correcta de una dieta en esta línea, será cuando desaparezcan los síntomas de la enfermedad y podremos continuar con la prevención y el mantenimiento óptimo de nuestro cuerpo.

Base científica

Existen múltiples argumentos a favor y en contra de las pautas nutricionales ortomoleculares. Pero desde la comunidad científica en bloque parece presentarse una opinión unánime sobre el hecho de que no existen estudios que corroboren los postulados que sostienen este tipo de nutrición.

Es decir, no hay base científica para afirmar que una dieta ortomolecular puede prevenir el cáncer o mejorar los síntomas en personas con trastorno del espectro autista. No obstante, dado que los alimentos que se recomiendan son naturales y saludables, someterse a una dieta de estas características no supone un grave riesgo para la salud.

Aún así, la administración prolongada de suplementos vitamínicos o inyecciones con fórmulas optimizadas sí que puede estar contraindicada en algunos casos y suponer un efecto adverso para la salud. Por esa razón, hay médicos y nutricionistas que desaconsejan estas prácticas.

Nutrición ortomolecular
Valore este artículo


Te podría interesar