Miopía

La miopía es un defecto visual en el cual el ojo tiene mala visión de lejos.

Es importante detectar la miopía antes de los seis años y por eso se debe hacer a todos los niños un examen de la agudeza visual.

Causas de la miopía

La producción puede ser debida a dos situaciones:

  • Miopía axil: se produce por un aumento en el tamaño longitudinal del globo ocular, es decir, el globo ocular es más largo de lo normal. Es la más frecuente.
  • Miopía de índice: se produce porque hay un aumento de la refracción normal de alguno de los medios de la parte anterior del ojo (córnea, cristalino).
La influencia de la herencia es muy importante en la miopía.

Ojo con miopía

En estos ojos los rayos de luz que llegan paralelos sufren una convergencia excesiva, por la cual la imagen se forma por delante de la retina y se ve borrosa.

Publicidad

El ojo ve borroso de lejos y para ver nítido necesita acercarse al objeto, de tal modo que los rayos lleguen divergentes y la imagen se forme así, más atrás, en la retina.

En la miopía axil, debido a que el ojo es más largo de lo habitual, la imagen se forma antes del sitio donde le correspondería, que sería la retina.

En la miopía de índice como hay un aumento en la refracción normal, esto va a producir un cambio en la desviación de la luz para la formación de la imagen y que ésta también se forme antes de la retina. La miopía axil va aumentando desde la edad de aparición (que va desde la infancia hasta la juventud), deteniéndose normalmente al poco tiempo, después de terminar el individuo su crecimiento; hasta ese momento tendrá etapas de progresión más o menos rápida y que varía entre los distintos pacientes. También puede tener brotes tardíos en relación con el embarazo, con una enfermedad grave, etc.

¿Qué síntomas aparecen?

El síntoma fundamental que se produce, como ya se ha dicho anteriormente, es que el ojo miope ve borroso de lejos y para ver nítido necesita acercarse al objeto.

Por su comportamiento vamos a distinguir dos tipos de miopía:

  • Miopía simple: es la más frecuente, afectando al 10% de la población. Por lo general no suele superar las 6-8 dioptrías, aunque no es éste el único dato para clasificarles en este grupo, sino que suele ser su carácter benigno. Normalmente aparece en la edad escolar, con una evolución lentamente progresiva hasta aproximadamente los veinte años. Las estructuras oculares son normales y son raras las complicaciones. Se suele corregir completamente con las lentes adecuadas.
  • Miopía maligna o degenerativa: es una verdadera enfermedad, teniendo el paciente más de 6 dioptrías y, además, se asocian importantes cambios degenerativos en retina y coroides, que van a comprometer de forma importante la visión del paciente. Es mucho menos frecuente y no siempre se corrige con lentes. Su curso es progresivo, pero mucho más rápido y su detención no está tan claramente ligada al final del crecimiento. Las complicaciones son frecuentes y empeoran bastante su pronóstico visual, siendo por ello necesario un control estricto por parte del oftalmólogo.
También te puede interesar:  Conjuntivitis

Complicaciones

  • Adelgazamiento de la coroides, con áreas atróficas. Rupturas coroideas con hemorragias subretinianas.
  • Degeneraciones retinianas: algunas de ellas presentando un alto riesgo para tener un desprendimiento de retina.
  • Degeneraciones de vítreo, que pueden aumentar el riesgo de desprendimiento de retina.
  • Cataratas, glaucoma, etc.

Diagnóstico de la miopía

Se van a seguir los siguientes pasos:

1. Cuando acude un paciente refiriendo que tiene disminución de la agudeza visual, lo primero que se le va a realizar es la prueba de los optotipos.

2. Si con la prueba de optotipos se confirma que tiene disminución de la agudeza visual, se le realizará la prueba del estenopeico y si el paciente mejora su visión, nos va a dar el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento se va a realizar con lentes divergentes: consisten en lentes cóncavas que van a dar una determinada divergencia a los rayos de luz y así retrasan la formación de la imagen para que coincida con la retina.

Actualmente puede corregirse la miopía quirúrgicamente, mediante queratotomía radial o con queratectomía con láser, aunque hay que saber que estas técnicas se pueden acompañar de posibles complicaciones.

¿Cómo evitarla?

Este defecto visual es difícil de evitar, aunque se debe detectar lo antes posible.

Para detectarlo de forma precoz (antes de los seis años) se debe realizar, en todos los niños, un examen de la agudeza visual (normalmente mediante optotipos).

Se debe identificar los antecedentes hereditarios y los factores de riesgo ambientales, como el trabajo con pantalla de ordenador en los pacientes con miopía.

Se debe saber del peligro que supone en los pacientes con miopía alta la práctica de deportes violentos (por la posibilidad de desprendimiento de retina, entre otras complicaciones).

También se debe educar a las personas que trabajan con ordenadores sobre la utilización de los filtros de pantalla.


Te podría interesar