Propiedades de la miel y beneficios para la salud

Toda la información relativa a la miel, uno de los ingredientes naturales con mayor número de propiedades y beneficios para la salud. Además, aportamos varios remedios caseros para tratar diferentes afecciones con la miel como ingrediente principal.

La miel es uno de los alimentos naturales más beneficiosos que existen, con una gran selección de beneficios para el organismo. Aunque la miel de abeja es la más conocida de todas, lo cierto es que existen diferentes tipos de miel en el mundo, todas ellas con propiedades curativas muy interesantes.

Únicamente hay tres grupos de población para los que no está recomendado el consumo de miel. Por un lado, personas que estén a dieta ya que este alimento tiene un consumo calórico relativamente alto. Por otro lado, personas diabéticas ya que se compone de azúcares simples. Y, por último, personas alérgicas ya que la miel puede contener alérgenos que estén presentes en el polen de algunas plantas.

Los tipos de miel que existen y sus usos

Aunque el tipo de miel más habitual en nuestra sociedad es el de abeja, lo cierto es que existen muchos otros con una gran selección de propiedades y beneficios para el organismo. A continuación señalamos algunos de los más utilizados.

  • Tilo: tiene un sabor muy dulce y es ampliamente utilizado para aliviar afecciones relacionadas con el sistema respiratorio, como los resfriados. Aumenta la sudoración, de forma que es un remedio 100% natural muy recomendable en caso de fiebre. Además, favorece la eliminación de toxinas del organismo.
  • Castaño: tiene un color rojo muy característico y su sabor es sumamente intenso. Se utiliza generalmente para tratar inflamaciones y diversas enfermedades como estreñimiento o mala circulación.
  • Lavanda: es un tipo de miel perfumada con un sabor muy fuerte. Muy recomendable en mujeres embarazadas, quienes necesitan metabilizar mejor tanto el hierro como el calcio de alimentos que consumen. También es muy beneficiosa para personas mayores con problemas de osteoporosis.
  • Girasol: esta miel es de color amarillo y se utiliza para tratar diversos problemas relacionados con el aparato digestivo y respiratorio. Además, ayuda a reducir la inflamación y a acelerar el proceso de curación de las heridas.
  • Romero: esta miel tiene un sabor muy fuerte y su principal beneficio es que mejora de forma notable la circulación de la sangre. Además, mejora el funcionamiento del sistema digestivo.

Propiedades de la miel de abeja

Propiedades de la miel de abeja

La miel de abeja es un alimento muy saludable, siempre y cuando se consuma en su justa medida y se lleve un ritmo de vida saludable. Hay que tener en cuenta que se asimila de forma muy rápida y sencilla, aportando una serie de calorías al organismo; por lo tanto, si no se queman con la práctica de ejercicio físico, es probable que se dé un aumento de peso.

Además, tiene un alto contenido en azúcares, por lo que es un tipo de alimento que proporciona una gran cantidad de energía. Claro que la miel resulta más beneficiosa que el azúcar; mientras que ésta aporta 322 calorías por cada 100 gramos de producto, el azúcar tiene un contenido calórico de 400 calorías por cada 100 gramos.

La miel es muy rica en antioxidantes, minerales, vitaminas y otros nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Además, tiene una gran selección de propiedades curativas; se utiliza como antiséptico, fortificante, calmante, laxante, diurético y bactericida.

Beneficios de la miel para la salud

La miel es uno de los alimentos naturales más beneficiosos que existen para cuidar la salud del organismo, tanto a nivel físico como mental. A continuación señalamos algunos de sus principales beneficios.

Resaca

La miel es uno de los remedios populares más efectivos que existen para combatir la resaca. Y es que la miel pura de abeja elimina hasta un 35% del alcohol en sangre ya que activa de forma notable el metabolismo del hígado. Además, favorece la eliminación de toxinas.

Energía

La miel proporciona una gran cantidad de energía, de forma que su consumo es muy habitual por parte de deportistas, así como de personas que sufren estrés y ansiedad. Nada mejor para comenzar el día cargado de energía que una cucharada de miel.

Aparato digestivo

La miel es un alimento que alivia de forma notable el dolor de estómago, así como los dolores producidos por la úlcera de estómago. Las mejores para este tipo de afecciones son las mieles de romero y tomillo. Descubre otros remedios para el dolor en la boca del estómago.

También te puede interesar:  Carnes blancas

Garganta

La miel resulta muy beneficiosa para calmar la inflamación de garganta. Un remedio casero muy popular y efectivo tanto entre niños como entre adultos para aliviar afecciones como el resfriado con tos seca o la laringitis. Muy útil en caso de tener la garganta irritada.

Cicatrización

Este alimento se viene utilizando desde tiempos antiguos para curar heridas gracias a sus propiedades antisépticas y cicatrizantes; la miel evita cualquier tipo de infección y acelera el proceso de recuperación de la piel dañada. Aunque todos los tipos de mieles tienen propiedades cicatrizantes, la más indicada es la de lavanda.

Envejecimiento prematuro de la piel

Gracias al alto contenido en ácidos fenólicos y enzimas como la catalasa y la glucosa oxidasa de la miel, este alimento tiene grandes propiedades antioxidantes. Protege las células del organismo de los radicales libres, evitando así el envejecimiento prematuro de la piel.

Los mejores remedios caseros con miel

Teniendo en cuenta el amplio abanico de beneficios que tiene la miel para el buen funcionamiento del organismo, a continuación señalamos algunos de los mejores remedios que existen con éste como principal ingrediente.

Mejores remedios caseros con miel

Combatir la gripe y el resfriado

La miel tiene propiedades tanto antibióticas como antivirales. Así, es un ingrediente natural muy utilizado desde tiempos antiguos para la recuperación de determinadas enfermedades como la gripe o el resfriado.

Para preparar este remedio sólo necesitas media taza de miel pura de abeja y un limón; dos ingredientes muy sencillos y fáciles de obtener. La elaboración es muy sencilla: calienta la miel al balo María y, a medida que se va calentando, agrega el zumo de un limón y su ralladura; luego, remueve bien todos los ingredientes y deja que repose durante unos minutos a temperatura ambiente.

Lo ideal es tomar una cucharada de este remedio en ayunas.

Eliminar la migraña

La miel es un ingrediente natural con propiedades relajantes, por lo que resulta muy útil para reducir la migraña.

Los ingredientes que necesitas son los siguientes: una taza de miel, cinco clavos de olor y una taza de agua. El clavo de olor reduce de forma notable la inflamación y mejora la circulación.

Para preparar el remedio lo primero que debes hacer es calentar la miel al baño María y, a medida que se vaya calentando, añadir el clavo de olor. Cuando esté listo, vierte el remedio en un recipiente hermético y deja que repose unas 48 horas. Una vez transcurrido este tipo, puedes tomar el preparado con miel ante el más mínimo síntoma de migraña.

Facilitar la digestión

Si sufres de digestiones pesadas y quieres mejorar tu tránsito intestinal, este remedio a base de miel y raíz de jengibre funciona a las mil maravillas. Dos ingredientes con propiedades digestivas y antiinflamatorias que aceleran la recuperación de diversas afecciones que afectan al aparato digestivo.

Los ingredientes necesarios para este remedio son: una taza de agua, una cucharadita de jengibre rallado y dos cucharadas de miel. Hierve una taza de agua y, cuando llegue a su punto de ebullición, añade el jengibre rallado. Luego, deja que repose la preparación entre cinco y diez minutos, cuela y agrega las dos cucharadas de miel.

Puedes tomar este remedio dos veces al día.

Curar quemaduras

Este es uno de los usos más populares que se le da a la miel, siempre y cuando se trate de quemaduras leves.

Para elaborar este remedio necesitas simplemente un vaso de agua y una cucharada de miel. Mezcla ambos ingredientes y toma la bebida para estimular el sistema inmunológico y facilitar así la curación.

También puedes colocar un par de cucharadas de miel sobre la quemadura; un remedio que proporciona una sensación de alivio prácticamente instantánea tanto del dolor como de la picazón.

Aclarar manchas

La miel también resulta de gran ayuda a la hora de aclarar las manchas del rostro, especialmente aquellas causadas por el sol y la edad.

Los ingredientes son los siguientes: una cucharada de yogur, una cucharada de harina de arroz y una cucharada de miel. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta. Luego, debes aplicarla sobre el rostro como si fuese una mascarilla. Deja que actúe unos 15 minutos y retira con abundante agua tibia.

Propiedades de la miel y beneficios para la salud
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad