Heces verdes

Toda la información sobre las heces verdes: significado y causas en adultos, bebés, niños y mujeres embarazadas.

Tanto el color como la forma y el aspecto de las heces pueden ser claros indicativos de que algo no está funcionando tan bien como debería en el organismo. Aunque en un alto porcentaje de casos las heces verdes encuentran su causa en el consumo de determinados alimentos, en otras ocasione se deben a problemas intestinales u otras enfermedades como la hepatitis.

Cuando las heces presentan un color verdoso durante un máximo de tres días, la causa está relacionada con el consumo de ciertos alimentos. No obstante, si esta condición se prolonga más allá de este periodo de tiempo, es importante acudir al médico para que establezca el diagnóstico y tratamiento más adecuado.

¿Qué significan las heces verdes?

En líneas generales, este tipo de heces son habituales cuando el intestino está funcionando a mayor velocidad de la habitual, de modo que no tiene suficiente tiempo para digerir la bilis de forma adecuada. Una situación relativamente frecuente en periodos de estrés o a causa de una enfermedad intestinal.

Las heces verdes también pueden deberse al consumo de determinados vegetales como las espinacas. La administración de suplementos de hierro para tratar la anemia también pueden provocar que las deposiciones tomen un color verdoso.

Causas de las heces verdes

Causas de las heces verdes

Publicidad

Consumo de vegetales verdes

En muchos casos, el hecho de que las heces sean de color verde se debe al consumo de vegetales que contienen clorofila en su composición. No obstante, la coloración de las deposiciones vuelve a su normalidad una vez el organismo expulsa por completo estos alimentos, lo cual no suele prolongarse más allá de los tres días.

Consumo de suplementos vitamínicos

Otra de las posibles causas de las heces verdes es el consumo de suplementos vitamínicos, generalmente de hierro. El organismo no es capaz de procesar grandes cantidades de hierro, de modo que excreta sales de hierro para eliminar así la cantidad sobrante. Son las sales de hierro las que dan ese color verde a las deposiciones.

Uso de laxantes

La bilis es un líquido que se produce en el hígado y cuya principal función es la de digerir la grasa de los alimentos que se consumen. Así, una vez la bilis digiere la grasa, el intestino absorbe los nutrientes, los cuales ingresas en el torrente sanguíneo, mientras que la bilis continúa su trayectoria en el intestino, transformando su color de verde a marrón.

Así, en aquellas situaciones en las que el ritmo intestinal es más rápido de lo habitual, como ocurre tras el uso de laxantes, no hay tiempo suficiente para que la bilis cambia de color, de modo que las heces son verdes.

Salmonella

Este tipo de deposiciones también son habituales en casos de infección por Salmonella. Se trata de una infección de origen bacteriano que afecta a los intestinos y cuya causa es el consumo de alimentos contaminados.

Uno de los principales síntomas de este trastorno es la diarrea de color verde, la cual se da generalmente acompañada de otros como mareos, dolor abdominal, fiebre y dolor de cabeza intensidad. Son los niños y los lactantes los que presentan un mayor riesgo de sufrir salmonelosis; también aquellas personas con el sistema inmunitario debilitado.

Giardiasis

La giardiasis, también denominada infección por giardia, es una infección de origen parasitario del intestino delgado. Las causas de esta enfermedad se vinculan con la exposición al parásito giardia lamblia, el cual se encuentra en el suelo, en los alimentos y en el agua.

Una persona puede resultar infectada si tiene contacto directo con una persona que padezca esta enfermedad o consumo alimentos o bebidas contaminadas.

La diarrea es el principal síntoma. Además, se dan otros como distensión abdominal, dolor de cabeza, temperatura corporal elevada, náuseas y pérdida de peso. La deshidratación es la principal complicación que se puede derivar de la giardiasis.

Colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad que causa inflamación y úlceras en la membrana que recubre tanto el recto como el colon. Aunque puede darse en personas de todas las edades, es más frecuente que se inicie en la juventud.

En cuanto a los síntomas, además de las heces verdes, se dan otros como el cansancio sin razón aparente, la pérdida de peso y de apetito, la hemorragia rectal y la aparición de llagas en la piel.

También te puede interesar:  Heces blancas

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn da lugar a la inflamación del aparato digestivo. Aunque puede darse en cualquier zona desde la boca hasta el ano, en la gran mayoría de los casos afecta a la zona baja del intestino, denominada ileon.

La causa está relacionada con una reacción anormal del sistema inmunitario, el cual se ataca a sí mismo. En lo relativo a los indicios de esta enfermedad, los más comunes son el dolor abdominal y la diarrea, acompañados en ocasiones de otros como la fiebre o el sangrado rectal.

Extirpación de la vesícula biliar

Las heces verdes también son comunes en aquellas personas a las que se les ha extirpado la vesícula biliar. La bilis que se produce en el hígado no puede almacenarse en la vesícula biliar, de modo que pasa directamente al intestino, haciendo así que las heces tengan un color verdoso.

Heces verdes en el embarazo

Las heces verdes son una condición relativamente común en mujeres embarazadas, sobre todo durante las primeras semanas de gestación. A medida que el embarazo sigue su curso, aquellas mujeres que toman suplementos alimenticios también pueden observar sus deposiciones de color verdoso.

Durante el tercer trimestre esta condición también es relativamente común debido a que el ritmo del tránsito intestinal se acelera.

Heces verdes en bebés y niños

Heces verdes en bebés y niños

Las primeras deposiciones de un recién nacido en la gran mayoría de los casos son de un color que oscila entre el verde y el negro. Se trata de una condición que se conoce como meconio y que tiene una duración aproximada de tres días.

Meconio

Se conoce como meconio a la primera deposición de un bebe, cuyo color es negro o verde muy oscuro. Tiene una consistencia viscosa ya que se compone de secreciones del estómago y del hígado, además de células muertas.

Se forma durante el cuarto mes del periodo fetal y se mantiene en el intestino del bebé hasta su nacimiento. Luego, comienza a expulsar el meconio durante sus primeras 24 horas de vida, aunque por lo general la expulsión completa no tiene lugar hasta el tercer día.

El síndrome de aspiración del meconio es una enfermedad que se da cuando el feto expulsa esta sustancia antes del nacimiento, lo cual pone en serio peligro su vida ya que puede aspirarla por accidente y depositarla en sus pulmones. Un trastorno cuya prevalencia es de 13%.

Lactancia

Durante la lactancia, si los bebés son alimentos con leche de fórmula, las heces verdes pueden deberse al enriquecimiento de este tipo de alimentos con hierro. Si el color de las deposiciones es de color verde oscuro o negro, lo mejor es consultar con el pediatra.

Las heces verdes también pueden darse en bebés alimentados con leche materna. En este caso, la causa tiene que ver con la dieta de la madre, como el consumo de vegetales ricos en clorofila. También puede ser un indicativo de que los bebés no ese están alimento lo suficiente ya que la leche materna es muy baja tanto en calorías como en grasas.

Niños

En el caso de los niños, cuando las heces verdes se acompañan de diarrea, es una señal de que la bilis no tiene el tiempo suficiente para transformar su color de verde a marrón. En algunos casos la causa se encuentra en el rotavirus. Una enfermedad que requiere la visita al pediatra ya que causa una infección en el intestino delgado, dando lugar a síntomas relativamente graves como fiebre, fatiga, dolores musculares, deshidratación y sudoración.

Tratamiento de las heces verdes

Tratamiento de las heces verdes

Las heces verdes por lo general no requieren de un tratamiento específico, aunque sí es importante controlar la causa que ha dado lugar a este color de las deposiciones, tanto en adultos como en niños.

Si la causa se encuentra en el consumo de alimentos ricos en clorofila, basta con disminuir su consumo. En cuanto a la diarrea, por lo general las heces verdes desaparecen una vez transcurridos entre tres y cinco días como máximo.

En cuanto a las enfermedades inflamatorias, el tratamiento consiste en tratar el trastorno subyacente. Algunas como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn resultan en determinados casos complicadas de tratar. No obstante, una vez se estabiliza la condición, el color de las heces vuelve a la normalidad.

Heces verdes
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar