Anorexia nerviosa

Anorexia nerviosaLa anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación que consiste en una pérdida de peso progresiva con amenorrea en las mujeres, alteración de la autoimagen y temor a la obesidad.

La mayoría de las pacientes son mujeres jóvenes. Esta alteración se inicia generalmente en la adolescencia, con mayor frecuencia entre los 16 y 17 años. En general empieza con esfuerzos cotidianos o de dieta en una niña con cierto sobrepeso en ese momento.

Las características psicológicas centrales son ideas sobrevaluadas acerca del cuerpo, forma y peso, miedo a la obesidad y búsqueda infatigable de un bajo peso corporal. Tienen una imagen distorionada de su cuerpo, creen que están demasiado gordas, aún cuando tengan un peso muy bajo.

Las pacientes en general comen poco y muestran rechazo particular por los hidratos de carbono. Pueden establecerse límites diarios de calorías. Algunas tratan de lograr la pérdida de peso mediante vómito inducido, ejercicio excesivo y purgas.

¿Por qué se produce?

La anorexia nerviosa parece resultar de una combinación de predisposición individual y factores sociales que estimulan la dieta. Una vez que se inicia el trastorno, la respuesta de la familia tal vez ayude a perpetuarlo. Son muchos los factores que influyen:

Genéticos

Entre las hermanas de pacientes con anorexia nerviosa establecida, del 6 al 10% la padecen, frente al 1-2% que se encuentra en la población general de la misma edad. Este incremento quizá obedece al ambiente familiar o a influencias genéticas.

Sociales

Los estudios demuestran que muchos niños en edad escolar y estudiantes de universidad se someten a dieta en algún momento. La preocupación por el peso corporal es más frecuente, y la anorexia nerviosa más prevalente en las clases sociales media y alta. Hay también gran prevalencia de anorexia nerviosa en grupos ocupacionales preocupados en particular por el peso, como los estudiantes de ballet. Algunos de los factores socioculturales son :

  • Los medios de comunicación hacen posible que el mensaje de delgadez como ideal de belleza llegue a millones de mujeres y hombres.
  • La moda se presenta por modelos de dimensiones reducidas, casi esqueléticas.
  • Los intereses económicos y la gran presión ejercida por los laboratorios e industrias dedicadas a la fabricación de productos para adelgazar.
  • La exigencia de una determinada imagen para desarrollar ciertos puestos de trabajo.
  • Rechazo social del sobrepeso asociado hoy día al desprestigio.
  • La transmisión oral de dietas y el gran número de horas que dedicamos a hablar de la gordura o la delgadez.

Causas psicológicas individuales

  • Baja autoestima
  • Tendencia al perfeccionismo
  • Vivir pendientes de lo que se espera de uno mismo y de dar satisfacción a los demás
  • Miedo a crecer y madurar
  • Tienen pensamientos que se mueven entre los extremos bueno-malo; todo-nada; obeso-delgado.
  • Haber tenido malos tratos o abusos sexuales en la infancia.

Causas dentro de la familia

Se encuentran con frecuencia relaciones deterioradas en familias de sujetos con anorexia nerviosa. Pero no hay ningún estudio que demuestre que los patrones de conducta en familiares de adolescentes con anorexia nerviosa difieran de los de familias de adolescentes normales.

Las adolescentes con anorexia nerviosa al principio se creen que les sobran unos kilos, por lo que buscan una dieta. Aunque pierdan unos dilos siguen pensando que deben perder algún kilo más y para eso queman las calorías haciendo deporte. Creen que perdiendo esos kilos se las va a querer más y van a estar más atractivas. Al final las dietas fracasan o resulta difícil mantenerlas, por lo que comienzan a vomitar y/o pensar sólo en no comer aún teniendo hambre. El miedo a engordar impide el dormir bien y el centro de los pensamientos será cómo adelgazar. El estado de ánimo está bajo porque creen no estar delgadas, ya que tienen distorsionada la imagen de su cuerpo, y cada vez se aislan más. La obsesión por el ejercicio va aumentando. Cada vez que comen evitan las grasas y cuentan las calorías. La obsesión por el peso es tal que no les queda tiempo para otra cosa. La alarma de gravedad aparece cuando la negativa a comer es muy marcada y la delgadez extrema.

Síntomas de la anorexia nerviosa

Síntomas psíquicos

  • Son frecuentes los síntomas depresivos y labilidad emocional.
  • Tienen ansiedad que va aumentando hasta llegar a un miedo irracional al sobrepeso y a ciertos alimentos, con conductas raras con la comida.
  • Evitan situaciones sociales para no ser observadas ni juzgadas
  • Miedo al rechazo y al abandono por su baja autoestima.
También te puede interesar:  Bulimia

Síntomas físicos

Debilidad muscular, estreñimiento, deshidratación, infecciones, trastornos menstruales, gastritis por vómitos, alteraciones hormonales, bradicardia, hipotermia, baja tensión arterial, insomnio. Los vómitos y el abuso de laxantes pueden producir alteraciones analíticas importantes, como hipopotasemia o alcalosis, que pueden desencadenar crisis convulsivas y raramente arritmias cardiacas.

Diagnóstico de la anorexia nerviosa

Existen unos criterios que se han de cumplir para el diagnóstico de anorexia nerviosa:

  1. Rechazo para mantener el peso corporal sobre uno normal mínimo para la edad, p.ej. la pérdida de peso que lleva al mantenimiento del peso corporal 15% por debajo de lo esperado; incapacidad para aumentar el peso esperado durante el período de crecimiento, que conduce a un peso corporal 15% inferior a lo esperado.
  2. Miedo intenso de volverse obeso, aún cuando se esté bajo de peso.
  3. Alteración en la forma como se siente el peso, tamaño o forma del cuerpo, p.ej. quejas individuales de sentirse gordo aún cuando se está demacrado, cree que un área del cuerpo está demasiado gorda aún cuando es obvio que tiene bajo peso.
  4. Falta de por lo menos tres ciclos menstruales consecutivos cuando se espera que ocurran.

Se debe hacer una historia profunda del desarrollo del trastorno, patrón actual de alimentación y de control de peso e ideas del paciente acerca del peso corporal. En el examen mental se presta atención particular a los síntomas depresivos. Puede ser necesaria más de una entrevista para obtener esta información y lograr la confianza del sujeto.

Es esencial llevar a cabo un examen físico para descartar la existencia de cualquier enfermedad debilitante (malabsorción intestinal , cáncer, trastornos endocrinos).

Es importante también buscar signos de deficiencia de vitaminas. Si sospechamos que la paciente abusa de laxantes ó induce el vómito habrá que hacer determinaciones analíticas.

Tratamiento de la anorexia nerviosa

Ha de ser un tratamiento múltiple y atender a las complicaciones médicas, psicológicas y familiares que surjan. No existe un tratamiento estándar, sino que hay que adaptarlo a cada persona.

Se debe iniciar cuando aparecen los primeros síntomas. Los objetivos son:

  1. Mantener unos hábitos de alimentación adecuados
  2. Cambiar la percepción sobre la imagen corporal
  3. Comenzar a valorarse ellas mismas

Cuidado médicos

Van dirigidos a eliminar las complicaciones físicas que se hayan producido, restablecer un peso normal y recuperar los hábitos alimenticios. Es mejor hacerlo ambulatoriamente, aunque si la situación es grave deben ser hospitalizados. La hospitalización se hace sobre la comprensión de que permanecerá en el hospital hasta lograr el peso meta acordado.

Al principio la paciente permanecerá en una habitación individual mientras las enfermeras mantienen una observación estrecha. A medida que recupere peso se recompensa con visitas, libros, televisión. En general el tratamiento dura entre 8 y 12 semanas.

Abordaje de problemas psíquicos

Se les ayuda a hacer frente a las situaciones que les producen malestar sin recurrir a la comida; a detectar las creencias irracionales sobre la comida, el peso y la figura, y a corregir los pensamientos erróneos y las distorsiones perceptivas del cuerpo. Es un proceso terapéutico largo durante el cual toman conciencia de la enfermedad, se responsabilizan del tratamiento y poco a poco de su vida. Si aparecen síntomas depresivos se pueden beneficiar de tratamiento con antidepresivos. Existe también psicoterapia grupal donde se comparte el mismo problema con las otras personas del grupo.

Abordaje de la familia

Se les debe informar sobre lo que es un trastorno de alimentación y sus posibles causas, síntomas y tratamiento. Es conveniente que participen en grupos de madres y padres para liberar la angustia y el sentimiento de culpa.

¿Cómo evitarla?

Socialmente

Denunciar las imágenes que se presentan en los medios de comunicación así como los mensajes que identifican el éxito, el prestigio y el reconocimiento social con la delgadez.

Los profesionales

  • Realizar una detección precoz e intervenir cuanto antes
  • Las personas relacionadas con la educación y formación de jóvenes deberían promover en niños y niñas el desarrollo del juicio crítico ante las imposiciones sociales; a desarrollar una idea ajustada de sí mismos (que reconozcan sus capacidades y limitaciones como personas).

La familia

La mejor prevención por parte de la familia es crear un ambiente familiar que favorezca la comunicación y la expresión de sentimientos y afectos.

Se debe pedir ayuda al médico ante un adolescente que rechaza la comida que ingería habitualmente y se acompaña de una disminución progresiva de peso, si se sospecha la toma de laxantes y diuréticos o que se provocan el vómito y si hacen deporte de manera compulsiva.

También nos pondrá alerta la aparición de pensamientos repetitivos y persistentes y conductas raras con la comida y el peso.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here