Alteraciones de la memoria

En este artículo veremos en detalle las distintas alteraciones de la memoria y cómo se pueden clasificar, con ejemplos de cada uno de ellos.

La memoria es, sin lugar a dudas, uno de los recursos más preciados de los que dispone el ser humano. Gracias a ella nuestra inteligencia es capaz de avanzar y evolucionar. Las alteraciones de la memoria son, por desgracia, más comunes de lo que imaginamos. A continuación veremos a lo largo de este texto qué tipos de alteraciones de la memoria existen, y veremos algunos ejemplos para una mayor comprensión.

Fijamos recuerdos a través de las diversas memorias que existen a nivel cerebral, y cuando alguna de ellas falla nuestro mundo se disloca. Las alteraciones de la memoria se pueden clasificar en alteraciones de evocación y fijación. Desde el punto de vista temporal estas alteraciones pueden ser anterógradas o retrógradas.

Resulta evidente que la memoria representa una de las actividades psíquicas más importantes en nuestras vidas. Esta función mental es de vital importancia para la formación de aprendizajes, y para poder desarrollarnos en cualquier ámbito de nuestra vida cotidiana. Tenemos, por así decirlo, una gran dependencia sobre esta función, que nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea y a desarrollar todas nuestras habilidades y potenciales.

¿Qué sucede cuánto hay alguna alteración asociada con la memoria? Esta capacidad al estar vinculada con los aspectos y vivencias anteriores, y con el asentamiento de todas las experiencias por las que pasamos, cuando hay una alteración al respecto nuestro mundo cambia radicalmente, limitándonos en multitud de aspectos básicos.

¿Cuáles son las causas que provocan una alteración en la memoria? Las causas pueden ser muy diversas, ya que pueden ser orgánicas o producidas por un accidente, donde haya sido afectado una estructura del cerebro asociada a un tipo de memoria.

Para comprender mejor cómo afecta una alteración en la memoria, cómo se produce y qué implicaciones tiene, veamos a continuación en profundidad lo que representa la memoria y cómo funciona.

Principales funciones de la memoria

Funciones de la memoria

Tal y como hemos indicado anteriormente, la memoria tiene un papel fundamenta en nuestras actividades cotidianas, y en el día a día de la persona que somos. Algunas de las principales funciones más básicas de la memoria son las siguientes:

Fijación

A través de los sentidos percibimos todo tipo de información la cual está presente en nuestro entorno. Esta información que llega a nosotros somos capaces de captarla, elaborarla y fijarla gracias a nuestra memoria. Esta actividad da lugar a la experiencia y por lo tanto al aprendizaje. Es así como podemos guardar, retener y elaborar la información que recibimos de nuestro entorno.

Conservación

Esta función de nuestra memoria nos permite conservar la información que hemos captado anteriormente. Su principal característica es que nos ayuda a retener lo que hemos percibido y captado, para que pueda posteriormente servirnos de algún modo.

Evocación

La capacidad de fijar y conservar ha de tener algún fin, ese fin es el de la evocación. Puesto que es la función de la memoria que nos permite tener acceso a nuestros recuerdos, para poderlos reproducir, actualizar y asimilar, de modo que nos sirvan de alguna utilidad el tenerlos almacenados. Pueden pasar muchos años y esos recuerdos siguen ahí, y nos damos cuenta cuando hay un estímulo que nos hace evocarlos. Uno de los estímulos que nos produce una mayor evocación son las emociones y los sentimientos.

Principales tipos de alteraciones de la memoria

Tipos de alteraciones de la memoria

Alteración de la memoria relacionada con las funciones ejecutivas

Este tipo de alteración en la memoria no afecta a lo que representa el contenido, sino al uso que hacemos de la memoria, a la estrategia. Las investigaciones han relacionado un daño frontal del cerebro con déficit específicos de la memoria:

  • Amnesia de la fuente.
  • Dificultades en la memoria prospectiva.
  • Afectación en la memoria de trabajo.
  • Problemas de metamemoria.

Amnesia de la fuente

Esta es una de las alteraciones que tienen una mayor relación con el funcionamiento del córtex prefrontal. En los casos clínicos se observa como los pacientes son capaces de recordar una información concreta o algo que ya sucedió. Sin embargo, no logran recordar cuándo ni cómo sucedió la adquisición de ese conocimiento. El contexto de lo que recuerdan no tiene una estructura. Estos pacientes no saben en qué momento aprendieron lo que recuerdan.

Lo que está alterado es la memoria explícita declarativa. Lo cual nos indica que hay una diferenciación de la memoria por un lado para el contexto y la memoria para los hechos por otro lado. ambas hallándose dentro de la memoria explícita. La memoria episódica es la encargada de recoger el contexto específico de las experiencias por las que pasamos. Mientras que la memoria semántica es la que nos aporta la información sobre el mundo, acerca de lo que conocemos, reflejando nuestro conocimiento en general. Gracias al estudio de estos pacientes, a los que se diagnostico con amnesia de la fuente, se apoyó la idea de que la memoria semántica y la memoria episódica están separadas y forman parte de distintas estructuras cerebrales.

Alteraciones en la memoria prospectiva

Como bien sabemos la memoria no consiste solo en recordar eventos del pasado, es mucho más que eso. También nos permite almacenar planes, generar ideas y manifestar intenciones de futuro. En este aspecto la memoria prospectiva tiene como función recordar lo que se puede hacer en un momento concreto del futuro, y la ejecución de un plan que ha sido previamente considerado. Este tipo de memoria forma parte de la memoria episódica, dividiéndose tanto en prospectiva (hacia el futuro) como en retrospectiva (hacia el pasado) Este tipo de memoria nos hace aprender de nuestro pasado para llevar a cabo planes de futuro. Podría decirse que es la memoria asociada con nuestra autoconsciencia.

Es de una gran utilidad e importancia, ya que además nos permite incorporar acciones novedosas, como resultado de intenciones previas. Gracias a que nos proporciona el control y una planificación para dar el paso a nuevas experiencias.

Alteraciones en la memoria de trabajo

Este tipo de memoria es de gran importancia para retener dígitos, nombres, palabras y otra serie de ítems durante espacios breves de tiempo. a esta memoria también se le conoce como memoria a corto plazo, sin embargo, es mucho más compleja. Podríamos definirla como la capacidad para realizar tareas que implican una simultaneidad entre el almacenamiento y la manipulación de la información.

También te puede interesar:  Parálisis cerebral

Un ejemplo claro lo tendríamos en algo tan cotidiano como leer y entender lo que leemos.

Alteraciones de la metamemoria

Con la metamemoria se hace referencia a la capacidad que tenemos de tener conocimiento sobre nuestra propia memoria. Implica aspectos complejos como entender cómo aprendemos, y las estrategias que utilizamos para memorizar lo que nos interesa. Es la propia conciencia sobre lo que conocemos y lo que no, también sobre las propias creencias que tenemos acerca de nuestra memoria. Se trata, sobre todo, del conocimiento que poseemos acerca de cómo funciona nuestra memoria, las estrategias que empleamos y su autoeficacia.

Se puede ver un claro ejemplo de esta alteración en el Síndrome de Korsakoff.

Alteraciones de la memoria en relación a la cronología

Tras un traumatismo cerebral, se pueden presentar dos tipos de alteraciones que están relacionados con la cronología. Se trata de aspectos que no se consigue recordar, ya sean los que forman parte del pasado o del futuro. Estos son los dos tipos de alteraciones mnésicas relacionadas con estos aspectos básicos:

Amnesia anterógrada

Este tipo de alteración de la memoria es bastante particular. Consiste en que los recuerdos nuevos no son almacenados por la memoria a largo plazo. Por lo que todo lo que se va experimentando se va olvidando. Los recuerdos a largo plazo no se almacenan, lo cual da lugar a una gran limitación para enfrentarse a la vida, perdiendo toda autonomía. Un ejemplo claro de amnesia anterógrada queda reflejado en la película Memento, en la que el protagonista padece de esta alteración de la memoria, y se ve claramente las dificultades por las que tiene que ir pasando para sobrevivir con esta alteración.

Se trata de un trastorno neurológico producido por unas determinadas lesiones en el cerebro, más concretamente en el hipocampo. Estas lesiones pueden haber sido provocadas, por un traumatismo craneoencefálico, aunque también por algunos medicamentos como las benzodiacepinas o por una consumición excesiva de alcohol. Se puede producir en estos casos un periodo de amnesia temporal.

Amnesia retrógrada

La amnesia retrógrada es lo contrario a la amnesia anterógrada. Se caracteriza por una pérdida de memoria a los acontecimientos previos del traumatismo. Muchas de las cosas que ya se habían aprendido son olvidadas. En los casos graves sucede que todo lo aprendido anteriormente ha sido olvidado, y todas las experiencias pasadas también. Aunque todo lo que se olvida pueden ser sobre todo de los años más recientes (memoria reciente) al traumatismo, ya que los recuerdos más antiguos (memoria remota) se suelen conservar mejor en estas circunstancias.

En estos casos, algunos pacientes han logrado recuperar algo de la memoria, de sus experiencias anteriores, recordando personas o lugares de circunstancias concretas, e incluso siguiendo rutinas que antes llevaba.

Alteraciones de la memoria por una patología física concreta

Afectación de la memoria asociada a la edad (AMAE)

Esta afectación de la memoria está asociada al paso del tiempo. La memoria se ve afectada con el envejecimiento. Aparecen dificultades para recordar datos concretos y rememorar fragmentos de la propia experiencia. Aunque la memoria lejana es la que mejor está preservada.

Por lo general la persona afectada suele ser consciente de esta dificultad que tiene con su memoria, y por ello se muestra con cierta preocupación.

Esta afectación de la memoria es leve, y solo puede ser diagnosticada cuando la persona tiene más de 50 años de edad, y presenta quejas subjetivas de frecuentes pérdidas de memoria en su vida cotidiana. Una de las capacidades que más se ve afectadas mediante esta alteración es la de fijar nueva información, haciéndose más difícil la tarea de asociar nombres con caras.

Demencia

La demencia es una de las principales causas de las alteraciones de memoria. Es diferente a la AMAE, la demencia suele estar originada por enfermedades neurodegenerativas como el parkinson o el alzheimer. Se presentan dificultades cognitivas que repercuten en el lenguaje, en el reconocimiento de objetos e incluso en ciertas habilidades motoras.

Este tipo de alteración tiene un carácter irreversible. Una vez que aparece se vuelve crónica y va aumentando progresivamente. Los fallos de la memoria cada vez van siendo más graves.

Síndrome de Korsakoff

Esta amnesia está producida por un déficit de tiamina (vitamina b1). Siendo el resultado de una gran ingesta de alcohol. Los principales síntomas de este síndrome son:

  • Amnesia retrógrada, con una pérdida de la memoria más concretamente de los episodios cercanos al traumatismo.
  • Amnesia anterógrada severa.
  • Contenido escaso de conversación.
  • Anosognosia (falta de conciencia de su alteración y problemática).
  • Confabulaciones.

Amnesia global transitoria

Este tipo de amnesia se caracteriza por padecerse durante unas horas concretas, desde 3 horas a 24 horas. Con una media de 6 horas. La presentan sobre todo personas que tienen una edad comprendida entre los 50 y 70 años de edad, siendo más proclives a padecerla hombres que mujeres. Mediante esta alteración aparece un tipo de amnesia anterógrada de predominio verbal.

Queda un poco afectada la memoria más lejana y está preservado el conocimiento en general. Este tipo de alteración aparece de forma repentina y su recuperación es de forma paulatina. No se saben bien sus causas, aunque los investigadores dan una explicación de alteraciones del tono vascular en las arterias del territorio vertebro-basilar, en la arteria cerebral posterior.

Estos que hemos repasado, son algunos de los tipos de alteraciones de memoria más frecuentes. Gracias a la memoria somos capaces de tener una vida con sentido, llena de experiencias y buenas sensaciones. Tanto las emociones, como los sentimientos y las percepciones, todo forma un entramado donde la memoria se hace indispensable. Como bien decía Aristóteles: “Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia”.

Alteraciones de la memoria
2 (40%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad