Los beneficios de las algas marinas

Algas marinas: hablamos sobre algunas de las propiedades que tienen las algas, además de explicar de primera mano algunos de sus mayores beneficios para la salud.

En el mundo de la alimentación siempre se buscan nuevos sabores, nuevas texturas, nuevas tendencias. Es uno de esos campos que trata, en todo momento, de seguir expandiéndose y de encontrar espacios nuevos en los que rebuscar ideas, conceptos o elementos. Las algas marinas, en su momento, fueron uno de esos alimentos estrella, presentes en muchos platos. Hoy en día, siguen entre nosotros, y esto se debe a las increíbles propiedades que han demostrado tener para la salud. Por ello, queremos hablar aquí acerca de los beneficios más destacados de estos organismos marinos, dada su relevancia en el mantenimiento de una dieta saludable y variada.

Nutrientes de las algas marinas

El primero de todos sería su contenido en nutrientes. Ya sean los micro o los macro. Respecto a los principales, se trata de un alimento que, para empezar, aporta una pequeña cantidad de proteína vegetal, esencial para cualquier persona. A su vez, es fuente de minerales como el sodio o el calcio. Además del valioso hierro. Este se relaciona directamente con la anemia. Una carencia del mismo puede producir esta enfermedad, que es sinónimo de cansancio y de falta de energía.

Sus micronutrientes se muestran como esenciales para un correcto funcionamiento del cerebro. Así, del mismo modo que se sabe que las zanahorias, por ejemplo, ayudan a afinar y precisar la visión, estos vegetales marinos hacen que el cerebro tenga más energía y pueda funcionar más horas y rinda mejor.

Nutrientes de las algas

El calcio es indispensable para los huesos y, en general, para el cuerpo humano. Y solemos pensar en la leche como en el principal elemento que aporta este nutriente al cuerpo. Sin embargo, las algas contienen hasta diez veces más calcio que la leche animal. Por este motivo, se considera que es uno de esos pocos y raros súper alimentos, al estilo de las nueces, capaces de aportar una inmensa cantidad de beneficios en muy pocas calorías.

Su composición química guarda similitudes con la composición ideal de la sangre humana, en el sentido de que tienen un nivel de azúcar o de colesterol similar. Esto hace que sea un alimento excelente a la hora de purificar el cuerpo o de controlar los niveles de glucemia y colesterolemia en sangre. Es decir, funciona como un correctivo capaz de actuar a varios niveles, no solo en uno de ellos.

Otra ventaja bastante valiosa es la capacidad que tienen de fortalecer el sistema inmune. Esto se debe principalmente a su composición y al efecto que causan sus diferentes elementos dentro del cuerpo humano.

Tienen una gran cantidad de fibra. Esta es excelente para el intestino y para el corazón, ya que regula los niveles de colesterol en sangre y hace que evacuar sea mucho más sencillo, permitiendo que el sistema cardiovascular se esfuerce menos.

Además, la fibra es un elemento que actúa muy bien a la hora de engañar el estómago, y es que favorece que este se hinche, generando la sensación de que uno se ha saciado rápidamente. Por este motivo, resulta especialmente indicado si pretendemos hacer dieta o deseamos bajar de peso. De eso precisamente vamos a hablar a continuación.

También te puede interesar:  Vitaminas y minerales que cuidan tu piel

Beneficios para la salud de las algas

Beneficios para la salud de las algas marinas

Hay alimentos que son muy sanos pero que no siempre ayudan, por ejemplo, a bajar de peso. Sería el caso de los frutos secos. Estos aportan muchísimos elementos buenos al organismo pero, dada su alta cantidad de grasas, no son la mejor opción para bajar de peso o para perder algo de volumen. Sin embargo, con las algas sucede lo contrario, ya que se trata de una opción excelente a nivel nutricional y, al mismo tiempo, es una interesante alternativa para bajar de peso que cada día tiene más adeptos.

Para empezar, hay que tener en cuenta que tienen una amplia cantidad de fibra. Como dijimos, esta hincha y produce sensación de saciedad, por lo que es una manera muy efectiva de no picar entre horas o de no comer demasiada cantidad de comida y, por tanto, de no engordar.

Un punto muy importante en todos los alimentos es la relación existente entre las calorías que contienen y los diferentes nutrientes o beneficios que aportan al organismo. Aquellos que proporcionen menos, serán alimentos vacíos o calorías vacías. En este caso, las algas cumplen una de las reglas más solicitadas: aportan muy pocas calorías, pero todas ellas son beneficiosas, lo que significa que se trata de un alimento de alto rendimiento que ayuda a mantener el peso y a tener una alimentación completa.

Otro punto a considerar es que no tienen apenas grasas. De hecho, la presencia de grasas insaturadas es mínima. Esto se traduce en que, directamente, no constituyen un elemento que se vaya a acumular en el cuerpo y que realmente pueda hacer engordar a nadie.

Tienen una importante presencia en yodo. Este es uno de esos microminerales que regulan la tiroides, es decir, la absorción de los nutrientes. La tiroides es la glándula encargada de que la comida se absorba de manera adecuada y de que se elimine. Esto está directamente relacionado con el peso corporal y con el volumen de grasa. A mejor funcionamiento de la tiroides, más grasa se quema y cuanto peor funcione, más se acumulará.

También ayuda a estimular el metabolismo, es decir: la quema de las calorías que se han absorbido con la comida. De este modo, el momento de tener hambre coincide con el de necesitar nuevas calorías para quemar logrando tener un peso estable y un comportamiento adecuado frente a la comida.

Tienen un azúcar natural para corregir diferentes desórdenes que pudiéramos tener. Cuando no se regula el azúcar en sangre, este puede provocar que uno engorde. Por tanto, las algas ayudan a evitar los excesos.

En definitiva, las algas fueron, en su momento, uno de esos alimentos de moda. No obstante, todas las propiedades que han demostrado poseer las han convertido en una de las piezas esenciales para asegurarnos una dieta diaria equilibrada, ya que, como reiteramos, son un alimento que aporta mucho y que, a cambio, pide muy poco.

Los beneficios de las algas marinas
Valore este artículo


Te podría interesar

Publicidad