Fibromialgia

Fibromialgia

La fibromialgia forma parte de las enfermedades reumatológicas, sin embargo, a diferencia del esto, su causa aún no se ha descubierto. Se trata de un trastorno que se caracteriza por causar fatiga y dolor crónico en distintas partes del cuerpo, pero que además desencadena síntomas que afectan otras partes del organismo. Millones de personas en el mundo sufren de fibromialgia, sin embargo, esta condición es más común en mujeres que en hombres y suele manifestarse entre los 20 y los 50 años.

Diagnosticar la fibromialgia no es tarea fácil, ya que sus síntomas son una mezcla de manifestaciones asociadas a otras enfermedades, por lo cual es necesario realizar un descarte exhaustivo de una serie de condiciones antes de emitir el diagnóstico. Aunque las personas con fibromialgia presentan dolor muscular la mayoría del tiempo, la salud de sus músculos, articulaciones y huesos no se ve afectada por esta enfermedad.

En eSalud.com te invitamos a seguir leyendo este artículo para que conozcas a fondo la fibromialgia: causas síntomas y tratamiento.

Causas de la fibromialgia

Por lo momentos, para la fibromialgia no se ha encontrado una causa específica, por lo tanto se suele prestar mayor atención a ciertos elementos que pueden desencadenar esta condición y a ciertos factores que hacen que una persona esté más predispuesta a sufrirla. Por lo tanto, es importante prestar mucha importancia a cualquiera de estos desencadenantes:

  • Trauma físico o emocional, ya que la enfermedad suele aparecer después de un evento importante de este tipo.
  • Respuesta anormal e inesperada al dolor.
  • Infecciones virales.
  • Alteraciones del sueño.
  • Ser mujer y tener entre 20 y 50 años.

Otros factores asociados a causas de la fibromialgia son:

  • Alteración de sustancias que intervienen e procesos neuroquímicos, como la serotonina o el triptófano, que hacen que se produzca mayor intolerancia al dolor.
  • Alteración del correcto riego sanguíneo en el cerebro.
  • predisposición genética, ya que 28% de hijos de personas afectadas contrae la enfermedad.
  • Se cree que el retrovirus XMRV puede estar asociado a la fibromialgia.
  • Cuadros depresivos importantes antes de manifestarse la enfermedad. Sin embargo, la depresión también es uno de los síntomas más característicos de esta condición.

Síntomas de la fibromialgia

Síntomas de la fibromialgia

En vista de que la fibromialgia es una enfermedad que causa manifestaciones en casi todo el organismo, se cree que sus síntomas tienen origen en una alteración central que aumenta la sensibilidad al dolor en varias partes del cuerpo, pero sobre todo en los tejidos. El factor psicológico también se considera un desencadenante de los síntomas, ya que muchas personas han sido diagnosticadas o presentan crisis de dolor importante después de un accidente, una pérdida sentimental, intervención quirúrgica o traumatismos. Dicho esto, conozcamos a continuación cuáles son los síntomas de la fibromialgia:

  • El dolor es el síntoma más característico de la enfermedad y puede ser moderado o intenso. Las zonas del cuerpo donde una persona con fibromialgia siente dolor se conocen como puntos sensibles y las más comunes son el tejido blando en la parte trasera del cuello, la lumbar, los hombros, el tórax, os codos, las rodillas y las caderas. Por lo general, estos son focos de dolor y el síntoma se irradia a otras zonas a través de los mismos. El dolor que se experimenta puede arder o ser punzante.
  • Aunque las articulaciones no se ven afectadas por la enfermedad, las personas con fibromialgia experimentan rigidez matutina.
  • El dolor puede ser leve y empeorar con el ejercicio físico, el clima, el estrés o los cambios emocionales.
  • El dolor es peor en la mañana y va mejorando en el transcurso del día. Por esta razón algunas personas se despiertan con dolor, aunque este síntoma también es peor por la noche, al punto de despertar a las personas durante el descanso.
  • La fatiga es un síntoma que está presente en 70% de las personas con fibromialgia, razón por la que a pesar de haber dormido se despiertan cansadas.
  • La alteración del sueño también está presente entre los síntomas de la fibromialgia, muchas personas aseguran no poder conciliar el sueño y otras se quejan de no poder mantenerlo durante toda la noche.
También te puede interesar:  Artrosis

Otros síntomas asociados a la fibromialgia, pero que puede variar en casa persona, son:

  • Síndrome del intestino irritable.
  • Contracturas musculares.
  • Dolor de cabeza de tipo migrañoso.
  • Palpitaciones y aumento de la sudoración corporal.
  • Las extremidades pueden sentirse más frías que de costumbre.
  • Dolor en la mandíbula.
  • Ojos y boca secos.
  • Dificultad para concentrarse y fallos de memoria.
  • Ansiedad y depresión.
  • Sensación de inestabilidad, pérdida del equilibrio o mareos.
  • Entumecimiento y hormigueo en las extremidades.
  • Disminución de la capacidad física al ejercitarse.

Tratamiento de la fibromialgia

Desafortunadamente la fibromialgia no tiene cura, por lo tanto, el objetivo del tratamiento es ayudar a las personas a controlar el dolor y aliviar demás síntomas para que pueda disfrutar de una buena calidad de vida. El tratamiento para la fibromialgia puede comprender lo siguiente:

Consumo de medicamentos: el doctor deberá recetar los fármacos destinados únicamente a aliviar los síntomas que la persona manifiesta, ya que el consumo excesivo de medicamentos puede empeorar la sintomatología, por esta razón no se recomienda ingerir tratamiento preventivo. Entre los fármacos más comunes recetados a una persona con fibromialgia resaltan: analgésicos, antiinflamatorios, ansiolíticos, relajantes musculares, anticonvulsivos y antidepresivos.

Actividad física. Si bien el ejercicio físico puede empeorar el dolor de la fibromialgia, no hacerlo también. Por lo tanto, lo ideal es asistir a clases personalizadas en las que se trabaje todo el cuerpo entre 2 y 3 veces por semana y que comprenda el estiramiento y la movilidad de ciertos músculos del cuerpo con la intención de controlar el dolor a corto plazo. Gimnasia, danza y cualquier tipo de actividad aeróbica son ideales para personas diagnosticadas con fibromialgia.

Terapia psicológica. Es importante que la persona con fibromialgia aprenda a aceptar y vivir con su enfermedad y una forma de lograrlo es tratando síntomas como la ansiedad y la depresión. Hacer que la persona enfrente su situación, la asuma de forma positiva y cambie si percepción del dolor son acciones muy efectivas que han demostrado mejorar los síntomas de la enfermedad e incluso disminuir la intensidad del dolor.

La fibromialgia es una enfermedad que debe ser tratada de forma multidisciplinaria, es decir, la persona debe ser atendida por distintos especialistas médicos como fisiatras, psicólogos y reumatólogos.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here