Estados de ánimo

Los estados de ánimo surgen como respuesta a nuestras experiencias con el entorno. Descubre qué son y cómo afectan directamente a nuestra salud mental.

Popularmente, los estados de ánimo son conocidos como el humor de una persona. Por lo tanto, se dice que una persona está de buen humor o de buen ánimo cuando está alegre, o de mal ánimo cuando está irritable. Sin embargo, si bien es cierto que los estados de ánimo pueden ser negativos o positivos, se debe profundizar un poco más para comprenderlos mejor.

Es precisamente por este motivo que, a continuación, te explicaremos en qué consisten los estados de ánimo, cómo se originan, su diferencia con las emociones y demás. Asimismo, podrás aprender sobre los distintos tipos de estados de ánimo, entre otros datos de interés.

¿Qué es el estado de ánimo?

El estado de ánimo consiste en un estado en el que se encuentra un individuo, este puede ser positivo/agradable o negativo/desagradable. Los estados de ánimo se caracterizan por ser duraderos, desde unos cuántos minutos, hasta varias horas, semanas, y mucho más.

El estado de ánimo puede estar influenciado por diversos factores, y no sólo en lo que respecta a lo emocional. Factores como el ambiente, el estado físico de la persona, así como el psíquico, pueden alterar, tanto positiva como negativamente, el estado de ánimo.

Asimismo, es importante señalar que el estado de ánimo está acompañado de sensaciones poco claras, es decir, difusas. Por ende, es algo complicado determinar sus causas. Además, el estado de ánimo se manifiesta de forma poco intensa y se puede controlar, a diferencia de las emociones.

Publicidad

¿En qué se diferencian los estados de ánimo y las emociones?

Emociones y estados de ánimo

Ya que hemos tocado el tema de las emociones, surge la necesidad de aclarar las diferencias entre estas y el estado de ánimo. Como bien es sabido, las emociones son aquellas sensaciones que nos invaden tras una experiencia, tanto agradable como desagradable. Cuando se habla de emociones, inmediatamente se nos viene a la cabeza una alegría, una sorpresa, un susto o miedo, entre otras.

Todas esas sensaciones o emociones son desencadenadas por un motivo claro. Si recibes una buena noticia, sentirás alegría; si descubres algo inesperado, te invadirá la sorpresa, y así sucesivamente. Si nos ponemos a analizar estas emociones, nos daremos cuenta que muchas veces, duran unos pocos minutos.

Además, las emociones son difíciles de controlar, pues si recibimos una noticia que nos haga enfadarnos, será casi imposible contener nuestro enfado, y lo mismo sucede con las demás emociones. Como podrás darte cuenta, las emociones y los estados de ánimo, aunque puedan parecer lo mismo, poseen diferencias muy notorias.

Para que puedas ver sus diferencias mejor, a continuación las describiremos brevemente.

Estados de ánimo

  • Pueden ser controlados.
  • Su duración puede variar entre unos minutos, horas, e incluso días o más.
  • Se presenta con una intensidad leve.
  • Sus causas no son claras y las sensaciones son difusas.
  • Su componente dominante son el ambiental, físico y psíquico.

Emociones

  • El manejo de las emociones es difícil.
  • Su duración, por lo natural, no excede más de unos cuántos minutos.
  • La intensidad de estas es considerable.
  • Se presentan a causa de motivos, eventos y circunstancias específicas.
  • Su componente dominante es en neurofisiológico.

¿Cómo se originan los estados de ánimo o de dónde provienen?

Como bien se mencionó antes, varios factores influyen en los estados de ánimos. Aunque la creencia más extendida popularmente es que los estados de ánimo se originan por las vivencias del día a día, sean victorias, fracasos, y demás, esto no es exclusivamente así.

La salud, alimentación, y en general, el estado físico de una persona tiene un rol importante en los estados de ánimo. Asimismo, nuestros pensamientos también pueden influir y determinar nuestros estados de ánimojunto con los ritmos corporales.

Debido a esto, es casi imposible saber la causa precisa de un estado de ánimo en particular. Y es que son muchos factores los que lo afectan, cada uno va determinando el estado de ánimo de la persona.

¿Cuáles son los tipos de estados de ánimo?

Tipos de estado de ánimo

Existen distintos tipos de estados de ánimo, estos pueden ser clasificados de varias formas. Por un lado, estos pueden ser clasificados como estados de ánimo positivos y estados de ánimo negativo. Por su parte, los de afecto positivo estarían asociados a estados energéticos tales como la actividad, la euforia y el vigor.

En contraparte, estarían los afectos negativos, los cuales serían la pereza, el aburrimiento, nerviosismo, e incluso hostilidad.

No obstante, el autor y psicólogo Robert Thayer propone la teoría de que el estado de ánimo se centra en dos variables, las cuales serían energía y tensión. De esta forma, los tipos de estados de ánimo serían cuatro, los cuales explicaremos a continuación:

Energía – calma

Este tipo de estado de ánimo vendría siendo el más positivo, pues la persona se siente animada, activa, tranquila, segura y contenta.

Calma – cansancio

En este estado, la persona se siente relajada y a su vez puede estar cansada, con sueño y demás. Este estado de ánimo no se considera negativo sino positivo.

Tensión – energía

Cuando una persona tiene este estado de ánimo, se siente llena de energía y activa. No obstante, esta vivacidad está acompañada de inquietudes y sensación de tensión. Este puede ser un estado de ánimo negativo para algunos, mientras que para otros no.

Tensión – cansancio

A diferencia de los tipos de ánimos anteriores, este es completamente negativo. Cuando la persona se siente fatigada, tiene ansiedad, presenta nerviosismo y demás sensaciones desagradables, está en este estado.

Los estados de ánimo y la ansiedad / estrés

Cuando una persona está en estado tensión – cansancio, es decir, el estado más negativo, estará más susceptible a reaccionar de forma negativa. Por lo tanto, algunas situaciones o problemas que pudieran pasar por alto en cualquier otro estado, podrían desencadenar una reacción fuerte.

Es por ello que, es de suma importancia saber cómo son nuestros patrones de energía durante el día. De esta forma, podremos evitar las situaciones que nos provoquen ansiedad o estrés durante el periodo en el que estemos en estado tensión – cansancio.

También te puede interesar:  Envidia

La influencia de los ritmos de energía en el ánimo

Los estados de ánimo también se ven influenciados por los ritmos de energía de cada persona. Algunos alcanzan los niveles de energía más altos durante las primeras horas del día, estas son las personas matutinas. Por lo tanto, prefieren realizar sus actividades por la mañana.

Por su parte, las personas vespertinas conseguirán su nivel de energía más alto por la tarde. Esto quiere decir que serán más activos y eficientes para desarrollar sus actividades al finalizar la tarde, e incluso por la noche.

Si determinas en qué momento del día alcanzas tu mayor nivel de energía, sabrás cuándo serán tus mejores momentos, en donde la tensión es baja. Así podrás evitar exponerte a situaciones que te resulten desagradables y sacar el máximo provecho de tu alta energía.

Trastornos del estado del ánimo

Cabe señalar que el estado del ánimo puede verse seriamente afectado por diferentes trastornos. Dichos trastornos son alteraciones psíquicas unidas a estados del ánimo alterados con cierto grado de persistencia. Por lo tanto, esto puede afectar gravemente la vida de la persona que lo sufre, llegando incluso a la depresión.

Los diferentes trastornos del estado del ánimo se clasifican de la siguiente forma:

  • Trastorno depresivo mayor
    • Depresión catatónica
    • Depresión melancólica
    • Distimia
    • Depresión atípica
    • Depresión psicótica
    • Trastorno afectivo estacional
    • Depresión postparto
    • Depresión doble
    • Trastorno depresivo breve recurrente
    • Depresión menor
    • Trastorno depresivo de la personalidad
    • Trastorno depresivo no especificado
  • Trastornos bipolares
  • Trastornos del estado del ánimo inducidos por sustancias
  • Trastornos del estado del ánimo no especificados

Es importante mencionar que los trastornos o desordenes del estado del ánimo son los más frecuentes dentro de la población mundial. Las personas con alteraciones y patologías en el estado del ánimo necesitan ayuda profesional, pues esto afecta de forma muy negativa su estilo y calidad de vida.

¿Se pueden controlar los estados de ánimo?

Aunque pueda parecer una tarea imposible, lo cierto es que, la posibilidad de poder controlar nuestros estados de ánimo es bastante alta. Como ya lo hemos mencionado con anterioridad, si conoces tus patrones de energía durante el día, tendrás la oportunidad de controlar tu estado de ánimo.

Si sabes que eres una persona vespertina, entonces podrás organizarte para evitar las actividades estresantes durante el día. De esta manera, podrás concentrarte al finalizar la tarde (o en la noche) en todas las actividades que debes desarrollar, así serás mucho más productivo y eficiente en lo que haces.

Consejos para elevar la energía

Consejos para elevar la energía

En caso de que desees elevar la energía de tus estados de ánimo para lograr sentirte mejor, con más energía y en calma, a continuación encontrarás varios tips que serán de gran ayuda para lograrlo.

Cuida tu salud

Todos saben que las personas sanas y con mayor vitalidad poseen mayor energíaque aquellas que están enfermas. Por ende, si te mantienes con buena salud, tus niveles de energía serán más altos. Cabe destacar que, muchas enfermedades contribuyen con la disminución de energía.

Haz ejercicio

Hacer ejercicio con cierta regularidad te hará sentir más enérgico, además, es de gran ayuda para liberar tensiones. Y por supuesto, además de ayudarte a mejorar tus estados de ánimo, te mantendrá saludable.

Duerme suficiente

Cuando no descansamos lo suficiente, podemos notar una disminución de energía notable que afecta el estado de ánimo directamente. Asimismo, no dormir las horas recomendadas es perjudicial para la salud. Así que procura respetar las horas de sueño para que tus niveles de energía estén altos. Unas 7 – 8 horas al día serán suficientes.

¿Cómo lograr que los estados de ánimo sean de mayor calma y energía?

Además de tener en cuenta los tips anteriores, hay otros consejos que te serán útiles para conseguir que tu estado de ánimo tenga más energía y calma.

Aliméntate de forma equilibrada y sana

Para mantenerte saludable, es indispensable llevar una dieta equilibrada y, sobretodo, nutritiva. Esto, además de mantenerte sano, te aportará más energía que consumir alimentos con alto contenido de azúcar y grasas.

Tómate un tiempo exclusivo para ti

Una excelente forma de reducir el estrés y lograr un estado de ánimo de más calma y energía, es sin duda, dedicar dos horas del día para realizar lo que te gusta. No temas tomar un tiempo exclusivo para ti, y recuerda, haz aquello que te apasiona y te hace feliz.

Ten en cuenta tu ritmo de energía

Nuevamente, hacemos énfasis en la importancia de llevar el control de tu ritmo de energía. De esta forma, podrás organizar tu día para realizar las tareas que requieran de mayor esfuerzo y dedicación cuando tus niveles de energía estén altos. Del mismo modo, podrás evitar las situaciones y/o actividades pesadas o desagradables en el periodo de tensión – cansancio.

Analiza tus niveles de energía

Por último, es fundamental que prestes atención a los cambios en tus niveles de energía. Si comienzas a consumir otros alimentos o a realizar actividad física, fíjate bien si tus niveles de energía reaccionan ante esto.

Cualquier práctica que realices para elevar tus niveles de energía o para mantener tu estado de ánimo en calma y energía, debes observar si realmente te está ayudando. De lo contrario, si notas que no surten efecto, es mejor que las evites.

En resumen, los estados de ánimo, si bien están relacionados con las emociones, no son lo mismo. De hecho, se puede decir que los estados de ánimo son una especie de base, en donde, dependiendo de su estado, podremos experimentar una u otras emociones.

Esto se debe a que, no es igual recibir una mala noticia cuando nos sentimos enérgicos y alegres, que recibirla en un estado de tensión – cansancio.

Así que recuerda, observa tus ritmos y niveles de energía, trata de llevar una vida sana, destina un tiempo para ti, organiza tu día de acuerdo a tu ritmo de energíay utiliza sólo las prácticas y estrategias que den resultados y sean efectivas.

Estados de ánimo
5 (100%) 2 votos


Te podría interesar