Enfisema pulmonar

La información más completa sobre el enfisema pulmonar, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica que dificulta la respiración.

El enfisema pulmonar es una enfermedad que se desarrolla en el tejido de los pulmones debido a la dilatación de los alveolos o a la destrucción de sus paredes, las cuales son muy finas y frágiles. El cuerpo no recibe el oxígeno que realmente necesita, por lo que los pacientes tienen grandes dificultades para respirar, así como para recuperar el aliento.

¿Qué es?

El enfisema es un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica que se caracteriza por la destrucción del tejido pulmonar; se da en la gran mayoría de los casos a cuenta del tabaco.

Los sacos aéreos se inflan en exceso, originando así la eliminación de las paredes alveolares, lo cual perjudica de forma notable a la función respiratoria; los pacientes con enfisema pulmonar sienten que les falta el aire o que tienen una gran dificultad para recuperar el aliento después de realizar un determinado esfuerzo.

Merece la pena destacar que las paredes de los sacos aéreos tienen muy poco grosor y son extremadamente frágiles. Por lo tanto, todas las lesiones que tienen lugar en las mismas son irreversibles.

¿Qué tipos de enfisema pulmonar existen?

Se dan dos tipos de enfisema pulmonar, cada uno de ellos con sus propias características y causas.

Publicidad
  • Enfisema centroacinar: la causa de este tipo de afección es el tabaco. La destrucción del tejido se da sobre todo en los bronquios, de forma que el enfisema se localiza en la parte superior del pulmón.
  • Enfisema panacinar: en este caso, la destrucción del tejido se produce en todas aquellas zonas en las que hay un intercambio de gases. En este caso, el enfisema se localiza en la parte inferior del pulmón.

Causas del enfisema pulmonar

En la gran mayoría de los pacientes con esta enfermedad, la causa de la misma es el humo del tabaco; el enfisema pulmoner aparece después de años de exposición al mismo. Claro que también puede darse a causa de una exposición prolongada en el tiempo a otros agentes externos dañinos para el sistema respiratorio, como la contaminación.

El enfisema pulmonar es una afección que avanza de manera gradual. Los pacientes acuden al médico preocupados porque sienten que les falta el aire cuando realizan ejerccio físico de intensidad alta o moderada. A medida que la afección progresa, el simple hecho de caminar puede resultar suficiente para que a los pacientes les resulte complicado respirar.

¿Cuáles son los síntomas del enfisema pulmonar?

Hay una serie de signos a los que merece la pena prestar atención porque pueden alertar de esta enfermedad. El principal síntoma del enfisema pulmonar, y que se da en prácticamente el 100% de los casos, es la dificultad respiratoria. En ocasiones, esta se da acompañada de tos crónica y la presencia de silbancias.

Síntomas del enfisema pulmonar

A medida que la enfermedad avanza, afecta a otras zonas del cuerpo más allá del sistema respiratorio; los pacientes puedne experimentar hinchazón en las piernas y en los tobillos, así como pérdida de peso sin razón aparente.

Diagnóstico y tratamiento

Los pacientes con enfisema pulmonar acuden al médico cuando sienten dificultad para respirar. Pues bien, una vez establecida la historia clínica, el siguiente paso es realizar una prueba física en la que el médico puede comprobar si existe algún tipo de silbancia o si los sonidos del sistema respiratorio han descendido.

De forma adicional, el médico puede solicitar la realización de pruebas complementarias para determinar el diagnóstico, como una espirometría o una radiografía de tórax.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento depende en gran medida del grado de obstrucción respiratoria: leve, moderada o grave. El tratamiento combina fármacos broncodilatadores, antibióticos y una serie de ejercicios para rehabilitar los pulmones. Además, para expulsar las secreciones es importante beber una gran cantidad de líquido. Por supuesto, en el caso de personas fumadores, resulta esencial dejar de fumar.

También te puede interesar:  Neumotórax

A continuación vamos explicar algunas de las diferentes opciones de tratamiento que existen.

Cirugía

La cirugía, conocida como reducción del volumen pulmonar, sólo se puede realizar en las primeras fases de la enfermedad. Se extirpan las zonas más afectadas por el enfisema pulmonar para que los pulmones y el resto de músculos que componen el sistema respiratorio funcionen mejor.

En casos extremos también se puede optar por el transplante del pulmón. Una opción que únicamente es válida en pacientes menores de 50 años.

Oxigenoterapia

En los casos más graves de enfisema pulmonar, la oxigenoterapia también es un tratamiento válido. Consiste básicamente en la administración de oxígeno, hospitalario o a domicilio.

El aparato que suministra el oxígeno se componen de tres elementos: cánula, cilindros de oxígeno y mascarilla. La cánula es un tubo que se conecta al cilindro de oxígeno y que se introduce en ambas fosas nasales. La mascarilla es un complemento; irradia el oxígeno por la zona nasobucal, de forma que las fosas nasales no se irritan tanto. Algunos pacientes utilizan la cánula durante el día y la mascarilla por la noche.

Tratamiento del enfisema pulmonar

Inhalador

Los pacientes con enfisema pulmonar leve pueden utilizar un inhalador en aquellos momentos en los que sientan que les cuesta respirar. Su utilización es muy sencilla: agitar el inhalador, exhalar durante un par de segundos, colocar el inhalador en la boca y aspirar de forma pausada, presionar el extremo del inhalador al mismo tiempo que se comienza a ingalar, y, por último, inhalar lentamente hasta sentir que los pulmones están llenos.

Pronóstico

Tal y como hemos señalado, cualquier tipo de alteración en la estructura pulmonar no se puede reparar, ni siquiera con tratamiento. Por lo tanto, el pronóstico de esta enfermedad no es demasiado favorable.

El tratamiento tiene como principal objetivo aumentar la esperanza de vida de los enfermos. Aquellos pacientes fumadores tienen una esperanza de vida media de 48 años. Mientras, aquellos que no fuman, su esperanza de vida puede alargarse hasta los 67 años.

Otro de los factores que determina el pronóstico de los enfermos es la fase en la que se diagnostica la enfermedad. Si el diagnóstico se realiza en una fase avanzada, la esperanza de vida se reduce de forma notable.

Consejos para prevenir un enfisema pulmonar

Hay una serie de tips que merece la pena tener en cuenta para reducir en gran medida contraer esta enfermedad.

  • Dejar de fumar: tal y como hemos señalado, el tabaco es la principal causa de esta afección. Dejar de fumar tiene  grandes beneficios para el organismo en general, y para el sistema respiratorio en particular.
  • Evitar el humo: una de las causas ambientales que dan lugar a esta enfermedad con el paso del tiempo es la inhalación de tabaco. Por lo tanto, es aconsejable evitar en la medida de lo posible este tipo de ambientes.
  • Evitar conficiones peligrosas: el 10% de los enfermos de enfisema desarrollan esta enfermedad después de un periodo de tiempo prolongado expuestos a condiciones peligrosas en su entorno natural: polvo industrial, vapores gaseosos, gases del metal… Es esencial adoptar todas las medidades de seguridad y precauciones.
  • Acudir al médico: el enfisema pulmonar es una afección que tiene varias fases y grados; la esperanza de vida tiene una relación indirecta con la etapa de la enfermedad. Por lo tanto, ante el más mínimo síntoma es importante acudir al médico de inmediato.

Te podría interesar