20 antiinflamatorios naturales para tratar el dolor articular

Algunas personas buscan en los antiinflamatorios naturales una alternativa a los efectos secundarios que los medicamentos convencionales ocasionan.

Las hierbas y plantas medicinales son una alternativa natural a los medicamentos que actúan contra los edemas y la hinchazón. Sin contraindicaciones, no son dañinos para el estómago y pueden tomarse durante largos periodos de tiempo.

Los golpes, las alergias o la artritis pueden causar una reacción protectora en nuestro cuerpo cuando algo en nuestro organismo está dañado y no funciona correctamente. Nuestros leucocitos atacan a los agentes perjudiciales para eliminarlos y nos produce edema, dolor articular y limitación de la zona afectada, llegando incluso a ser crónica como en el asma o artritis reumatoide.

Los 20 mejores antiinflamatorios naturales

Muchos alimentos y especias tienen capacidades de intervenir sobre las causas que provocan la inflamación de los tejidos. Son los llamados antiinflamatorios naturales.

La garra del diablo (harpagófito)

La garra del diablo, potente antiinflamatorio

El Harpagophytum procubens es un arbusto pequeño que crece sola de forma natural en climas secos. Sus raíces profundas son las que contienen las propiedades antiinflamatorias.

Está especialmente indicado para personas con desgaste articular o del cartílago, así como para la inflamación de la cápsula sinovial, para la tendinitis, contusiones, artritis reumatoide, degeneración articular, lumbago, ciática, dolor de espalda y artrosis.

Publicidad

Depende del malestar a tratar, se puede utilizar por vía oral en cápsulas o en gotas, con una acción más potente para favorecer los procesos internos, o por uso tópico en un lugar concreto en forma de crema para aliviar la inflamación local.

Grosellero negro

Grosellero negro

Los brotes de esta planta tonifican las glándulas suprarrenales aumentando los niveles de cortisol en sangre, lo que le proporciona una alternativa natural muy interesante y cada vez más popular.

Sus hojas son muy útiles para combatir el reumatismo y contiene flavonoides que estimulan la secreción natural de sustancias encargadas de reducir la hinchazón.

Se consume en infusión

Jengibre

Propiedades del jengibre

Esta raíz es muy utilizada en India y China desde tiempos remotos con fines medicinales.

Tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios muy potentes. Produce gran alivio en dolores musculares y premenstruales. Va muy bien para la artritis, síndrome del túnel carpiano y contra el dolor de muelas. Es el remedio más conocido para el tratamiento de dolencias estomacales, incluyendo mareos, gases, y diarreas.

Se consume en infusión o mediante compresas calientes en la zona afectada.

Romero

El romero, potente antiinflamatorio natural

Hierba aromática y medicinal, muy utilizada en la cocina mediterránea por su sabor característico es ideal para calmar el dolor articular, sobre todo en personas mayores.

Esta planta contiene ácido ursólico, muy eficaz para este tipo de afecciones, lo que le convierte en uno de los antiinflamatorios naturales más efectivos.

Puede utilizarse en infusión, mediante friegas o como hierba aromática que aporta sabor a las comidas.

Cúrcuma

La cúrcuma y sus propiedades antiinflamatorias

Es la raíz del jengibre, de color marrón oscuro en el exterior y naranja intenso en el interior. Se ha usado desde tiempos ancestrales para reducir la inflamación y para tratar problemas digestivos, con propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes. Muy eficaz para el tratamiento de la osteoartritis de la rodilla.

Se consume en infusión o espolvoreando un poco en las comidas.

Spiraea

Spiraea

Inhibe la síntesis prostaglandinas, responsables del dolor y la inflamación de los tejidos y de ahí sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas.

Se utiliza para la inflamación con estados de fiebre y en resfriados. Muy útil también para la artritis, dolor en articulaciones y muelas.

Se puede tomar en cápsulas o en infusión.

Cola de caballo

Cola de caballo: uno de los mejores antiinflamatorios naturales

Hierba muy popular como excelente antiinflamatorio. Reduce la acumulación de líquidos y ayuda a perder peso.

Tiene propiedades cicatrizantes, antioxidantes, antibacterianas y muy efectivo contra la osteoporosis, bronquitis, amigdalitis y gingivitis. Es de las más usadas en todo el mundo.

Se consume en infusión.

Lino

Lino

Una planta más desconocida que se puede tomar directamente en una cuchara. Su alto contenido en omega 3 le otorga su poder antiinflamatorio, en concreto para tratar el dolor articular.

Sauce

Hojas de sauce

Sus hojas contienen salicina, potente antiinflamatorio similar al incluido en la aspirina y está indicado para dolores articulares y reumáticos. Tiene propiedades analagésicas, antipiréticas y antineurálgicas por lo que se aconseja contra estados febriles, fibromialgia, ciática, dolores reumáticos, de oídos y menstruación.

Se toma en infusiones o poniendo compresas en la zona afectada.

Cárdamomo

Cárdamomo, de los mejores antiinflamatorios naturales

Especia con propiedades antiinfamatorias. Muy útil para la bronquitis, dolor articular, de muelas y la hinchazón que provocan las hemorroides.

Sus semillas se utilizan para preparar comidas y postres, es una de las especias más caras del mercado y uno de los componentes del curry. También se prepara en infusiones.

Uña de gato

Uña de gato

Planta de origen peruano se usa para combatir todo tipo de infecciones. En la raíz y corteza se encuentran sus principios activos alcaloides, oxindoles, glicósidos, polifenoles y esteroides, que le otorgan su acción analgésica, antioxidante y antiviral entre otras.

De gran ayuda para la época de resfriados y gripe, así como para enfermedades crónicas.

Se usa para postres o en infusión.

Serrapeptasa

Serrapeptasa

Es una enzima proteolítica que se forma a partir de bacterias del sistema digestivo de los gusanos de seda.

Es un potente antiinflamatorio natural ideal para reducir la inflamación y dolores después de cirugías o traumas. Disuelve los tejidos no vivos, coágulos de sangre y quistes.

Su administración es en forma de cápsulas.

Hielo

Hielo como antiinflamatorio

El más extendido y utilizado por sus excelentes resultados.

Para atajar la inflamación aplicaremos una bolsa de hielo en la zona afectada durante un máximo de 15 minutos cada dos horas.

Aloe Vera

Aloe vera, propiedades antiinflamatorias y analgésicas

La planta de aloe vera (sábila) tiene muchísimas propiedades beneficiosas como las antiinflamatorias y analgésicas.

Para bajar la inflamación se recomienda realizar masajes con la pulpa, una vez hayan pasado 48 horas de la lesión. También ayuda a cicatrizar la herida.

El ajo

El ajo, remedio para el dolor articular

Además de ser un alimento habitual en la cocina española posee un potente poder antiinflamatorio. Podemos recurrir a él para tratar enfermedades como las otitis, bronquitis, cistitis o sinusitis entre otras. Para las articulaciones está muy indicado por su efecto reductor del líquido que se acumula en las articulaciones lo que alivia la sensación de dolor.

Se puede consumir en crudo o cocinado y mezclado con jengibre alivia el dolor articular.

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana

Debido a que el ácido málico en el vinagre es capaz de disolver los cristales de ácido úrico en la articulación. Es un gran aliado contra la inflamación y buen remedio contra la artritis ya que combate la acidez sistémica que estas enfermedades degenerativas producen. Muy útil para lesiones deportivas.

Producto básico en el hogar. Muy utilizado para cocinar o como aderezo y efectivo para tratar la hinchazón.

Las baños de vinagre con agua tibia es beneficioso para tratar la inflamación de próstata.

Col

Col, uno de los alimentos antiinflamatorios

La col es un alimento es un buen remedio natural para aliviar la inflamación y el dolor por sus propiedades antiinflamatorias.

Aplicar compresas de col verde sobre la zona afectada, o las hojas calientes estiradas sobre la parte inflamada durante 30 minutos alivia el dolor y la inflamación. Para intensificar su efecto conviene cubrirlo con un papel plastificado o tela.

Actúa contra la mastitis, dolor de riñones, de costado, musculares y artritis.

Tila

Infusión de tila

Los beneficios que producen la flor de la tila y sus propiedades son numerosos. Entre ellos es recomendable para tratar el dolor articular debido el efecto relajante que produce en nuestro organismo, sobre todo en momentos de máximo nerviosismo, ansiedad o estrés. La quercetina que contiene es un potente reductor del dolor para la artritis.

Se consume en infusión.

La canela

Laurel y canela

En culturas milenarias la consideran un alimento milagroso por sus múltiples beneficios.

Muy recomendada para calmar dolores como la artritis reumatoide o contracturas por una mala postura debido a su poder antiinflamatorio. Alivia la tos, congestión y resfriado. Debe utilizarse con moderación por contener compuestos similares a los anticoagulantes.

Un beneficio curioso es que es un calmante para la lengua cuando nos la quemamos al ingerir una comida caliente. Basta con chupar una ramita de canela y notaremos alivio.

Laurel

Laurel

Las hojas de laurel utilizadas para dar sabor a las comidas alivian el dolor articular y la inflamación en casos de artritis o traumatismo. Es antirreumático y considerado como un calmante muy eficaz para ciáticas.

En torceduras de tobillos, esguinces, e inflamaciones localizadas, alivia mucho la zona frotarse con el aceite esencial de laurel.

Piña

Batido de piña y jengibre

Una fruta que además de ser rica en vitaminas es un excelente postre y parte fundamental en algunas dietas. Posee grandes propiedades antiinflamatorias gracias a una enzima llamada bromelina.

Combinado con la cúrcuma se consigue un efecto mucho más intenso.

La piña es antiartrítica y se recomienda para el hinchazón muscular y articular.

Alimentación

Comer alimentos ricos en ácidos grasos, como omega 3 o vitamina C ayudan a combatir la inflamación, y dejar de comer productos con exceso de azúcar la reducen.

Los alimentos crudos, beber agua, tomar infusiones, zumos de frutas y alimentos con flavonoides como las espinacas, arándanos, fresas o cebollas reducen la inflamación de los tejidos.

Los aceites esenciales de nuez moscada, menta, Eucaliptus, Corymbia citriodora y Gaultheria, entre otros, utilizados diluidos en aceites vegetales también son un gran alivio para la inflamación.

Evitar el sobrepeso disminuye el riesgo de inflamación dado que las hormonas responsables de la inflamación y sistema inmune se puede descompensar con la grasa corporal. Las alternativas naturales y los diferentes remedios caseros nos ayudarán a tratar la inflamación, pero también con un cambio de hábitos podemos prevenirla.

20 antiinflamatorios naturales para tratar el dolor articular
5 (100%) 2 votos


Te podría interesar