10 peligros de los alimentos procesados

La alimentación es en parte, el sustento de la vida y por ello, debemos cuidar la misma. En este artículo veremos todos los efectos perjudiciales de los alimentos procesados para el organismo.

En las últimas décadas el consumo de alimentos procesados se ha disparado, especialmente en los países desarrollados. Alimentos que son muy perjudiciales para el organismo en su conjunto ya que tienen un valor nutricional muy pobre, y se componen en gran parte de azúcares, aceites vegetales, grasas trans, calorías vacías…

Cuando se habla de alimentos procesados se hace referencia a que éstos no están en su estado natural, sino que han pasado por un determinado proceso que ha modificado su apariencia y su cantidad de nutrientes.

Así, resulta interesante conocer cuáles son los verdaderos peligros que los alimentos procesados tienen para la salud, tanto a nivel físico como mental. Lo cierto es que tanto en el medio como en el largo plazo estos pueden ser muy perjudiciales.

Los peligros de los alimentos procesados para la salud

Peligros de los alimentos procesados

En los siguientes puntos señalamos de forma detallada cuáles son los principales peligros de los alimentos procesados y por qué son dañinos para la salud.

Publicidad

1) Contienen demasiado azúcar y fructuosa

Por lo general, los alimentos procesados, tienen un alto contenido en fructuosa; es decir, proporcionan una gran cantidad de azúcares al organismo. Calorías vacías que no aportan ningún tipo de nutriente y que simplemente proporcionan energía.

El azúcar tiene efectos muy perjudiciales en la salud, sobre todo de determinados grupos de población como los niños o los ancianos. Por un lado, aumenta la resistencia del organismo a la insulina. Por otro lado, incrementa los niveles de colesterol en el organismo. Y, por último, favorece la acumulación de grasa. Condiciones que guardan una relación directa con determinados trastornos como la obesidad o la diabetes, entre otros.

2) No generan sensación de saciedad

A diferencia de alimentos saludables como las frutas o las verduras por ejemplo, los alimentos procesados no generan la más mínima sensación de saciedad. Es más, en algunos casos sus componentes químicos generan el anhelo de comer mayor cantidad de la recomendada, dando así lugar a problemas de salud.

3) Apenas contienen fibra

La fibra es uno de los nutrientes más importantes para el buen funcionamiento del organismo ya que favorece el tránsito intestinal. No obstante, durante el procesamiento de los alimentos éstos pierden un alto porcentaje de su fibra natural.

Por lo tanto, este tipo de alimentos favorecen en gran medida trastornos como el estreñimiento, además de otros relacionados con el aparato digestivo.

4) Son adictivos

Se han dado casos de personas adictas a los alimentos procesados; una situación muy similar a la que presentan aquellas que tienen adicción al alcohol o a las drogas.

Esto se explica porque durante su consumo la dopamina liberada por el organismo toma el control del cerebro, estimulándolo y generando la necesidad de ingerir cantidades cada vez mayores de este tipo de alimentos. En parte, por el glutamato monosódico del que ya hablamos anteriormente.

5) Su contenido en carbohidratos refinados es alto

Uno de los principales peligros de los alimentos procesados para la salud tiene que ver con su alto contenido en carbohidratos refinados. Mientras los carbohidratos complejos son beneficiosos para el organismo en su conjunto, los refinados resultan muy dañinos.

La razón es que se digieren de forma muy rápida, lo que da lugar a un aumento repentino de glucosa en sangre. De este modo, una vez dichos alimentos han sido digeridos y los niveles de glucosa han vuelto a sus valores normales, se siente de nuevo el deseo de consumirlos.

6) Tienen un valor nutricional muy bajo

Los alimentos naturales aportan un gran número de propiedades y beneficios al organismo, de forma que son muy beneficiosos para su funcionamiento.

No obstante, en el caso de los alimentos procesados, se les añade un gran número de nutrientes artificiales con el objetivo de compensar aquellos que se han perdido durante el procesamiento. Sin embargo, en ningún caso son un correcto sustito ya que el organismo no es capaz de absorberlos adecuadamente.

7) Contienen una gran cantidad de grasas

Si por algo se caracterizan los alimentos procesados es porque contienen una gran cantidad de grasas trans, las cuales provocan la inflamación del organismo, al mismo tiempo que favorecen el envejecimiento tanto de la piel como de las células.

8) Tienen un alto porcentaje de aditivos químicos

Otra de las características propias de los alimentos procesados es la gran cantidad de aditivos químicos que contienen. Unos de los más habituales son los saborizantes; sustancias que aportan un determinado sabor a los alimentos, y que en muchos casos son los que generan la adicción a los mismos.

También te puede interesar:  Alimentos de moda en 2018

También los conservantes para que los alimentos duren intactos un periodo de tiempo más largo. Y, por supuesto, los colorantes; se utilizan ampliamente para darles un color más llamativo y que de este modo resulten más apetecibles.

9) Aportan demasiadas calorías

El consumo de alimentos procesados es cada vez más frecuente en personas de todas las edades. Así, investigaciones recientes han estimado que la ingesta diaria de calorías se ha incrementado en un 20% en las últimas décadas.

10) Aumentan los niveles de colesterol LDL

Y, por último este tipo de alimentos favorecen el incremento de los niveles de colesterol LDL, el cual se acumula en las arterias. Una situación que, de prolongarse en el tiempo, puede dar lugar a enfermedades coronarias a causa de la obstrucción de las arterias.

Enfermedades a causa de los alimentos procesados

El consumo de alimentos procesados de manera continuada en el tiempo puede dar lugar a distintos trastornos de salud, siendo los más habituales los que señalamos a continuación.

Obesidad

La obesidad está estrechamente vinculada con los alimentos procesados

Una de las causas más directas del consumo de este tipo de alimentos, tanto en niños como en adultos, es la obesidad. Es precisamente esta una de las principales enfermedades del Siglo XXI, con cifras alarmantes en algunos países como Estados Unidos.

La obesidad, además de perjudicar a la calidad de vida de quien la padece, puede dar lugar a muchos otros trastornos en el medio y largo plazo, como por ejemplo problemas de movilidad o dificultades respiratorias.

Problemas cardiovasculares

Los alimentos procesados favorecen en gran medida el incremento de los niveles de colesterol LDL en las arterias. Una situación de alto riesgo ya que en caso de obstrucción de las arterias pueden desarrollarse trastornos graves como ataques al corazón.

Envejecimiento prematuro

El consumo de este tipo de alimentos también favorece el envejecimiento prematuro tanto de la piel como de las células. Así, aparecen precoz los primeros signos de envejecimiento, como las arrugas o las líneas de expresión.

Los alimentos procesados más perjudiciales

Los alimentos procesados más perjudiciales

A continuación hemos recogido cuáles son los alimentos procesados que resultan más dañinos para el organismo. Se debe evitar su consumo en una dieta saludable y equilibrada para minimizar el riesgo de sufrir enfermedades físicas y/o mentales en el medio o largo plazo.

  • Patatas fritas: las patatas fritas son uno de los alimentos más calóricos que existen. Sin embargo, su valor nutricional es muy pobre. Se caracterizan por tener un contenido en sal muy elevado, así como numerosos conservantes. Un consumo continuado y excesivo de patatas fritas puede dar lugar a determinados trastornos como el sobrepeso o enfermedades cardiovasculares.
  • Cereales azucarados: aunque los cereales integrales son uno de los alimentos más beneficiosos que existen, los azucarados se deben evitar. La razón es su alto contenido en azúcares, de forma que favorecen el desarrollo de enfermedades como la diabetes. Además, tienen un aporte calórico muy alto.
  • Hamburguesas: las hamburguesas cárnicas también son en muchos casos alimentos procesados ya que contienen demasiadas grasas saturadas y sal. Para cuidar la salud lo mejor es apostar por el consumo de hamburguesas vegetarianas.
  • Refrescos: a pesar de que la hidratación es clave para que el organismo funcione adecuadamente, los refrescos en ningún caso están recomendados. Se componen de calorías vacías y no aportan ningún tipo de nutriente. Tienen un alto contenido en azúcar, de modo que aumentan los niveles de glucosa en la sangre.
  • Palomitas de microondas: aunque el maíz pueda parecer un producto muy saludable, lo cierto es que las palomitas de microondas no lo son tanto. Tienen una gran cantidad de grasas trans, sal y conservantes. Además, determinadas marcas incluyen en su formación diacetil, una sustancia que puede causar daños al sistema respiratorio.

Conclusión

Tal y como hemos señalado, los alimentos procesados resultan muy perjudiciales para la salud, por lo que es recomendable evitar su consumo. Mejor optar por una dieta saludable y equilibrada, con verduras y frutas de temporada, así como carnes magras, pescados y cereales integrales.

La alimentación juega un papel fundamental en el estado de salud de una persona, por lo que es esencial cuidarla al máximo. Además, para llevar un estilo de vida saludable, se aconseja practicar ejercicio físico con frecuencia; basta con dedicar 30 minutos diarios a caminar para obtener grandes resultados.

10 peligros de los alimentos procesados
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar