Medicina forense

Toda la información sobre la medicina forense: qué es, campos de actuación, capacidades y competencias del médico legal...

La medicina forense, también denominada medicina legal, es una rama de la medicina cuyo principal objetivo es el de ayudar al paciente en el campo de la justicia. Del mismo modo, se encarga de ayudar a la justicia en su actuación ante las afecciones del paciente que precisen de algún tipo de delimitación en el ámbito de la justicia.

Hay quienes consideran que el médico forense únicamente se ocupa de realizar autopsias. No obstante, este tipo de profesionales trabajan en áreas muy distintas. Entre sus tareas diarias se encuentran la de delimitar diversas patologías y lesiones tales como: valoraciones de lesiones derivadas de accidentes de tráfico, violanciones, incapacidades civiles; valoraciones de internamientos psiquiátricos; determinación de la contingencia tanto laboral como no laboral en un determinado proceso de enfermedad; e invalidez laboral.

Historia de la medicina forense

El origen de la medicina forense como tal se sitúa en el Siglo XVI en Alemania. La Ley Carolina promulgada por Carlos V en el año 1532 establecía que los médicos, generalmente barberos de la época, debían intervenir sobre los cadáveres si la muerte se producía a raíz de un homicidio; al culpable se le imponía una pena proporcional a las lesiones.

Los grandes avances en la medicina forense se dieron en el Siglo XIX. Mateo Orfila, conocido como el padre de la toxicología, publicó el “Tratado de medicina legal” en el año 1847.

En España, el Cuerpo Nacional de Médicos Forenses tiene su origen en la Ley de Sanidad de 1855, la cual llegó de la mano de Pedro Mata, primer catedrático de medicina legal de la universidad de Madrid.

Publicidad

Actualmente los médicos forenses son un Cuerpo Nacional de titulados superiores que prestan servicio a la Administración de la Justicia. Son por tanto funcionarios de carrera que prestan sus servicios en Juzgados, Tribunales, Fiscalías y Oficinas del Registro Civil.

¿Qué es?

La medicina forense es la rama de la medicina que aplica los conocimientos tanto médicos como biológicos necesarios para la resolución de distintos problemas planteados por el Derecho. Así, el médico forense presta sus servicios a jueces y tribunales en la Administración de la Justicia.

Perfil profesional y competencias del médico forense

Competencias del médico forense

Para ejercer como médico forense es condición indispensable realizar estudios de medicina y especializarse en la medicina legal y forense.

Por supuesto, este tipo de profesionales deben mostrar un gran interés por la ciencia, sobre todo en los campos de la química y la biología.

Además, tienen que tener capacidad tanto para comunicar como para trabajar en equipo; por lo general, los médicos forenses llevan a cabo sus funciones en colaboración con otros profesionales como jueces o abogados de tribunales superiores, entre otros.

La fortaleza emocional es otra cualidad recomendable para ser médico forense; determinadas situaciones obligan a enfrentarse a casos realmente angustiantes.

Competencias

A continuación señalamos las principales competencias con las que debe contar un médico forense.

  • Capacidad de concentración y atención ya que en ocasiones las funciones a realizar requieren de estudios y análisis minuciosos.
  • Capacidad de prestar la máxima atención a los detalles.
  • Habilidad para resolver problemas y adaptarse a diferentes situaciones.
  • Capacidad para comunicar tanto de forma oral como escrita.

Áreas de la medicina forense

La medicina forense se divide en tres grandes campos, los cuales explicamos de forma detallada a continuación.

Lesiones

En el campo de las lesiones y los accidentes, un examen forense tiene como principal objetivo delimitar el daño sufrido por la persona, además del mecanismo mediante el cual se ha producido y cuál ha sido el origen del mismo.

De este modo, el médico forense determina el modo en el que se han producido las lesiones, además de las características propias de las mismas y las repercusiones que gan generado.

En determinadas ocasiones, el médico forense también se encarga de determinar la valoración de una potencial discapacidad, además de sus repercusiones en el ámbito legal, social y laboral.

Psiquiatría

Medicina forense y psiquiatría

En cuanto al campo psiquiátrico, el médico forense colabora con la justicia para valorar aquellos procesos que de algún modo afectan de manera negativa a las capacidades tanto cognitivas como voliticas de la persona.

Su actuación puede ser determinante en diversos procesos tales como la valoración de la capacidad de una persona para testar, la valoración del contexto legal en el que se produce un internamiento psiquiátrico, la valoración del acoso laboral o escolar…

Autopsia

Y, por último, el campo de la medicina forense más conocido por todos: el de la autopsia. El médico forense debe verificar el fallecimiento de la persona. Además, analiza y determina las causas, tanto naturales como violentas, así como el modo en el que se ha producido la muerte.

Otras de sus funciones son la de identificar a las víctimas, legalizar el proceso de fallecimiento y del embalsamiento.

Conocimientos forenses especializados

El médico forense debe contar con la formación y preparación científica adecuada acerca del funcionamiento del cuerpo humano. Al igual que en cualquier otro ámbito de la medicina, existen diversos campos de especialización.

  • Toxicología: es aquella que estudia los efectos producidos en el organismo a causa de productos tóxicos o venenosos.
  • Balística: esta rama de la medicina forense estudia la trayectoria, el alcance y los efectos de los proyectiles o balas.
  • Serología: se encarga de realizar los análisis de sangre.
  • Psiquiatría forense: su principal objetivo es el de establecer el estado de las facultades mentales del individuo, con el fin de delimitar su grado de responsabilidad penal y capacidad civil.
  • Sexología forense: estudia la vinculación de problemas sexuales relacionados con la justicia, como los delitos sexuales.
  • Lesionología: se encarga de la investigación del mecanismo mediante el cual se han formado heridas, teniendo para ello en cuenta las pruebas, los testimos y la reconstrucción de los hechos.
  • Tanatodiagnóstico: evalúa el transcurso del tiempo en relación con la evolución de destrucción de un determinado cuerpo.

Autopsia

Autopsia

Ahora vamos a centrarnos en este campo de la medicina forense. El principal objetivo de esta rama es la de conocer la causa de la muerte de la víctima. Durante el procedimiento, toma diversas fotografías del cuerpo para detectar cualquier tipo de anomalía, tales como heridas o restos de sangre.

Tipos de autopsia

Existen dos tipos de autopsia diferentes, los cuales resulta interesante conocer.

  • Médico legal: requiere de orden judicial para su realización. Durante el procedimiento, el médico forense estudia de forma minuciosa el aspecto externo del cádaver. Por lo general no hay diagnóstico previo y no requiere de la historia clínica de la víctima para interpretar los hallazgos. Su principal fin es el de investihar la causa inmediata de la muerte y la forma en la que se ha producido.
  • Clínica: este tipo de autopsia no requiere de orden judicial. En este caso no es necesario realizar un estudio minucioso del aspecto externo del cadáver. A diferencia de la autopsia médico legal, sí existe un diagnóstico previo y es indispensable contar con la historia clínica de la víctima para interpretar los hallazgos realizados. La autopsia clínica busca establecer la relación existente entre el síntoma y la lesión que ha conducido a la muerte.

Formas de muerte

Se diferencian entre cuatro tipos de muerte ordinarias.

Natural

En este caso no existe ningún tipo de violencia ni descato a las leyes tanto biológicas como humanas.

Criminal

Tal y como su propio nombre indica, se trata de un tipo de muerte violenta, en la que sí existe un desacato a las leyes humanas y biológicas.

Accidental

En lo que se conoce como muerte accidental existe tanto violencia como transgresión, aunque de modo involuntario, a las leyes naturales y humanas.

Suicidio

En el caso del suicidio, existe violencia y transgresión, quizá de forma involuntaria, de las leyes humanas y natirales. Se distinguen diferentes tipos de suicidio.

  • Narcisista: se conoce como tal a aquel individuo que lleva a cabo dicha acción con el único propósito de ser recordado y de aparecer en los medios de comunicación.
  • Jugador: es aquel individuo, generalmente ludópata, que opta por el suicidio después de perlo todo.
  • Imitado: por lo general es un individuo que sufre neurosis, y que encuentra en el suicidio un acto para ser imitado.
  • Culpable: un individuo que siente culpable por una determinada causa y que opta por el suicidio.
  • Deprimido: es aquel individuo que sufre un trastorno de depresión crónico y que únicamente encuentra la solución a su enfermedad en el suicidio.
  • Desahuciado: un individuo que se siente enfermo y/o mayor, y que considera el suicidio la mejor opción para poner fin a su sufrimiento.

Ética del médico forense

Los médicos legales tinenen la responsabilidad de ser objetivos e imparciales en las observaciones que realizan. Además, a la hora de emitir juicios tanto a favor como en contra deben tener en consideración sus principios, sin prestar atención a ningún tipo de reclamo por parte de una persona, o de la sociedad en su conjunto.

Este tipo de profesionales deben actualizarse de manera constante mediante la evaluación de comités de bioética tanto locales como nacionales.

Por lo general, los médicos forenses colaboran con instituciones como la Comisión Nacional de Arbitraje Médico. Actúan a modo de mediadores entre el acusado y el acusador, formando parte del peritaje acerca de sospechas o acusiones de negligencias médicas.

Medicina forense
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar