Manchas en el glande

Todo lo que necesitas saber sobre manchas en el glande, de todos los tipos (sin dolor, sin picor, escamosas, etc) y colores (rojas, blancas, oscuras, etc).

A lo largo de la vida, el pene puede presentar diversas variaciones en su color o textura. Entre las más comunes resalta la aparición de manchas en el glande que, si bien no están siempre asociadas a enfermedades malignas, suelen desatar un estado de angustia y miedo en el hombre debido a su incapacidad para determinar qué son, qué las producen o qué consecuencias pueden traerle.

Lo cierto es que ante cualquier hallazgo sorpresivo en la piel o cualquier otra parte del pene es preciso mantener la calma y evitar en la medida de lo posible los pensamientos negativos y las conclusiones anticipadas, ya que las manchas en el glande suelen ser uno de los motivos más comunes de visita al urólogo y también uno de los menos inofensivos. Dicho esto, te invitamos a continuar leyendo este artículo de Esalud para que te informes responsablemente sobre todo lo que necesitas saber de las manchas en el glande.

Síntomas de las manchas en el glande

Para determinar la causa de las manchas en el pene es sumamente importante que la persona identifique si la aparición de esta condición coincide con la manifestación de otros síntomas, por lo que es importante que prestes atención a los siguientes detalles:

  • La forma de las manchas, si son alargadas, redondas, planas o de bordes irregulares.
  • Picazón en las manchas.
  • Dolor en el glande.
  • Secreción de alguna sustancia a través de la mancha o a través del pene.
  • Si la formación de la mancha ha ocurrido después de un golpe, lesión o uso de nueva ropa íntima.

En caso de presentar cualquiera de los síntomas o características anteriormente mencionadas es importante conversarlo explícitamente con el médico, ya que estos detalles le permitirán ofrecer un diagnóstico más certero.

Causas de las manchas en el glande

Causas de las manchas en el glande

Golpes o traumatismos

Una de las causas más comunes de las manchas en el glande son los golpes o cualquier tipo de lesión que pueda ocurrir en esta zona del cuerpo y que originan la formación de un hematoma. El uso de juguetes sexuales también está asociado a esta condición, sobre todo la bomba de vacío, accesorio que puede causar lesiones en el pene debido a la excesiva succión del mismo.

Este tipo de manchas suele formarse progresivamente y desaparecen por sí solas con el paso del tiempo, como cualquier otro hematoma. En caso de que la mancha causada después de una lesión persista en el tiempo será necesario acudir al médico.

El eczema

El Eczema o dermatitis es una condición dermatológica cuya causa es desconocida y aunque suele presentarse en otras partes del cuerpo también puede manifestarse en la piel del glande. Por lo general, cuando las manchas del pene son causadas por esta condición se presenta una irritación al estar en contacto con cremas, jabones o al atravesar un periodo de fuerte estrés.

Entre los factores que pueden desencadenar una crisis de dermatitis atópica en la punta del pene resalta el uso de condones y jabones de higiene. Las manchas causadas por el eczema se caracterizan por ser rojas, escamosas y de bordes no definidos. Si crees que esta puede ser la causa de tu afección, deberás marcar una cita con tu médico para que corrobore el diagnóstico y recete un tratamiento tópico que detenga la irritación.

Prostatitis bacteriana

Cualquier infección en las vías urinarias puede convertirse en una prostatitis bacteriana, nombre con el que se conoce en medicina a la inflamación de la glándula prostática. Sin embargo, cualquier bacteria puede desencadenar esta afección, razón por la cual entre sus causas también se deben tener en cuenta las infecciones de transmisión sexual, la bacteria E. coli y mantener relaciones sexuales con distintas personas.

La prostatitis bacteriana suele identificarse rápidamente por sus síntomas, ya que además de causar manchas en el glande, se caracteriza por producir fiebre, escalofríos, ardor al orinar, orine de olor fétido, dolor al eyacular, inflamación abdominal, enrojecimiento de la piel. La prostatitis bacteriana, al igual que toda infección, debe tratarse a través del consumo de antibióticos, los cuales pueden ser recetados por el médico durante 2 y hasta 6 semanas.

Sífilis en etapa inicial

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria que puede llegar a afectar labios, genitales, ano y boca y puede aparecer tanto en hombres como en mujeres. Cuando una persona recién ha contraído sífilis es común que evidencie la formación progresiva de una llaga pequeña, roja e indolora. No obstante, pasados algunos días después de la infección, la persona comenzará a presentar los síntomas más característicos, tales como inflamación de los ganglios linfáticos y erupción en la piel.

También te puede interesar:  Enfermedad de Peyronie

La sífilis rara vez produce daños irreparables en la salud y si se diagnostica a tiempo puede tratarse rápidamente con la ingesta de antibióticos que fortalezcan el sistema inmune y combatan las bacterias causantes de la infección. Si sospechas que puedes tener esta ETS, acude de inmediato al médico y evita tener relaciones sexuales.

Lentigos o máculas melanóticas

La piel del glande es mucho más sensible que la del resto del cuerpo, razón por la cual es propensa a sufrir erupciones que pueden provocar manchas en el glande. Lo lentigos forman parte de las manifestaciones dérmicas que pueden afectar el pene y consisten en una hiperpigmentación benigna que causa manchas muy pequeñas de forma irregular y agrupadas en una misma zona.

Los lentigos suelen ser de crecimiento muy lento y resultan inofensivos para la salud, razón por la cual en la mayoría de los casos no requieren tratamiento. Esta condición se cataloga benigna y no se asocia a ningún tipo de cáncer de piel.

Herpes genital

El herpes genital es una de las causas más comunes de úlceras y manchas en el glande. Se trata de una infección de transmisión sexual, razón por la que basta con estar en contacto con el pene, la vagina, la piel, el ano o la boca de una persona infectada ara estar en riesgo de contraer la enfermedad.

Entre los principales síntomas del herpes genital está la aparición de ampollas o erupciones genitales, disminución del apetito, fiebre, dolores musculares y ganglios linfáticos inflamados Lamentablemente, esta enfermedad no tiene cura, sino que se trata a través del suministro de medicamentos que combaten la acción del virus para evitar los brotes de lesiones dérmicas.

Tipos de manchas en el glande

Tipos de manchas en el glande

Manchas en el glande con comezón

Algunas veces las manchas en el glande vienen acompañadas de una picazón en el pene que suele estar asociada a la presencia de hongos. Cuando esto ocurre por lo general se trata de afecciones como la candidiasis, una enfermedad de transmisión sexual que además causa secreciones y mal olor genital. La candidiasis se trata fácilmente a través de la administración de medicamentos antimicóticos que eliminan el hongo.

También puede ocurrir que las manchas en el glande se acompañen de picazón cuando son causadas por el virus del papiloma humano, mejor conocido como VPH. Sin embargo, el síntoma más característico del VPH es la aparición de verrugas genitales en el pene que aumentan progresivamente de tamaño y pueden causar comezón o irritación dérmica. Sn muchas las alternativas que existen para tratar el virus del papiloma humano y van desde tratamientos tópicos hasta tratamientos quirúrgicos con láser.

Manchas en el glande con dolor

Siempre que una mancha en el glande se presente acompañada de dolor es razón suficiente para acudir al urólogo. La balanitis, la sífilis y el VPH son las afecciones más comunes asociadas al dolor genital acompañado de lesiones en la piel del glande. El tratamiento de estas manchas dependerá de la causa de su origen.

Manchas que cambian con el tiempo

Puede ocurrir que al hallar una mancha en el glande esta comience a cambiar con el paso del tiempo, presentando variaciones en su forma, color o textura, por esta razón es importante estar siempre atentos a cualquier modificación que pueda presentar dicha manifestación.

El cáncer de pene es quizás uno de los menos frecuentes, sin embargo, existe y hay que estar alertas acerca de sus síntomas y primeras señales. Por lo tanto, cualquier lesión que venga acompañada de irritación o de cambios en su forma necesita ser revisada cuanto antes por un urólogo para descartar cualquier bulto o protuberancia que esté asociada a procesos malignos.

Cómo tratar las manchas en el glande

Tratamiento para las manchas en el glande

Aunque las manchas en el pene suelen ser lesiones inofensivas asociados a procesos benignos, no deben tratarse por cuenta propia, sino que resulta necesario acudir al urólogo para que dicho experto realice un chequeo exhaustivo de la lesión y pueda concretar un diagnóstico con éxito.

Debido a que las manchas en el glande pueden estar causadas por diversas afecciones, el tratamiento de las mismas dependerá del origen de la lesión. Cuando la causa de esta condición es una infección se suele recetar el consumo de antibióticos, sin embargo, cuando se trata de un hongo lo adecuado es utilizar tratamiento antimicótico para combatir los microorganismos. Asimismo, las manchas en el glande ocasionadas por irritación o alergias en la piel se deben combatir con el uso de cremas tópicas recetadas por un especialista.

Lo cierto es que, si después de leer este artículo, presentas otros síntomas adicionales a manchas en el pene, o crees que puedes tener algunas de las condiciones anteriormente mencionadas, lo mejor será que marques una cita con tu médico para hacerte con un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Manchas en el glande
4 (80%) 3 votos


Te podría interesar

Publicidad