Bradicardia sinusal

La bradicardia sinusal es una afección que se origina en el marcapasos natural del corazón, conocido como nodo sinusal. Te explicamos por qué ocurre esta enfermedad y cuál es el tratamiento habitual.

Los latidos del corazón se originan en las cámaras superiores que se llaman aurículas. A esta zona del músculo se le conoce con el nombre de nodo sinusal y es responsable de mantener el latido regular e inalterable. Cuando el seno se ve afectado ocurren una serie de problemas en el ritmo cardíaco que alteran la normalidad de los latidos y los hacen más lentos, a esta afección se le conoce como bradicardia sinusal.

El corazón lento no es más que un tipo de arritmia usualmente benigno y, aunque muchas personas suelen alarmarse ante el diagnóstico, el pronóstico de esta enfermedad es alentador, pues no representa un riesgo mayor para el funcionamiento correcto del corazón. ¿Quieres saber más? Descubre todo lo que necesitas saber sobre la bradicardia sinusal en este artículo de eSalud.

¿Qué es la bradicardia sinusal?

El ritmo normal de un corazón en reposo debe ser entre 60 y 200 latidos por minutos. Cuando se dice que una persona tiene bradicardia o corazón lento es porque su ritmo cardíaco se ve afectado y el corazón late menos de 60 veces por minuto. No todas las personas con una frecuencia cardíaca inferior a 60 latidos por minuto sufren de bradicardia, por ejemplo, los deportistas o adultos muy saludables suelen tener un ritmo del corazón más lento sin presentar ninguna anormalidad en el funcionamiento del nodo sinusal.

La bradicardia sinusal es la enfermedad más común del nodo sinusal y ocurre cuando dicho nodo, por diversas causas que explicaremos más adelante, reduce sus impulsos eléctricos, lo cuales son responsables de hacer que lata normalmente el corazón. También puede ocurrir que el nodo presente una pausa que le impida enviar los impulsos de forma normal, que el impulso se bloquea antes de que las aurículas del corazón se contraigan o que exista una combinación de ritmos cardíacos acelerados y lentos, es decir, taquicardia y bradicardia.

Síntomas del corazón lento

Al leer la definición de bradicardia sinusal uno puede inferir que la persona que la padece siente como su corazón disminuye el ritmo de los latidos y se hace lento. Lo cierto es que no, de hecho, la bradicardia sinusal no suele presentar síntomas y es diagnosticada en la mayoría de los casos durante un chequeo médico de rutina. Cuando el corazón lento se acompaña de síntomas por lo general está asociado a otras afecciones secundarias, al consumo de medicamentos, a defectos congénitos del nodo sinusal, a la disminución del tono simpático o a un tono vagal excesivo. Cuando la bradicardia es sintomática suele reconocerse por los siguientes síntomas:

Publicidad
  • Angina de pecho.
  • Mareos.
  • Desmayo.
  • Confusión mental.
  • Fatiga.
  • Palpitaciones.
  • Vértigo.
  • Dificultad para respirar.
Ante la presencia de cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente y un ritmo cardíaco inferior a 60 latidos por minuto es indispensable marcar una cita con el médico de cabecera para buscar el origen de la bradicardia sinusal y comenzar un tratamiento efectivo.

Causas de la bradicardia sinusal

Las causas de la bradicardia sinusal son diversas, en ocasiones se presenta como una condición benigna a causa de hábitos positivos para la salud como el ejercicio. Otras veces el corazón lento es producto del envejecimiento y empieza a manifestarse a partir de los 50 años. Asimismo, existen personas que experimentan una bradicardia sinusal repentina al enterarse de una noticia desagradable y luego su frecuencia cardíaca recupera por sí sola la normalidad.

También te puede interesar:  Cardiomegalia

También puede ocurrir que esta enfermedad sea dada por algún tipo de cardiopatía congénita, defecto fisiológico del seno sinusal o enfermedades secundarias que, si bien no se originan en el corazón, afectan el ritmo cardíaco. Entre las causas más comunes de la bradicardia encontramos:

  • Disfunción de la glándula tiroides que causa hipotiroidismo.
  • Apnea del sueño.
  • Entrenamiento físico intenso.
  • Medicamentos que bloquean los canales de calcio, betabloqueantes y antiarrítmicos.
  • Cicatrización del tejido del miocardio.
  • Hipertensión arterial.
  • Fiebre reumática.
  • Lupus.
  • Hipertensión cerebral.
  • Síncope.
  • Falta de oxígeno.
  • Vómitos.
  • Cirugías coulares.
  • Meningitis.
  • Envejecimiento o ser mayor de 50 años.
  • Tumores en el cuello o en el tórax.
  • Depresión.

Cómo se trata la bradicardia sinusal

Cuando se diagnostica una alteración en la frecuencia cardíaca, por más benigna que parezca, es necesario realizar una serie de exámenes para chequear el estado de salud del corazón. Es posible que el médico ordene la realización de un electrocardiograma para saber dónde se origina la bradicardia y qué la está causando.

Electrocardiograma para detectar bradicardia sinusal

Cuando el latido es excesivamente lento es común que el especialista ordene un monitoreo Holter para diagnosticar pausas prolongadas en la frecuencia cardíaca y taquicardias. Una vez que se examine todo el corazón y se compruebe que no hay ninguna anomalía la persona puede llevar su vida sin necesidad de tratamiento, no obstante, existe la posibilidad de que el médico suspenda el consumo de algunos medicamentos que puedan ser responsables de la bradicardia sinusal.

Cuando la bradicardia sinusal es sintomática y está comprometiendo la calidad de vida y el estado de salud del corazón resulta importante buscar alternativas que corrijan la bradicardia. Por lo general esto ocurre cuando el corazón lento es producto de un problema en el nodo sinusal y la forma correcta de tratar estas afecciones es recetando medicamentos como la Atropina o colocando un marcapasos artificial.

Marcapasos para tratar la bradicardia sinusal

Los marcapasos son dispositivos muy pequeños que se colocan por debajo de la piel, justo debajo de la clavícula en la parte izquierda o derecha del tórax, según sea necesario. Los marcapasos están formados por una batería y un circuito electrónico, guardados dentro de una cajita metálica, y actúan regulando los latidos del corazón, es decir, ejercen la labor del nodo sinusal que es el marcapasos natural del corazón.

¿Cómo trabaja el marcapasos? Un marcapasos está constantemente monitoreando la frecuencia cardíaca y cuando detecta que el ritmo se está haciendo lento envía un impulso eléctrico al corazón para que lo corrija. La señal que transmite el marcapasos es totalmente imperceptible y hoy en día os marcapasos más modernos pueden ser ajustados por los especialistas médicos para que funcionen de acuerdo a patologías específicas.


Te podría interesar