Orinar en la piscina es peligroso para la salud

Un estudio ha demostrado las razones por las que es peligroso orinar en la piscina para la salud.

Todo el mundo, aunque cueste admitirlo, ha sentido alguna que otra vez ganas de orinar en el interior de la piscina. Inclus nadadores de élite de la talla de Michael Phelps han admitido hacerlo alguna vez durante los entrenamientos. Hasta ahora era bien conocido por todos que este era un acto muy poco higiénico; claro que se desconocía que orinar en la piscina también puede ser peligroso para la salud.

Las razones por las que orinarse en la piscina es peligroso para la salud

Peligros de orinar en la piscina

Un estudio ha demostrado que la reacción química de la orina con el cloro da lugar a una sustancia que se ha vinculado de manera directa con trastornos del aparato respiratorio como el asma. Dicha sustancia se denomina tricloruro de nitrógeno, y se forma cuando la urea de la orina entra en contacto con el cloro.

Una sustancia con un grado de sensibilidad muy alto; tan sólo es necesario un ligero golpe o la exposición a la luz del sol para que explote. Por suerte, tan sólo el tricloruro de nitrógeno puro da lugar a esta reacción.

Así, el estudio señala que eta reacción química, además de otras sustancias que se forman al orinar en el agua de la piscina, se relacionan con la irritación tanto de los ojos como de las vías respiratorias superiores.

También te puede interesar:  Consejos para cuidar las piernas en verano

Es más, el olor que generalmente se vincula con el de una piscina, que la gran mayoría de nosotros relacionamos con la presencia de cloro, se debe realmente al tricloruro de nitrógeno.

¿Quiénes son los grandes afectados?

Este mismo estudio apunta a que son los socorristas son los grandes afectados por este hecho. Son precisamente los trabajadores de las piscinas quienes presentan más indicios relacionados con problemas respiratorios, así como quienes sufren con mayor frecuencia trastornos laborales vinculados con las vías respiratorias superiores.

Para demostrar a la población que orinar en la piscina no es un hecho aislado de unos pocos, los investigadores se encargaron de medir el nivel de orina en el agua de una piscina de 830.000 litros. Pues bien, en este caso, contenía nada más y nada menos que 75 litros de orina.

Es por tanto importante concienciar a la población de que no se debe orinar en la piscina; en el caso de los padres, es esencial inculcar este hecho a los más pequeños desde la infancia. En todas las piscinas existen baños públicos a los que se puede acudir para orinar, de modo que no es en absoluto necesario hacerlo en el agua.

Orinar en la piscina es peligroso para la salud
5 (100%) 1 voto


Te podría interesar

Publicidad